¡AY, SENADORA IMELDA, DICHO SEA CON TODO RESPETO!

0
87

Me gusta como inicia el título de la columna de Alejandro Sicairos en el periódico Noroeste: “Una gobernadora de Morena en Sinaloa: irrumpe Imelda Castro en la sucesión 2021”. Y más me gusta cuando la Senadora saca de sus alforjas información que nos han hecho felices, felices y nos harán más felices. Me refiero al cúmulo de reformas ya planchadas y otras por planchar.

El año pasado -aseveró- se aprobaron varias leyes, entre ellas las más polémicas fueron la Revocación de Mandato y la Consulta Popular, lo cual estuvo y está muy bien para que no se tomen esas decisiones a mano alzada. Ah, y también legislaron sobre la Reforma Constitucional que tiene que ver con la Prohibición de la Condonación de Impuestos, sin comentarios al respecto.

Y para el segundo período ordinario del segundo año se aprobaran, si la oposición es generosa, porque lo es- la ley de amnistía, la eliminación del fuero, elevar a rango constitucional el Sistema de Bienestar Social, la regulación de todo el proceso que va desde la siembra, producción, industrialización y comercialización de la cannabis, el tema del outsoursing y un paquete sobre administración y procuración de justicia y además una reforma estelar: recortar las prerrogativas a los partidos políticos, hasta un 50 a un 30 por ciento. Ojalá que el el dicho de un conocido pícaro político no de cumpla: Háganse leyes, pero no se cumplan”

INSABI A LA VISTA.

La senadora afirmó que INSABI es un programa de gran calado que no se lanzaría desde el primero de enero, que se podría en operación a partir del 20121. Es explicable -dijo con resignación- que no pueda entrar tan rápido, (pero ante la tardanza) el Seguro Popular seguirá dando cobertura (a los más pobres), no hay una suspensión de la atención. Quizá no sepa la senadora Imelda que el Seguro Popular quedó defenestrado, porque no es seguro ni es popular (SP). Rige hoy por hoy el INSABI, sin reglas, sin medicinas, carente de médicos y lo peor sin dinero para constituirse y operar hasta este momento, tal vez la senadora tampoco lo sepa esta mala noticia, pero los enfermos erran como fantasmas por ese vació institucional.

Castro Castro -la senadora- defendió que este es el inicio de una nueva concepción en la salud de los mexicanos, sin embargo, no será fácil que el INSABI pueda funcionar como debe de ser, aun y cuando tiene un presupuesto de 44 mil millones de pesos. Digamos de pasada que la senadora acepta que el SP chupó faros, que ya está vigente el INSABI, Imelda como se dice una cosa, dice otra. Y lo que queda claro es que a este instituto se le otorgaron 44 millones de pesos presupuesto, que una pingüe cantidad para los cálculos de los expertos.

PRESUPUESTO DEL INSABI.

El diario digital Sin Embargo tiene otros datos, obtenidos del mensaje mañanero del Presidente: el presupuesto del INSABI contará con 112 mil 538 millones de pesos para 2020; el 64 por ciento de los fondos provienen del SP y 36 por ciento del Fideicomiso del Sistema de Protección Social en Salud. Y aseguró en su conferencia de prensa matutina, que este instituto se creó para brindar atención y medicamentos de forma gratuita, ya que el Gobierno federal tiene presupuesto “y nos va a alcanzar” (Sin Embargo. Redacción. 13/01/20). Es decir tres veces mayor que el que nos informa la Senadora sinaloense Imelda Castro.

Dicho sea de pasada, para que el INSABI atienda a la población sin seguridad social se requieren 792 mil 620 millones de pesos; una cantidad que es siete veces superior al presupuesto actual, de acuerdo con un informe del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (ID). Pero este propósito se concretará, según López Obrador, hasta el primero de diciembre de este año. Mientras tanto verán las de Caín los condenados de la tierra.

MANOTEARON EL PRESUPUESTO DEL SEGURO POPULAR.

Argumento la senadora en su conferencia de prensa: ¡Le faltó previsión al Gobierno Federal, eso es evidente; pero eso no podemos olvidar que los gobernadores están todavía en la resistencia contra el INSABI, porque evidentemente ya no van a poder manotear el dinero del Seguro Popular. La Senadora, acusó que los mandatarios estatales tenían un uso indiscriminado con los recursos del Seguro Popular, razón por la que existe la actual resistencia por parte de algunos gobernadores”.

Le creo a pie juntillas a la senadora, porque su acusación no se la contaron. Ella vivió en carne propia la incontenible corrupción en el gobierno de Mario López Valdez, porque trabajó seis años al lado de los funcionarios que formaban esa claque. Cómo olvidar que el Secretario de salud, Ernesto Echeverría Aispuro, tuvo que renunciar por un desvío 87 millones en el gobierno de Aguilar Padilla. Este médico manilargo fue nuevamente contratado en el mismo puesto por Malova, y volvió a las andas, ahora con 14.8 millones que “saldo” con un pago de 7 millones, cuanta razón tiene la Senadora Imelda Castro Castro.

TRES LETRAS PARA TERMINAR.

La acusación al latrocinio de los gobernadores y sus alrededores vino a cuentas por Imelda porque algunos gobernadores se oponen a la centralización de INSABI, sobre todo de los panistas, seguramente quieren gozar de los créditos que alcanzará un programa de primer mundo. Pero a diferencia de la Senadora, AMLO les ha dicho, sin mayores gestos ni manoteos, que pueden quedarse en los estados con INSABI, lo único que les ha pedido es que decidan en 15 días si se quedan o se van de este centralización que se pretende. Bien por AMLO.

Dicho sea de paso, la conferencia de prensa fue errática porque la senadora tuvo otros datos, pero fue muy valiente por lo que expresó. Ademas supimos que quiere ser gobernadora. No está mal.