AMLO: EL PRESUPUESTO 2020.

0
49

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ.

Afirma Sergio Sarmiento en su columna Jaque Mate: “No es un presupuesto desbocado. Andrés Manuel López Obrador es un Presidente bastante cuidadoso con el dinero, incluso tacaño. Lo digo en el buen sentido de la palabra. Es positivo que tengamos un Mandatario que cuida los recursos de los ciudadanos. Por eso los mercados han estado tranquilos después de que se dio a conoce el paquete. (El Debate. Sergio Samiento. 11/ 09/ 2019)

Y continúa: Pero este presupuesto conservador no va a detonar un crecimiento rápido ni va a resolver muchos de los problemas que el Mandatario quiere superar. El gasto neto pagado aumentará de 5.8 a 6.1 billones de pesos, un 0.8% real. El déficit crecerá 10.7% en términos reales, a 547 mil millones de pesos, lo cual tendrá que financiarse con nueva deuda, pero es un monto relativamente pequeño que equivale a 2.1% del PIB (Id).

Por lo general los comentarios de los analistas han sido aprobatorios, como el caso del columnista citado. Las cámaras han comentado que el presupuesto está bien balanceado. Las cahicadoras se han mantenido sus reservas y boomeran ha afirmado que el proprama es optimista. Pareciera que Amlo y herrera le han atinado. Ha habido ciertas críticas con respecto a la meta que han supuesto de crecimiento del 2% que conseguirán al final de 2020.

LOS ASEGUNES DEL PRESUPUESTO.

Hasta hace apenas unos meses, era claro que uno de los principales temores fiscales era la tentación de ‘quitarle la correa’ al gasto con el afán de cumplir con todos los programas sociales y proyectos de infraestructura prometidos en campaña. Así, se pensaba que el principal riesgo sería una vez más la falta de cumplimiento de las metas de déficit público. Ahora sabemos que la nueva administración, ante los riesgos y posterior caída de los ingresos públicos optó por restringir significativamente el gasto público (El Financiero. Joel Virgen Rojano. 10/092019).

No obstante, es necesario señalar que handicap del presupuesto es que sus meta de crecimiento está sustentada en el aumento de la peoducción de pretróleo. Tal como lo dice el autor de Jaque Mate: Quizá lo que más inquieta del presupuesto es que se sustenta en buena medida en un incremento de la producción de petróleo crudo de un millón 727 mil a un millón 951 mil barriles diarios. Es un aumento de 13 por ciento. Bloomberg ha señalado que México no ha registrado un aumento tan grande desde 1982, pero entonces estaba empezando la producción de Cantarell, el yacimiento más generoso de nuestra historia (El Dabate. Sergio Samiento. 11/ 09/ 2019).

En la producción de petróleo, en cambio, siguen esperando algo milagroso. Hasta el mes de julio, Pemex produjo 1.67 millones de barriles diarios (mbd). Los criterios del presupuesto afirman que cerraremos el año en 1.73, y para 2020 el promedio diario será de 1.95 mb. Es posible, como dice el comercial de una empresa de seguros, que haya milagros, pero más vale no esperarlos; porque para poder cerrar este año tendríamos que producir 1.81 mbd desde el inicio de agosto. Dudo que nos vayan a sorprender con esa cifra, y más dudo que logren acercarse a 2 millones de barriles durante 2020 (El Financiero. Macario Schettino.10/09/1919).

SIGAMO LA PISTA DE SCHETTINO.

Tenemos en México 200 campos que producen petróleo. En cuatro de ellos se obtiene la mitad de producción de crudo (Ku, Maloob, Zaap y Ayatsil) y si sumamos otros cuatro (Onel, Xux, Akal y Homol) llegamos al 62.5 por ciento del total. Hay otros 17 campos que permiten alcanzar el 80 por ciento de la producción, y con otros 23 llegamos al 90 por ciento. Es decir, la producción está claramente concentrada. Hay, por ejemplo, 97 campos que producen menos de mil barriles al día (Id).
De los cuatro campos más productivos, sólo Ayatsil está creciendo. Los otros tres, KMZ, sin embargo, son los grandes y aportan 45 por ciento del total. Es muy probable que Ayatsil sustituya a Ku muy pronto, porque este viene cayendo desde hace tiempo. El máximo de producción en Ku se alcanzó en 2008, con 364 mil barriles al día, pero en 2019 promedia 78 mil 500. Los otros dos campos del activo, Maloob y Zaap, también parecen estar claramente en declinación (Id).
Según Schettino, una estimación razonable sería hablar de 1.65 mbd para este año y el siguiente (gracias a la producción de privados, producto de la reforma energética). Esto significa 300 mil barriles menos de los imaginados para el presupuesto. Es decir, los ingresos petroleros serán 15 por ciento inferiores a lo estimado, 150 mil millones de pesos que no existirán. Si de por sí el Presupuesto es miserable para 2020, cuando haya que restar ese error, va a ponerse complicado (Id).

OTROS INGREDIENTES.

Algunos analistas, como Schettino, consideran que ante la pequeñez del presupuesto y las inmensas necesidades que el país posee -que incluye un entono mundial nada benéfico- es urgente y necesaria una Reforma Fiscal. Enrique Quintana del Diario El Finaciero indica al respecto: El presidente se tendrá que convencer con las evidencias que hay en el mundo de que la posibilidad de hacer más inversión y más equitativa la distribución del ingreso en México pasa por una Reforma Fiscal que incremente la recaudación.
Por su parte El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que para el próximo año no habrá incremento de impuestos ni creación de nuevos, además de que no aumentará la deuda pública del país por segundo año consecutivo. Si tiene razón Schettino y cumple su palabra el presidente, nuestras finanzas tendrán que hacer milagros, o hacer un milagro para que el presupuesto haga un milagro.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS.

Ricardo Monreal propondrá al Senado que se les cobre impuestos a determinadas plataforma: Netflix, Facebook y otras por el estilo. Esta política fiscal empezó en Europa. Bien por Monreal.