Asesinatos registrados son casos que no se pueden prever

0
44
FN4A8580.jpg

*Han bajado los índices delictivos hasta en un 81 por ciento, asegura jefe policíaco

*Anuncia para el miércoles convocatoria para aspirantes a policía turística

Hace dos décadas que en Mazatlán no se tenían 31 días sin homicidios, coas que sucedió en este 2014, pero lamentablemente la semana pasada se registraron dos homicidios, lo que los obliga a redoblar esfuerzos en la materia de homicidio dolosos en coordinación con los tres niveles de gobierno.

El secretario de seguridad pública en el municipio, Juan Antonio Murillo Rojo, manifestó que en este caso se tiene una buena coordinación con la Policía Ministerial, que es la instancia que lleva a cabo la investigación.

“Pero quiero aclarar que en lo que va de este mes, en cuanto a homicidio doloso vamos muy abajo comparado con septiembre del año pasado, tenemos un 80 por ciento menos y en todo el año llevamos un 70 por ciento abajo en comparación con el 2013”, indicó.

Aclaró que con un solo homicidio que haya  es motivo de preocupación.

“Quiero mandar el mensaje a la ciudadanía que estamos trabajando para evitar que sigan en un momento dado delitos de alto impacto”, señaló.

A nivel estatal, comentó que Mazatlán a la fecha, en delitos de alto impacto tiene una baja del 82 por ciento.

El jefe policíaco anunció que este miércoles se dará a conocer la convocatoria para aspirantes a policías turísticos, para que los interesados vean cuáles son sus posibilidades para ingresar a esta corporación y también informarán cuantas son las vacantes que se ofrecen.

Comentó que la función de los policías turísticos, está encaminado a la prevención del delito.

Dijo que al hablar de policías, es algo que todo el tiempo se requieren, pero con los que se tienen es suficiente para garantizar  a la sociedad mazatleca una muy buena seguridad.

Con relación a la gendarmería dijo que hasta el momento no tienen noticias.

“Es algo que ya compete a la organización estatal ver y saber cuándo se aplica”, señaló.