Comuneros de Rosario y Concordia no quieren el proyecto Monte Mojino, denominado reserva ecológica del sur de Sinaloa

0
73
HPIM1192.jpg

*Vocero del movimiento acusa que es un proyecto de escritorio

*Cientos de ejidatarios protestan y anunciaron amparos masivos

Para evitar que prospere el proyecto de reserva ecológica denominado Monte Mojino, habitantes de 276 comunidades, ubicadas dentro de 37 ejidos que se ubican diseminados en 201 mil hectáreas de selva tropical, que comprenden los municipios de Concordia y Rosario, realizaron una manifestación pacífica y anunciaron que interpusieron amparos en los juzgados séptimo y noveno de distrito.

Alejandro Osuna, quien habita en la comunidad de Cacalotán, municipio de Rosario,  vocero del movimiento, dijo ante de cientos de hombres y mujeres que no se van a dejar que les quiten sus tierras, porque no tienen confianza de que va a pasar con ellos, porque no ha habido ningún tipo de negociación.

Aun y cuando se diga que al crear esta Área Natural Protegida impactará en cosas positivas como el Manejo Sustentable del Medio Ambiente Para Sinaloa, incrementar la reforestación anual, y coadyuvar en el aumento de la superficie de Áreas Naturales Protegidas en el estado y bajar el porcentaje de superficie de terrenos áridos y secos, no tienen confianza, porque ellos apenas se enteraron del proyecto el pasado 15 de julio y temen les pase lo mismo que a los habitantes de la Meseta de Cacaxtla, que no tienen ni para comer.

Señaló a la ambientalista Sandra Guido de basarse en un proyecto de escritorio, porque no ve la realidad de cómo les va a afectar a quienes habitan en esas zonas, ni sabe cómo cómo van vivir los moradores.

“Es fácil decir vamos a hacer una reserva, vamos a proteger a la flora y la fauna y la sociedad, ya hemos investigado y estamos en contacto con las personas de la reserva Meseta de Cacaxtla, que viven una realidad tan cruda, inmersos en la pobreza extrema, no pueden cortar leña, no pueden sembrar, no pueden criar animales, hay muchísimas restricciones” señaló.

Pidió a los pobladores reunidos en un predio frente al Acuario Mazatlán, hasta donde llegaron procedentes de sus pueblos para manifestarse, que no se dejen engañar, que primero cumplan con lo que prometieron a la meseta de Cacaxtla.

Dijo que viven una situación muy cruda porque de la noche a la mañana les quieren quitar su patrimonio.

Son los ejidatarios quienes tiene el poder para decidir que se va a hacer con sus tierras, la doctora Guido no, y será la asamblea quien decida.

Alejandro Osuna, dijo que no ha habido negociaciones, pero adelantó que no van aceptar nada.

En estas zonas las actividades que predominan son la ganadería y agricultura.

Como ejemplo puso que el proyecto ya está por aprobarse y apenas ellos se enteraron el pasado 15 de julio, por eso en cuanto se enteraron, buscaron apoyo legal y metieron algunos amparos en los juzgados séptimo y noveno de distrito, para parar el proyecto, porque no se ha convocado a los presidentes de los ejidos, recalcó.