BRASIL: INSULTARON A DILMA ROUSSEFF.

0
27
FIFA-President-Joseph-Sep-017.jpg

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, participó con el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, en un homenaje a los obreros del estadio y se sentó al lado de su vicepresidente, Michel Temer. Los organizadores habían a Dilma que no debía hablar en la apertura del Mundial.

Pero no solamente no debía hablar porque el año pasado fue abucheada en la apertura de la Copa Confederaciones en el estadio de Brasilia; sino porque a largo de tres meses ha estado lidiando miles de manifestantes que consideran que la caída en los gastos de salud, educación y lo que se acumule son producto de los gastos millonarios que su gobierno ha gasto en los preparativos del mundial de futbol.

Y en efecto, una multitud presente de dentro y fuera del estadio de Sao Paulo insultó a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, momentos antes del comienzo del partido que ha inaugurado el Mundial de fútbol. Le gritaron miles: “Ei, Dilma, vai tomar no cú”. Blatter llamó a la cordura a la multitud. En vez de lograr su objetivo, alborotó más la vitachera, a tal punto que sólo pudo articular unas cuantas palabras.

Visiblemente molesta por la hostilidad del público, Rousseff puso entonces un fin brusco a la ceremonia, pronunciando la frase protocolaria: “Declaro abierta la Copa Confederaciones Brasil 2013”, quien buscará el año que viene la reelección en los comicios presidenciales que se celebrarán después del Mundial de Brasil 2014.

Tras esas breves palabras, los himnos de ambos países acallaron las protestas, con ambos equipos ya en campo.

Y después corrió el Balón. Croacia metió el primer gol; Brasil empató con mal zapatazo de Neymar y después el árbitro los desempato a favor de los cariocas. Desde mi butaca grite ofendido y humillado: ¡Pinche árbitro vendido! Después me quedé callado, y pensé que a ese árbitro lo había mandado del Club Muralla.