ABREN EL CENTRO HISTÓRICO

0
30
11982409_10153547558125539_1041502229_o.jpg

¿Deben ser peatonales las calles

del viejo casco urbano?; sustituyen

tubos de drenaje que son de barro

 

 

La nueva remodelación del Centro Histórico revive una vieja polémica: ¿debe esa parte de la ciudad convertirse en un área peatonal?

Entre los bolardos, la jardinería y los días en que restaurantes y otros negocios sacan a las calles sus mesas y mercancías, la circulación vehicular se restringe e incluso se suspende, lo mismo que el uso de aceras para el estacionamiento de vehículos.

Algunos urbanistas recomiendan el cierre definitivo de las calles, siguiendo el ejemplo de otras ciudades en que ese sólo detalle ha dado nueva vida al comercio y al turismo; en cambio otros estudiosos advierten sobre los efectos que ello podría tener para la movilidad humana, dado el complicado trazo que tienen las calles del casco urbano.

En estos momentos se trabaja en dos tramos de calle: Sixto Osuna, entre Belisario Domínguez y Heriberto Frías, y en el Callejón del Ángel, que de por sí tiene muy escasa circulación. Ya fueron retiradas las banquetas, que también se van a remodelar, aprovechando la necesidad de cambiar las viejas tuberías de drenaje de esa zona, tubos tan viejos, que algunos incluso son  de barro.

En las semanas siguientes se irán abriendo banquetas y arroyos de las calles ubicadas al poniente de la Belisario Domínguez, donde se instalarán más de los detestados bolardos, a fin de delimitar áreas peatonales más extensas y seguras.

En esta nueva etapa de rescate del centro histórico participan diversas dependencias, como la Jumapam, el ayuntamiento, la Secretaria de Turismo y otras dependencias.

La peatonalización tiene sobre todo un escollo: la calle Constitución, que es la única que atraviesa completamente esa parte de la ciudad. Casi todas las demás resultan prescindibles.

El otro problema es que con los cambios se ha ido reduciendo el número de cajones para estacionarse en la vía pública, y la inversión en estacionamientos privados no va en el mismo ritmo.

Faltan sin embargo las opiniones de la sociedad: ¿debe peatonalizarse el Centro Histórico?