A APOYAR A LOS QUESEROS DE LA REGIÓN

0
30
FN4A9542.JPG

Se produce aquí queso de muy buena calidad y bajos precios

La Unión de queseros del Sur de Sinaloa hace un llamado a los consumidores de la región para que se consuma el producto regional, que por un lado es mucho más confiable, más nutritivo por ser de elementos naturales, sin grasa artificial.

Este esfuerzo permite además impulsar la actividad de los ganaderos de la región, quienes han tenido en los queseros locales un incremento en los precios de la leche, que ha sido muy castigado por las empresas pasteurizadoras.

Con esto se logra que haya beneficios directos para el consumidor, para los propuios queseros y para los productores de leche, que son personas de la región y cuyo ingreso fortalece de manera importante a la economía de Mazatlán y sus alrededores.

En este esfuerzo van muchas personas y sectores vinculados. El doctor Marcos Osuna, propietario del restaurante Los Laureanos, es uno de los consumidores asiduos de los quesos que aquí se producen, lo que ayuda a que su negocio tenga a su vez, una calidad garantizada que refuerza el gusto de sus comensales.

El doctor Osuna destaca la importancia de que haya una mejor economía en la región, y por supuesto, el impulso a los ganaderos y a los productores queseros, a partir de una circunstancia muy actual: los consumidores están procurando productos orgánicos, especialmente el artículos tan importantes como la leche y el queso, que en las industrias están tan adulterados con todo tupo de químicos.

El doctor Osuna destaca la necesidad de apoyarse todos, de arroparse para sacar adelante las actividades de la región, sobre todo con empresas socialmente responsables que producen artículos óptimos, de gran calidad y a muy buenos precios, pues ellos están eliminando a coyotes e intermediarios.

La Unión está informando a sus consumidores en cada tienda dónde se tienen los quesos y derivados naturales, para que la gente pueda consumirlos con confianza. En estos momentos ya hay una gran cantidad de negocios que tienen estas existencias, lo mismo supermercados o abarrotes que restaurantes de reconocido prestigio.

La industria lechera de la región requiere de un apoyo importante, pues hace apenas unos años –seis- la región producía 1230 mil litros, mientras que en la actualidad apenas si se producen ochenta mil, y con el riesgo de seguir bajando, pues muchos productores están pensando o incluso en “tirar el arpa” ante las malas condiciones de su economía.