Como balde de agua fría recibieron la noticia de que los 80 millones del mercado son ahora para el edificio de la Policía Municipal

0
31
IMG_4185.jpg

*No ha caído el último out advierte Canaco

*Mazatlán ya no está para ocurrencias

 Tras reconocer que les cayó como un balde de agua fría la noticia de que los 80 millones de pesos gestionados por el diputado Martín Heredia Lizárraga para hacer mejoras al mercado municipal Pino Suárez, serán destinados para empezar con el proyecto de lo que será el edificio de Seguridad Pública Municipal, el presidente de Canaco Servytur Óscar Tirado Bernal, advirtió que no ha caído el último out.

Dijo que Mazatlán es una ciudad que ya no está para ocurrencias, se tiene que trabajar de manera planeada.

“Por mucho tiempo se estuvo trabajando en un proyecto ejecutivo, tan importante turísticamente y ahora ya están brotando las irregularidades, pues se ven la falta de ganas de querer hacer las cosas”, señaló.

El líder camaral aclaró que no está en contra de que se haga este proyecto, pero se ve la falta de capacidad para gestionar recursos de parte de la autoridad municipal para este tipo de obras, cuando se sabe que hay bolsas en el gobierno federal a las que se pueden recurrir para hacer estos proyectos.

Tirado Bernal manifestó que el sector turístico y todos los sectores involucrados esperaban con ansias que se renovará el mercado, al cual ven ellos como una joya, porque beneficiaría no solo a los locatarios, sino para los propios visitantes.

“Nosotros hacemos el reclamo, reprochamos esta situación de cómo se dio, porque no vemos una apertura del alcalde para que se acerque a los comerciantes y platique”, señaló.

Expresó que constantemente ven la agenda del alcalde para ver si se está trabajando y ven que son reuniones que no tienen mucha productividad.

Demanda que les digan a los locatarios a quien se le ocurrió de repente utilizar esos recursos para eso, con qué fondo.

“Nosotros vamos a estar muy al pendiente, porque Mazatlán ya no está para estarse reinventando por capricho, por decisiones y no se respete el trabajo que se ha llevado a cabo durante mucho tiempo”, indicó.

Reconoció que si bien es cierto que no venían etiquetados, pero se bajaron para el mercado.