CON RIGO LEWIS HEMOS PERDIDO UNA LEYENDA: RAUL RICO.

0
47
RIGOBERTO LEWIS (9).jpg

–      El Instituto de Cultura rendirá homenaje en todo momento.

–      Su familia continuará haciendo los diseños que dejo para este Carnaval.

–      El ya tiene una página escrita en la historia y siempre va a conservarse su legado, expresa.

“Acabamos de perder una leyenda, a un hombre que dejó un legado importante en términos artísticos, pero antes que nada en términos humanos” señaló consternado el director del Instituto de Cultura, Raúl Rico González.

Señaló que la entrega del doctor Lewis a la fiesta, el Carnaval y la ciudad será algo irrepetible por mucho tiempo, y agregó que fue un hombre que entendió las repercusiones de su arte, de lo que hacía con sus manos y lo que construía con su inspiración año con año.

Recordó que su primer carroza carnavalera fue en el año de 1960, aunque antes ya decoraba y construía carros alegóricos para la escuela preparatoria; fue la que correspondió a la reina Lupita Rosete; y a partir de ese año las carrozas que el construyó marcaron al Carnaval de Mazatlán porque le dieron un carácter propio que lo distinguió de aquellos carnavales de otras partes del país y del mundo que tenían un enfoque más comercial.

“El uso del papel, los papeles plateados, dorados, el rococó que utilizaba en sus creaciones lo marcan definitivamente, y sobretodo la entrega a Mazatlán,  la manera como encabezaba los desfiles o el carro de la Reyna y cuidaba los detalles de hasta como debería una reina saludar ha perpetuado la  costumbre por muchos años. Lo convirtieron en ser muy querido, que a pesar de su manera controversial era adorado por la población”.

Rico González informó que en este 2014 dejo sus carrozas porque quedaron sus diseños y su familia los interpretará y realizará con mucho cariño; en lo correspondiente a las carrozas de la Reyna de Canaval e Infantil.

Para finalizar el director de Instituto de Cultura dijo que todo lo que haga el instituto este año será alrededor de un homenaje al desaparecido Rigo Lewis, a su memoria, contribución, cariño y pasión que sentía por las fiestas del Carnaval.

Remató diciendo que una persona no muere hasta que se le deja de recordar, y el ya está en la historia.

“El tiene una pagina impresa en una historia que va a continuar por muchos años y que siempre va a recordar su legado”.