CAE GENTE DEL MAYO

0
54
mayo1.jpg

Fueron varios operativos en el centro y norte de Sinaloa; ayer había caído sólo uno

México, DF.-Tras las intensas actividades de un súperoperativo realizado en Culiacán, Sinaloa, la Secretaría de Gobernación emitió un comunicado en que da cuenta de acciones realizadas entre miércoles y jueves de la semana pasada, cuando detuvo a un elemento muy cercano a Ismael Zambada García, El Mayo. Se trata de su jefe de seguridad Joel Enrique Sandoval Romero, alias el 19 o El Loco.

Sobre los hechos de ayer, se emite un pequeño boletín preventivo que habla de una captura, ofreciendo más datos cuando el operativo terminara, pero lo que salió fue el comunicado sobre los acontecimientos previos.

Ahí se da cuenta de la captura de Apolonio Sandoval Romero, El 30, Cristo Omar Sandoval Romero El Cristo, Jesús Andrés Corrales Astorga, El Bimbo, y Mario Miguel Pérez Urrea, El Pitayo. Los dos hermanos del 19 se encargaban de manejar sicarios y

El comunicado de Gobernación señala que “En diversas acciones coordinadas de fuerzas federales en Sinaloa, del 12 al 13 de febrero pasado, se logró el aseguramiento de cinco probables responsables de hechos ilícitos, 86 armas de fuego, alrededor de 350 mil pesos, 600 kilogramos de presunto precursor y 40 litros de químico, entre otros efectos, además de la incineración de cuatro mil 200 plantas de mariguana.

“En una primera acción, realizada en el poblado de La Loma, en el municipio de Culiacán, en seguimiento a un trabajo de inteligencia se llevó a cabo el aseguramiento  de dos personas que se identificaron como Apolonio y Cristo Omar Sandoval Romero, en posesión de 67 armas largas, siete armas cortas, 94 cargadores 286 mil 900 pesos en efectivo y cuatro mil 670 dólares americanos, además de tres vehículos, 12 costales de 25 kilogramos cada uno de acetato de sodio anhídrido y dos bidones de 20 litros de sustancia química.

“Asimismo, en el poblado El Realito, en el municipio de Sinaloa de Leyva, se localizó y erradicó un plantío ilícito, de aproximadamente 200 metros cuadrados, en el cual se destruyeron alrededor de cuatro mil 200 plantas con las características de la marihuana.

“En otra acción, llevada a cabo en la carretera Mazatlán-Culiacán, en inmediaciones de la Sindicatura de Costa Rica, municipio de Culiacán, fueron aseguradas tres personas que se identificaron con los nombres de Joel Enrique Sandoval Romero, Jesús Andrés Corrales Astorga y Mario Miguel Pérez Urrea, quienes tenían en su posesión tres armas cortas, 14 cargadores y 157 cartuchos útiles.

“Por otro lado, en el poblado de Santa Loreto, se aseguraron siete armas largas, dos armas cortas y 17 cargadores para armas de fuego.

Es de destacar que estas operaciones se realizaron en seguimiento a trabajos de inteligencia y en los cuales no se efectuó un solo disparo de armas de fuego.

“Las personas y los efectos asegurados fueron entregados a la autoridad competente para la integración de las investigaciones correspondientes.

AYER, UN DETENIDO, ANTES

QUE TERMINARA LA ACCIÓN

“El Gobierno de la República informa que como resultado de una denuncia ciudadana y labor de inteligencia, fuerzas federales que trabajan de manera coordinada en ese estado aseguraron en un complejo habitacional de la ciudad de Culiacán, Sinaloa, a Mario Hidalgo Argüello de 36 años de edad, sin efectuar ningún disparo y en estricto respeto a sus derechos humanos.

“En seguimiento a información obtenida y en continuidad con esta operación, han sido asegurados al momento, en diferentes puntos de la localidad referida, cuatro vehículos, dos de los cuales cuentan con blindaje; armas cortas y largas; más de dos mil paquetes con polvo blanco al parecer cocaína, así como más de cuatro mil piezas de pepinos y plátanos conteniendo en su interior el mismo probable psicotrópico”.

Culiacán fue literalmente despertado la madrugada de ayer por helicópteros que realizaban vuelos rasantes en varias colonias de la capital del estado, y luego por enormes convoys  militares que llegaron por tierra a incautar varios domicilios, en acciones que todavía se prolongaron después de las once de la mañana, y que pasaron del corazón de la ciudad culiacanense, en la colonia Guadalupe, hasta otros puntos del área urbana e incluso a la sindicatura de Eldorado, dejando al menos tres enclaves militares en derredor de las casas incautadas.

Las acciones empezaron por generar miedo entre los vecinos de las áreas revisadas, curiosidad cuando los helicópteros dejaron de moverse y especulaciones por todos los rumbos del estado. El propio gobernador Mario López Valdez pidió tiempo para que la sociedad se enterase a través de un comunicado de la Secretaría de Marina.