ALIMENTACIÓN BALANCEADA DESDE LA INFANCIA, FUNDAMENTAL PARA UN BUEN DESARROLLO

0
30
salud niños.png

Tres comidas diarias y dos refrigerios, recomiendan los médicos

 Los buenos hábitos alimenticios, fundamentales en los primeros años de vida

Una alimentación balanceada en los primeros años de vida, resulta de gran importancia para el desarrollo infantil, es por ello que en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través del departamento de Nutrición, se recomienda a padres y madres de familia brindar a su familia alimentos ricos en nutrientes, que fortalezcan su organismo.

El encargado de la coordinación de Prevención y Atención a la Salud, Natividad Salomón Medina Carrillo, destacó que desde que los niños y niñas se encuentran en edad preescolar y primaria, se debe inculcarles buenos hábitos alimenticios, ya que es una etapa fundamental para adquirir un buen estilo de vida.

Señaló que la mejor forma de alimentar a un infante es conociendo cuáles son las necesidades vitamínicas y proteínicas que su cuerpo requiere para funcionar de manera correcta, con base en las diferentes actividades que el menor realiza durante el día.

Medina Carrillo refirió que es de suma importancia que se supervisen los alimentos que consumen los menores, acostumbrando en casa hacer tres comidas diarias. Asimismo, se pueden brindar uno o dos refrigerios al día, a manera de colación, los cuales pueden consistir en frutas o verduras con sal y limón, evitando así las tentaciones de alimentos “chatarra”.

Cada niño o niña mostrará una preferencia especial por uno u otro alimento, pero durante su primera infancia deberá probar todas las variedades que sirvan para su nutrición, crecimiento y fortalecimiento, ya que de esta manera le damos la oportunidad de obtener todas las vitaminas y proteínas que su cuerpo requiere.

El coordinador médico del Seguro Social resaltó la importancia de verificar que todos los alimentos que se van a consumir se encuentren en buen estado, debidamente lavados y desinfectados, así como también que los niños y niñas se laven las manos antes de comer, después de jugar y después de ir al baño, para evitar así alguna infección gastrointestinal.

De esta manera, el IMSS refrenda su compromiso de salvaguardar la salud de las personas y la promoción de un estilo de vida saludable desde la infancia, puntualizó Medina Carrillo