DESDE EL BURLADERO.

0
42

DESDE EL BURLADERO.

NO QUIEREN PERDER EL HUESO, LAS CHUSMAMAFIAS ELECTORERAS.

– Piden a gobernadores priistas convenzan a sus diputados de oponerse a la propuesta del PAN y PRD para crear un Instituto Nacional de Elecciones.
– No quieren quedarse sin chamba ni privilegios, pues ¿Dónde se la encuentran más cuichi?.

Alfredo Ramírez.

Acudieron presurosos a la convocatoria hecha por la presidenta del Instituto Electoral del D.F,. quien los invitaba a “analizar” las propuestas para la creación de un Instituto Nacional Electoral que han presentado en primer lugar el PAN, y luego el PRD.

Además de analizar la propuesta se buscaba crear un frente de organismos electorales estatales para resistir la iniciativa.

Los diputados federales siempre han tenido el control sobre el Instituto Federal Electoral y los congresos locales sobre los Consejos e Institutos Electorales de ese nivel, es decir los que operan en los estados; por eso resulta ridículo pensar que a los consejeros presidentes y sus respectivas chusmamafias les entró de súbito una preocupación imperante por conservar la autonomía estatal, sustentando sus argumentos en que no resulta necesaria la creación de un “monstruo” nacional, como le han dado en llamar, y en aprovechar el “amplio y experimentado capital humano con que se cuenta en las entidades”.

El asunto va más allá: en primer lugar, los grupos que operan los consejos electorales estatales están preocupados por la pérdida de sus fabulosos sueldos y prerrogativas, de las que han vivido por algún tiempo; aún cuando en los órganos centrales operan consejeros que se dicen ciudadanos, son elementos que simplemente se han reciclado, como en el caso de Sinaloa, que a todas luces resulta patético.

Ese es el trasfondo del asunto.

Otro es la preocupación de algunos gobernadores y elites políticas estatales por perder el control y la manipulación de los procesos electorales locales, aun y cuando lo hagan en virtud de los intereses de partido.

Se ve difícil que los diputados federales cedan a los caprichos de estas chusmamafias, cuando en los hechos han demostrado desdén por el propio Instituto Federal Electoral.

Ejemplos hay varios, el último cuando el IFE tuvo que funcionar por poco más de un año con seis consejeros electorales de los nueve a que esta obligado y/oi facultado por la Ley; simplemente los grandes partidos políticos no se ponían de acuerdo sobre los perfiles de quienes habrán de ocupar dichas vacantes.

En este mes puede ocurrir lo mismo si tomamos en consideración que el consejero presidente del IFE, Leonardo Valdez Zurita y los consejeros Alfredo Figueroa, Francisco Javier Guerrero y Macarita Elizondo deberán de concluir su periodo el día 30 de octubre y, a estos cuatro sacrificados servidores públicos habrá de sumarse la vacante que desde hace varios días dejó el procurador General de la República, Sergio García Ramírez al renunciar a su cargo.

¡Imaginese Usted un Consejo General del IFE funcionando solamente con cuatro de los nueve consejeros que señala la Constitución!. Pues eso es casi un hecho.

Los diputados federales tienen otras preocupaciones y ocupaciones.

La principal es la operación de los acomodos geopolíticos para garantizar que las reformas propuestas por el Envaselinado se concreten; y, entre esas reformas destaca la Político-Electoral y; en esta última, el Partido Acción Nacional de la mano con la Izquierda Acomodaticia están buscando acabar con el IFE y los consejos electorales estatales mediante la creación del Instituto Nacional de Elecciones.

Entre las propuestas de AN destaca el quitar la facultad a la Cámara de Diputados para designar a los integrantes de la casta suprema del Instituto, mediante la conformación de un Comité de Evaluación que estará integrado por representantes de la CNDH, INEGI y el Instituto Nacional de Estudios Electorales; quienes habrán de presentar a la Junta de Coordinación Política del Congreso una lista única de acuerdo al número de consejeros a elegir multiplicado por cinco para ser electos en el Pleno.

Otra de las propuestas es uniformar los procesos electorales federales y estatales para economizar recursos y evitar el hartazgo de los ciudadanos de los estados donde no ocurre este fenómeno.

Sobre esto último es casi un hecho que el PRI ceda en las pretensiones de la derecha y la izquierda acomodaticia; cosa que veremos en otra ocasión.

HLP.- Aún cuando todavía no termina de socializar adecuadamente sus propuestas en materia energética; el Pejermineitor programa otra movilización nacional para el 27 y cercos pacíficos civiles en el Senado y posteriormente en los Congresos locales. Ya se va poniendo buena la cosa dice…HLP…DM.