Del “Cowboy” Norteamericano a Víctimas del “Síndrome Marlboro”

0
65
malboroweb2.jpg

*El actor de los comerciales murió de problemas respiratorios

*Curiosidad, moda, estatus y después de quedas en el vicio

Murió el “cowboy Marlboro”, que impusiera un estilo de vida, víctima de su propio vicio; el jinete bravío echando bocanada de humo que formó legiones de fumadores en todo el mundo y se convirtió en la leyenda del “Síndrome Marlboro”.

Es paradójico que en su momento una persona que puso de moda el fumar, el ser viril, como es el vaquero Marlboro, que por razones de su vicio, haya perdido la vida por una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), por fumar. Para muchos el “Síndrome Marlboro”, se entiende como un estilo de vida: apuesto, valiente, independiente, sin problemas y con amor a la naturaleza, en otros casos a los deportes extremos, reconoció el doctor Víctor René Contreras, uno de los especialistas de la Torre Polimédica.

Entrevistado luego de la muerte por problemas respiratorios del hombre símbolo de los comerciales Marlboro acampando en las praderas norteamericanas y fumando un cigarrillo, el médico gastroenterólogo indicó que lo que buscan ahora los médicos es educar con el ejemplo, a más de otras actividades en las que también entra las acciones de gobierno y tratar que la lucha contra el fumador no sea una batalla perdida.

Tratar que las personas que tienen daño, prevenir problemas mayores y los que inician, impulsar campañas contra el tabaquismo, enfatizó.

¿Quién fuma y por qué?

“El primer contacto de una persona que fuma es por curiosidad; fuma fulano, perengano, vamos a ver a qué sabe y después sigue el vicio; otros porque me veo interesante, me veo bien, por moda, pero actualmente por las leyes ya el fumador no se ve in, al contrario, si quieres fumar busca un lugar a cielo abierto, te limitan, te ponen obstáculos y tienes que irte áreas y eso ayuda en cierta manera en la lucha”.

Dijo quien también es parte de un estatus y ese actor, que personificaba al cowboy norteamericano y fumando, pues impuso una moda, un nivel y ser varonil, andar a caballo; ser fumador era IN. En otros casos esos, agregó que esos hombres practican los deportes extremos y ahora, el problema es que hay más mujeres fumadoras que reclaman su estatus, la curiosidad, estar en cierta clase y luego se quedan con el vicio.