DESDE EL BURLADERO.

0
23
200214- Recibo abuso..jpg

CATASTRO: QUE LAS VÍCTIMAS DEMUESTREN SU INOCENCIA.
– Quemen en el Malhumor a las lacras catastrales.
– La burocracia agrede las garantías más elementales del ciudadano. Para muestra: el módulo instalado en Palacio y el desdén con que tratan a los contribuyentes en la propia oficina de Catastro.
– ¿Cuándo golpeará el escritorio el Alcalde o intervendrá el Gobernador?.
Alfredo Ramírez O.
Resulta asquerosamente sospechoso que, solamente en Mazatlán se estén presentando tal número de casos de ciudadanos agraviados por las barrabasadas, sí barrabasadas, cometidas por Catastro.
Aquí hay una mano diabólico y, en su momento, ávida de mayores recursos.
Resulta inconcebible que ante los agravios en contra de los contribuyentes, todavía el alcalde no golpee la mesa y exija una expedita y pronta solución o pida la intervención del gobernador del Estado.
Don Jorge Montero Gazcón (Cuyo recibo aparece en la imagen de esta entrega) es una persona que el año pasado pagó 34 pesos con 18 centavos por un cuarto de cuatro por cuatro, en su domicilio de Villa Unión valuado en 16 mil 737 pesos. En este año, las lacras le dicen que su cuartito subió a la fabulosa cantidad de 193 mil 674.10 pesos y, por ende, debe de pagar un mil 223 pesos con cinco centavos.
“Por lo que más quiera vayan a ver mi casita, señor”.
La señora Olga Gutiérrez Gutiérrez con domicilio en el callejón Cárdenas del Centro de la ciudad (si, ese Centro que cada día se deprecia más, pero que las lacras catastrales, violando la ley no lo reflejan en los valores) de manera milagrosa, en un solo año el valor de su propiedad paso de 52 mil 500 pesos a 224 mil 910.80 pesos, y, el pago de 242.46 a 584.57 pesos.
“!Que me den ese dinero por mi casa, y se las entrego!”
Estos son solamente dos ejemplos, verificados y constatados de las tropelías cometidas por una institución que, como bien dijera el regidor Humberto Becerra Batista, acaba de demostrar que no tiene la infraestructura suficiente para atender los reclamos de la gente.
Estas personas están viviendo un via crucis. Una asquerosa y nefasta burocracia, digna de ser lapidada y antes de ello apaleada, esta transgrediendo sus mínimas garantías.
En el modulo que instalaron a un costado del modulo de información y del de Jumapam, en la entrada de Palacio municipal; un par de lacras, entre ellos uno que a la hora que llegue esta pegado a su celular; tienen un lindo letrero donde dice lo siguiente:
“REQUISITOS DE INCONFORMIDAD.
6 fotografías: Frente, sala, cuartos, cocina y patio
Copia del recibo predial 2013 y 2014.
Copia credencial del elector.
Llenar formato “Declaración de predios”,(solicitar en módulo), debe ser firmado por el propietario.
Entregar toda la documentación en Catastro.”.
Osease que como, cuando es acusado por un Ministerio Público, también en Catastro, la víctima debe de probar su inocencia.
La bola de zanganos que abreva, traga y se la pasa hablando por celular; como bien lo documento Noroeste hace dos días en una visita a la oficina de la delegación de Catastro; espera que hagan su trabajo por ellos mismos.
Esta chusmamafia satrapaica ha de pensar que toda la gente; además de contar con los recursos y tiempo suficiente para ir a perder horas en largas filas, verles las jetas, todavía cuenta con cámaras digitales o dinero para contratar fotógrafo que les tome las imágenes de sus viviendas; en un claro atropello a la privacidad y al derecho de reserva.
Han de creer que están en Venezuela o Ucrania y, a lo mejor en su obnibulada mente, creen que la gente no puede reaccionar, más tarde que temprano como están reaccionando en aquellos países.
Los zánganos que tragan con los recursos de los impuestos que pagan los contribuyentes pretenden que los agraviados demuestren su inocencia.
Me imagino que no ha de ser año electoral.
Luego, como si los iluminados que idearon los requisitos de inconformidad no supieran que en Sinaloa, sobretodo en las clases más desprotegidas no existe la cultura del testamento; quieren que en, aquellos casos donde el propietario de la casa se murió; la viuda o los hijos, que no sufrieron del beneficio de una herencia legalizada, saquen de la tumba al propietario para que, a lo mejor mediante una médium les firme el recurso que las lacras pretenden les lleven para poder canalizar la queja.
Pero hay más, a las personas que el año pasado metimos el procedimiento y, después de largos meses se dio una resolución en nuestro favor e hicimos el trámite ante la dirección de ingresos del municipio, NO LO RESPETARON. Yo tengo un caso de esos; quizá los de Catastro puedan argumentar que eso fue responsabilidad de las rémoras que estaban antes, pero eso ya lo veremos ahora ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.
Lo cierto es, que resulta sumamente sospechoso que en Mazatlán, desde el año pasado se estén presentando estos casos y se estén multiplicando.
En lo que se resuelve el asunto, ya sea por medio de las demandas por daños y perjuicios en contra de Catastro; las investigaciones por medio de Acceso a la Información para saber quienes ordenaron un barrido aereografico en Mazatlán o mediante la toma del toro por los cuernos, sin importar las consecuencias políticas de parte del alcalde; debemos de proponer las autoridades catastrales sean quemadas en el Malhumor de Carnaval; antes de que haya quien quiera quemarlos vivos.
LA DEL ESTRIBO.- Desesperado este Jacinto, fue al Senado junto con los otros presupuestivoros a ver si la creación del Instituto Nacional de Elecciones los dejará fuera de la ubre. ¡Andan como el diputado ese al que le dieron palo: No tienen llenadera!. HLP..DM.