ANUNCIAN PARO MAGISTERIAL

0
46
SILVINO ZAVALA.jpg

Este jueves no habrá clases en las escuelas del

sistema estatal; exigen el pago de 550 millones

de pesos adeudados por el régimen malovista

La sección 53 del SNTE convocó a un paro general de labores para hoy jueves, debido al incumplimiento del gobierno en los pagos acordados en otras ocasiones. La suspensión de labores afecta a todas las escuelas del subsistema educativo estatal, e incluye a kínders, primarias, secundarias, Cobaes y Escuela Normal oficial.

El anuncio hecho por la dirigencia de la sección sindical establece que no se aceptarían nuevos acuerdos parciales ni pagos de abonos a la deuda que se ha ido acumulando por parte del gobierno del estado, e incluso amenazan con radicalizar acciones y llegar, la próxima semana, a bloquear la operación de dependencias instaladas en la Unidad de Servicios Estatales del gobierno de Sinaloa, en la capital de la entidad.

Los adeudos son diversos: van de aportaciones de los trabajadores al fideicomiso –Figlosnte 53- hasta descuentos hechos en la nómina del magisterio para pagar adeudos personales “domiciliados” en el pago salarial.

El monto total es de 550 millones de pesos, precisó el dirigente Silvino Zavala Araujo, quien apuntó que en varias ocasiones se han sentado a negociar con el gobierno del estado, se han aceptado acuerdos que finalmente no se cumplen. En esta ocasión, advirtió, no habrá acuerdos de última hora, si no se alcanza el pago completo de la deuda.

Como se sabe, el gobierno descuenta de las nóminas del magisterio, aportaciones voluntarias de los trabajadores que así deciden, para ahorrar en el Fideicomiso. Ese dinero se descuenta, pero no llega a las cuentas bancarias del fideicomiso. Lo mismo pasa con abonos que el trabajador hace a empresas con las que celebró alguna operación de compra-venta. El abono se descuenta, pero no llega al acreedor, se lo queda el estado. Como consecuencia, los maestros y demás trabajadores están en el buró de crédito, tienen rezagos en sus compromisos, se ven afectados con cobros de intereses que ellos no generaron y terminan demandados o con los créditos suspendidos.

También se les debe la renta del edificio de la Unidad de Servicios Estatales, propiedad de la sección 53, precisamente a través del Fideicomiso; se deben salarios atrasados a una gran cantidad de maestros; se deben actualizaciones salariales y otras prestaciones a trabajadores de la educación, muy señaladamente en casos de Cobaes y oros a maestros interinos.

El primer paro de labores, de este jueves 23 de abril, será por una sola jornada, pero si no hay respuesta, el lunes habrá otro paro y la toma de la USE de Culiacán, recalcó Silva Araujo.

El paso afectará el trabajo de 17 mil maestros en mil doscientas escuelas de toda la entidad.