CATEDRAL DE MAZATLÁN CUMPLE 75 AÑOS DE CONSAGRADA.

0
84
CATEDRAL.jpg

– Desde el inicio de la fundación de la ciudad se consagró el puerto a la Inmaculada Concepción.
Por muchos años, el templo iniciado en 1856 por órdenes del entonces obispo Pedro Loza y Pardavé, fue considerado el “mero centro de la ciudad”.
Fueron muchos años de esfuerzos, de lucha contra el terreno inestable, la falta de recursos y hasta batallas militares que acontecieron en la ciudad, los que debieron de transcurrir para llegar a ser lo que es hoy: una joya arquitectónica, el principal edificio religioso de todo el sur de Sinaloa, y sede del Obispado de Mazatlán.
Las obras de su construcción concluyen en 1899 bajo la mano del párroco Miguel Lacarra y su consagración, reza el letrero de cantera pintada en la parte media superior de su entrada principal, hacia las tres naves; ocurre el 8 de noviembre de 1938; aunque todavía existe quien afirme ocurrió un año antes.
La planta basilical consta de tres naves de la misma altura, una cúpula octogonal con linternilla coronada por una cruz de hierro.
Las torres son dos cuerpos y presentan remates en forma de crismas cortados con remate en crus y al frente tres arcos ojuvales de acento neogótico que sirven de marco de portón de acceso al arco principal.
La Catedral fue consagrada solemnemente a la Inmaculada Concepción un día como hoy del año de 1938, para en el año de 1942, un 12 de diciembre fue cuando se le consagró como basílica.
HISTORIA.
La construcción de esta catedral fue posible por las cuantiosas contribuciones económicas que otorgaron los principales comerciantes e industriales católicos de la ciudad. Uno de los principales benefactores en esta etapa, fue don Pedro Echeguren y de la Quintana, natural de la ciudad de San Sebastián, España, que era uno de los hombres más ricos de la región, dueño de las poderosas minas de “Guadalupe de los Reyes”, de la fábrica de Hilados y Tejidos, la Abastecedora de agua e innumerables fincas y terrenos urbanos.
Se cuenta que su extrema e inusitada bondad, se debió a la solemne palabra de caballero que él había otorgado al padre Lacarra de terminar con su vida pecaminosa (vivía en amasiato con doña Concepción Moreno) casándose en la catedral una vez que ya estuviera terminada.
Esta imponente catedral fue diseñada y construida por Estanislao León, quien murió en las etapas finales de la construcción. Las espléndidas torres se empezaron a levantar en el año de1893, la primera de ellas se concluyó el 6 de abril de 1894 y la otra, pocos meses después. Estas torres, originalmente fueron diseñadas por el eminente constructor Natividad González, pero debido a un áspero desacuerdo sobre ciertos asuntos técnicos con el párroco Padre García no llegó a terminarlas.
La primera misa pública, se celebró el 7 de mayo de 1880, pero hasta el día siete de mayo de 1899 no se realizó la bendición del templo y la consagración de los diversos altares interiores, ceremonia a la que asistieron como padrinos algunas de las familias más notables de la ciudad. Honor que seguramente obtuvieron por las sustanciosas aportaciones económicas que realizaron para la construcción; las crónicas nos señalan que el altar mayor se debe a la bondad de los señores Manuel Herrerías y su esposa María de la Quintana, Pablo Hidalgo y su esposa Carmen, Antonio de la Peña y su hija Romana, Agustín José Elizondo y doña Francisca Navarro de Hidalgo.
Esas mismas crónicas dicen que en el altar del Sagrado Corazón participaron entusiastamente los señores Baldomero Herrerías y Juan Gavica, y que en el altar de San José, los matrimonios de José H. Rico y su esposa Dolores Moreno y Guillermo Haas y su esposa la distinguida Josefa Canalizo. Finalmente las crónicas terminan relatando que en el altar de Nuestra Señora de Guadalupe participaron muy activamente los señores José Somellera y su esposa Matilde Lejarza, así como el presidente de la Minera del Pánuco, Genaro García y su esposa Domitila Casal.
Un atrio enrejado circunda tres de los lados de la catedral y ahí se encuentran ubicados tres magníficos e imponentes monumentos. En dos de ellos se representa a Cristo como Rey y en el restante se muestra al indio Juan Diego, mostrándole al obispo Fray Juan de Zumárraga el áyate con la aparición milagrosa de Nuestra Señora de Guadalupe.
¿POR QUÉ INMACULADA CONCEPCIÓN?.
De acuerdo con el Presbítero y Reverendo Padre José Trinidad Hernández Dávila; autor de los libros “Orígenes de Mazatlán y su Catedral” y “Recuerdos de Catedral”, la Inmaculada o Purísima Concepción siempre estuvo ligada a la creación, vida y desarrollo de Mazatlán; ya que de acuerdo a la cronología compartida; en el año de 1577, los primeros pobladores de Mazatlán, en lo que hoy es Villa Unión nombraron al asentamiento “El Presidio de la Purísima Concepción”.
Años más tarde, pero muchos años más tarde, el 8 de diciembre la primera ermita de Mazatlán fue consagrada en honor de la Purísima Concepción, en 1765.
En 1932 el 31 de diciembre se hizo la bendición solemne de la nueva y actual imagen de la Inmaculada Concepción, Patrona de la Catedral y Diócesis de Mazatlán; exactamente un año después se realiza la bendición del Altar de Mármol.
Luego de la consagración del edificio, hubieron de pasar cinco años para que se hiciera presente el Arzobispo de Durango, don José María González y Valencia a coronar solemnemente a la nueva y actual imagen de la Inmaculada Concepción, traída desde España.
Actualmente la Catedral Basílica en su carácter de sede del Obispado rige sobre 20 parroquias locales y 22 foráneas, su área de influencia se extiende a todos los municipios de la región sur de la entidad.
Aún y cuando existe confusión entre algunos cronistas por fechas, efemérides, la pérdida de documentos y al hecho de que el edificio evoluciona de templo, parroquia, catedral, basílica; la fecha “buena” a decir, es la que se señala en el arco umbral de entrada.
Lo cierto es que hoy, desde temprana hora, empezando con misa de gallo habrán de efectuarse los rituales propios del adorar y celebración cristiano.