Custodios son “chivos expiatorios” en caso de secuestrador que se fuga

0
39
IMG_9858.jpg

*Familiares y compañeros se manifiestan a las afueras de juzgado Octavo de distrito

*Denuncian malos tratos y Derechos Humanos  de Mazatlán no los quiso atender

 Familiares de los policías detenidos por la fuga del reo Ernesto Parra Barreda, “El Natillas”, en el juzgado noveno de distrito el pasado miércoles, se unieron esta mañana para declarar que son solo “chivos expiatorios”.

Reunidos a las afueras del juzgado Octavo de Distrito, donde esta mañana arribaron los detenidos para que rindieran su declaración en torno a los hechos, ya que desde ayer están en el Cereso, toda vez ya fueron consignados, acusados de evasión de presos de manera culposa y dolosa, por lo que no alcanza fianza y están formalmente remitidos.

En el caso de los estudios estatales, estos tienen la solidaridad de sus compañeros, que aún y con temor a sufrir represalias llegaron hasta la Calle Quelite, donde se ubica el juzgado Octavo de Distrito y ahí se apostaron en espera de que rindieran su declaración.

En tanto el agente municipal Óscar Soto Espinoza y el guardia privado, Carlos Antonio Castañeda Matus; no tienen más que la compañía de esposa e hijos, nadie de sus jefes los apoya.

Isabel Espinoza, ama de casa, madre de familia y esposa del agente municipal que apoyaba en el traslado del reo al juzgado, pide que los apoyen, que su esposo al igual que los otros custodios, no tienen nada que ver, exige que volteen a ver al interior del juzgado, que investiguen ahí, porque todo hace suponer que de ahí salió la ayuda.

Todo indica que hay complicidad, como es que salió sin que nadie lo viera y por la puerta grande.

“No es justo que paguen justos por pecadores, a los de arriba a los de los juzgados, hasta la manita les daban para que no se fueran a caer, y a estos pobres sin abanico y

Sin agua, no están siendo parejos, están agarrando chivos expiatorios, pero estos chivos expiatorios tienen familia que van a pelear por ellos”, señaló.

Dijo que acudieron a Derechos Humanos y les dijeron que no los pueden atender, y no hubo más respuesta.