Crónicas Urbanas, la gran Ciudad

0
51
IMG_2156.JPG

Manifestantes Semidesnudos en Paseo de la Reforma

*Son unos 250 campesinos

*Contra Yunes Linares y Ebrard

José Quintero, enviado especial

Como hace unos 20 años, otra vez los campesinos de los 400 Pueblos, oriundos de Veracruz, se manifestaron en la ciudad de México, ahora semidesnudos en pleno Paseo de la Reforma, frente a las instalaciones del Senado de la República, para pedir se les nieguen las candidaturas a diputados federales a Miguel Angel Yunes Linares, quien fuera secretario general de Gobierno de Veracruz y director general del Issste, y a Marcelo Ebrard, ex regente del Distrito Federal.

En los dos casos, de los aspirantes a diputados: Yunes Linares por el PAN y Ebrad por el PRD, los acusan de represores, autoritarios y de violar los derechos humanos, cuando respectivamente ejercieron sus gobiernos.

La singular manifestación fue, ahora con la participación de mujeres campesinas, con el torso desnudo, y en el caso de los varones totalmente encuerados, salvo los calzones, aunque hasta en ese lugar se colocaron pequeños carteles con los rostros de los políticos señalados.

En entrevista de Sinaloa en Línea.com con una mujer manifestante, Enriqueta Pérez Hernández, la campesina, de unos 45 años, informó que tienen 10 días en este tipo de actos y que no se irán de la ciudad de México hasta que esas candidaturas no sean canceladas en los partidos políticos. Reconoció que con el ahora panista Yunes Linares, la lucha viene desde que fue secretario de Gobierno del entonces mandatario de Veracruz, Patricio Chirinos Calero, y siendo presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari.

Enriqueta precisó que como funcionario de Veracruz, Yunes Linares los despojó a integrantes de los 400 Pueblos de miles de hectáreas, en donde ahora tiene un rancho ganadero de los más ricos de esa entidad. Loa cusan también de saqueo de dinero del Issste.

En el caso de Marcelo Ebrard, lo señalan de haberlos reprimido cuando era regente capitalino, hace un par de años.

Paralelo a la manifestación encuerados, los campesinos colocaron mantas y carteles sobre los árboles de Paseo de la Reforma, mientras que bailaban al ritmo de “pelusa por aquí, pelusa por allá…”

Los manifestantes, unos 250, llevan dos actos semidesnudos, uno por la mañana y otro por la tarde, cuando el tráfico citadino es más intenso, ello, dijo Enrique, para llamar la atención de las autoridades y de los partidos políticos sobre políticos ladrones.