CONSUMIR ALIMENTOS CON FIBRA Y BEBER SUFICIENTE AGUA PREVIENE ENFERMEDAD HEMORROIDAL: IMSS

0
42
images (3).jpeg

*Se recomienda incluir 30 gramos de fibra al día y complementar la alimentación con frutas y verduras

Una dieta balanceada que incluya cereales como trigo y salvado, diversas leguminosas entre las que estén frijoles, lentejas, garbanzos, almendras, así como beber dos litros de agua, son fundamentales para prevenir la enfermedad hemorroidal, informó el coordinador de Atención y Prevención a la Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Natividad Salomón Medina Carrillo. 

El médico del IMSS precisó que una mala alimentación, poca o nula ingesta de fibra diaria e ingerir pocos líquidos, pueden provocar esta enfermedad que consiste en la inflamación de los cojinetes o estructuras en la región anal (hemorroides) y se manifiesta con sangrado. Cuando el paciente no recibe atención médica oportuna, dijo, puede llegar a requerir una intervención quirúrgica y varios días de incapacidad.

Recomendó modificar los hábitos alimenticios y consumir fibra todos los días, complementando la alimentación con frutas y verduras como lechuga, pepino, plátano, fresa y papaya. Además de beber suficientes líquidos. 

Aunado a la deficiente ingesta de fibra y líquidos, agregó, otro factor que inflama las hemorroides es sufrir de estreñimiento por estrés, diarrea, padecimientos de tiroides y diabetes. 

El coordinador médico destacó la importancia de no automedicarse con productos de fácil acceso, que se adquieren sin receta médica, ya que esto no modifica la sintomatología ni disminuye el tamaño de las hemorroides. Los síntomas persisten al poco tiempo, lo que provoca su evolución con mayores complicaciones.

Resaltó que ante la presencia de sangrado en el área del recto, se acuda de inmediato a revisión médica para su valoración con exploración digital y endoscópica ya que no sólo la enfermedad hemorroidal se manifiesta con sangrado, también existen otras patologías como cáncer colorrectal, enfermedades inflamatorias o fisura anal, mismas que por temor o pudor de ser revisado, no pueden ser diagnosticadas oportunamente y administrarles el manejo adecuado.

Recuerda, más vale PrevenIMSS.