CRUCE DE VIAS, RIESGO LATENTE

0
65
12006827_10153583983215539_1297338028_o.jpg

Hay varis avenidas importantes en que

no hay ni alumbrado ni señalamientos

Un accidente ocurrido a principios de semana en el cruce de la vía frente a Liverpool, advirtió sobre los riesgos existentes en esta nueva avenida, y los que se han vivido en otros cruces que no tienen señalamientos de ningún tipo.

En este accidente, un automovilista trató de cruzar pensando que le ganaría la marcha al tren o sin percatarse de que éste venia, pues no hay iluminación ni señalamientos de ningún tipo, como no sea una elemental elevación del pavimento cuando la vía está ya a la vista.

Por fortuna el conductor salvó la vida, pero las consecuencias pudieron ser fatales.

No es el único caso registrado. Es emblemático el terrible accidente del 31 de mayo de 1996, cuando murieron 32 personas que viajaban en un camión urbano que no se detuvo y fue arrastrado por el tren, en el cruce de la avenida Santa Rosa. Ha habido muchos otros casos con menos involucrados, pero en los qu igualmente hubo costo de vidas.

Actualmente hay atención a ese problema en cruces con los de la Avenida Münich-Juan Pablo II y Prados del Sol, donde recientemente se construyeron puentes; hay agujas de contención para cuando pasa el tren en el cruce de la Santa Rosa, única respuesta recibida tras el trenazo.

Pero no hay ni el menos señalamiento en el caso reciente de Liverpool o en cruces tan viejos y tradicionales como los de Urías, a la altura del Rastro, el antiguo camino a la zona de tolerancia o Quinta Chapalita, y el que lleva a la zona del Estero de Urías, que permanecen sin la menor restricción.

Por eso surge la pregunta ¿a quién corresponde tomar estas medidas? ¿A quién debe reclamar y exigir la sociedad?