ANECDOTARIO DEL MARATÓN INTERNACIONAL PACÍFICO.

0
34
GRAN MARATON PACIFICO SEL.jpg

– 24 horas en bicicleta para llegar a los poblados de los primeros kenianos invitados. Estos se perdieron en Cancún al creer que habían llegado a Mazatlán.
– Al trabajador encargado de medir el trayecto para que se autorizara el Maratón lo atropelló un taxista al hacer su trabajo.
– Huelga de tránsitos intentó bloquear la realización del evento.
Los inicios del Maratón Internacional Pacífico fueron accidentados, comentan algunos de los elementos considerados padrinos del evento que en breve cumple quince años de realizarse en Mazatlán; aún con todas las expectativas en contra.
El Maratón se planteó para celebrar en 1999 los 100 años de la Cervecería El Pacífico, con una afluencia de mil 200 corredores, por una sola ocasión ya que no existía en los planes darle continuidad, manifiesta el coordinador del Comité organizador, Francisco Ayala.
Una de las primeras impresiones fue el hecho de haber recibido una severa llamada de atención de parte del alcalde Alejando Higuera Osuna, considerado, junto con el ex gobernador Juan Millán los padrinos fundadores del evento.
Y es que en pleno mes de julio cuando se trabajaba en los primeros contactos para hacer realidad el proyecto a Juan Francisco Ayala Barajas, director técnico se le ocurrió venir a Mazatlán, en plena temporada de calor, vestido de traje.
“Usted viene al trópico y a diferencia de la Ciudad de México esta es una ciudad relajada” le expetó el por primera vez alcalde, Alejandro Higuera amenazándolo con cancelar la reunión.
Ayala comparte que hace 15 años no existía en nuestro país una comunidad keniana como existe actualmente y dado que eran y son de los mejores representantes y exponentes del deporte del Maratón se tuvo que ir a Kenia por ellos.
Se contrató a una agencia especializada para que se difundiera en evento en dicho país y se hicieran llegar las invitaciones.
Sin embargo grande fue la sorpresa cuando se enteraron que la agencia tuvo que contratar a personas que debían de viajar por 24 horas montados en bicicleta para llegar a las aldeas donde vivían los corredores.
Otro hecho curioso fue que cuando los primeros kenianos viajaron desde su país hacia Mazatlán en un kilométrico viaje de varias escalas e interoceánico al ver el mar mexicano creyeron que estaban en Mazatlán y bajaron en Cancún, donde a pesar de no hablar español ni inglés se hicieron entender y gracias a la colaboración de las autoridades, dice el director técnico, llegaron por fin a este destino.
Sobre el mismo tema del Maratón, el tres veces alcalde, Alejandro Higuera dice que este tipo de historias son importantes para que se sepa lo que ha costado el maratón.
“Recuerdo cuando un amigo fue asignado para hacer el recorrido para el primer trazo, para que el organismo mundial que regula el maratón nos reconociera y nos certificara los 42 kilómetros y fracción. Lo pusimos en una bicicleta en la madrugada, porque era la hora en que se podía, y que nos lo atropella un taxista”.
Expresa que el maratón ha ayuda en muchas cosas y también en términos políticos tiene su rol ya que el mismo día en que se realizaba por vez primera, Vicente Fox tomaba protesta como presidente de México, en el siglo pasado.
Nos dice que en el primer evento hubo amenaza de tormenta, o sea que las “Sonias ya andaban haciendo su desmoder” (sic).
En cuanto al segundo maratón hubo una huelga de elementos de tránsitos acostumbrados a sentarse con el alcalde como si fueran un sindicato sin serlo.
“Me dicen nos vamos a la huelga y se van a la huelga; andaban en la sombrita allá en la dirección –de Seguridad Pública- y que le llamo al director que les quite las llaves, los meta al sol y se iba a hacer el maratón sin ellos y la gente ni cuenta se dio, porque a veces creemos que somos indispensables y no”.
En la actualidad con el Maratón Internacional Pacífico se le dio un producto a Mazatlán que hoy los empresarios lo deben de cuidar al igual que todos nosotros, concluyó.