DESDE EL BURLADERO.

0
59
RELLENO DE ESTERO DE URIAS III.jpg

SE INUNDAN TRES COLONIAS: PRIMERA LLAMADA.
– Hay cuando quieran la Profepa, la PGR y la Conagua.
– Sigue el relleno criminal, y nadie hace algo.
Alfredo Ramírez O.
El desbordamiento del estero del Infiernillo, motivo de la alta marea, que vino a tener repercusiones en tres asentamientos de la Isla de la Piedra, es decir, al otro lado del canal, y donde el Infiernillo va a amanuarse hasta el estero de la Sirena; sin ser temporada de lluvias, es la primera advertencia que está haciendo la naturaleza.
Poco más de cuarenta familias vieron con pánico como el agua invadía sus calles, se introducía a sus humildes viviendas y no nada más el agua: alacranes, que por lo general salen en temporada de calor, culebras y, dicen, hasta un pequeño cocodrilo.
No tenemos por qué echarla la culpa a las mareas atípicas señores. Ya sabemos que estamos, después de siete años, ante el fenómeno del Niño, donde si va a haber lluvias serán torrenciales y si va a hacer calor, este será infernal.
Lo que no se quiere reconocer es el relleno que se sigue haciendo en los cuerpos de agua cercano, donde ya se tragaron las marismas y se están tragando los cuerpos de agua.
Sólo una autoridad ciega, como la nefasta Profepa, cuya exquisita delegada le tira la bolita a la Conagua y esta se hace ciega, loca y sordomuda; no quieren darse cuenta.
Para ella es más fácil andar correteando vendedores en Maviri, o por el Valentinos; cuidando de que no afecten el ambiente los que toman cerveza en las playas o tiran por ahí un hueso de mango, que los rellenos criminales que hacen una bola de individuos en los esteros de la Sirena, como se ve un día si y otro también. O como las patéticas imágenes de inconscientes que vacían camiones de volteo con escombro en las orillas de la Redonda.
Ojala y cuando esa gente se ahogue, porque con un ciclón se tienen que morir si no salen a tiempo; no salgan a desgarrarse las vestiduras echándole la culpa al municipio. Aunque, claro, este también tiene su parte de responsabilidad.
Recuerdo, como todos los viejos vamos a sacar a flote los recuerdos; cuando de pequeño íbamos a una propiedad en la calle principal de la colonia Klein, a escasos cien o ciento cincuenta metros del templo de Nuestra Señora de Guadalupe, y veíamos con fascinación como al bajar el nivel de la marisma salían cientos de cangrejitos a invadir nuestro patio. Hoy ese patio da a una enorme mancha de pavimento que fue a unirse a lo que hoy es la Juan Pablo Segundo. Todo eso se trago el progreso.
En la tienda de Francisco Manjarrez, en la orilla de la Casa Redonda, enfrente había una hilera de casas de madera a cuyos patios llegaba el agua de la marisma, cuando era tiempo de calor y marea baja, la cruzábamos para irnos caminando hasta la Quinta Chapalita y de ahí por la misma marisma a una zona donde había granjas de pollos y de ahí al famoso y pestilente Rastro. Hoy de punta a punta hay una impresionante cantidad de casas y siguen rellenando.
Ahh pero pobrecitos, son gentes que tienen una necesidad de vivienda; y cuando se les ofrece una alternativa en otro sitio de la ciudad, no quieren.
Quieren ahí, a fin de cuentas dicen las alimañas que los dirigen y manipulan, hace más de treinta años que no pasa nada. Y como no ha pasado nada, las nefastas autoridades que mal gobiernan los dejan. Ya vendrán elecciones!. Así pues la Profepa no interviene porque como son aguas nacionales, no tiene nada que ver con proteger el medio ambiente, mejor nos vamos a cuidar que algún ciudadano mal nacido nos contamine tirando un palito de mango o un hueso en la playa, no vayan a desequilibrar los ecosistemas!.
Y la Conagua, con su clásico que les falta personal y esas invasiones en zonas de marismas tienen que ver con protección ambiental.
Y el municipio; como el chinito: nomás milando! No vaya a ser que nos acusen de represores si vamos y los sacamos a punta de macanazos, mejor vamosle dando agua para que tengan como bañarse y lavar sus miserias, y luego orientémoslos para que pongan postes de energía eléctrica!
Cuando se vengan los graves fenómenos hidrometeorológicos, van a pretender darles solución a la bronca; llevándolos primero a algún albergue y luego parándose el cuello llevándoles cobijas, despensas y hasta escobas y cepillos para que limpien el cagadero.
La Profepa, el municipio y la propia Conagua; deben por salud pública interponer una denuncia colectiva ante la PGR.
Ecología municipal ya lo hizo a principios de año ante la Profepa, donde la chula, al ser cuestionada en Mazatlán por los reporteros dijo que ahí debería de intervenir la Conagua y que cuando revisaran la denuncia verían si la turnaban. ¡Que chulada!.
Mientras esto pasa; hechos como el “es que en toda la historia no había pasado” (Comisario Sic ) ocurrirán de manera más continua. Si no, al tiempo compa, al tiempo.
LA DEL ESTRIBO:- El día que salió la convocatoria vimos a seis ciudadanos dispuestos a sacrificarse en beneficio de partido. Ayer, cuando menos en el feis se supo de otros cuatro. Imagínese cuantos desfilarán de aquí al 23!. Ay cuanto amor por el partido. HLP…DM