Sin Línea

0
26

*Muchas preguntas pocas respuestas

*Hermetismo en el nuevo nombramiento

*Enojo general en evento del DIF

*Infracciones al parejo

* Cartilla moral que nos recetó AMLO

MUCHAS REGUNTAS POCAS RESPUESTAS

Para mañana miércoles hay muchas preguntas qué hacerles a casi la mitad de los funcionarios del gobierno del químico, Luis Guillermo Benítez, desde el propio alcalde con dos renuncias en su administración de un importante director en el Implan y el gerente de la Jumapan en los zapatos del ingeniero Quel Galván Pelayo y eso que apenas vamos a dos meses y medio de travesía del barco llamado “IV Transformación”.

Temas como el Nafta y Lubricantes, el arrendamiento de los autos del ex alcalde Carlos Felton, las “infinitas” irregularidades en la Dirección de Bienestar Social, la basura en muchas colonias, las tomas clandestinas y el robo de agua que es el pan de todos  los días y que ya, por cierto, el propio alcalde los bautizó como “aguacoleros”.

El químico Benítez prometió para mañana miércoles dar nombres de grandes deudores del agua; estaremos pendiente de eso y si no recordarle lo que prometió a los reporteros y si llevará en serio la fuerza del municipio hasta sus últimas consecuencias y embargar a los empresarios y hoteleros que más deben.

HERMETISMO EN EL NUEVO NOMBRAMIENTO

Varios colegas que cubren la fuente del Ayuntamiento se les vio la cara de inconformidad la tarde de este martes a fuera de la Sala de Cabildo, y fue debido a que se dio a conocer que iban a nombrar al nuevo director de la Jumapam, por lo que acudieron para obtener la información.

Pero cual fue la sorpresa, se llevó a cabo a puerta cerrada, sí, a puerta cerrada, un evento tan sencillo como en otras ocasiones, pero eso no fue todo, una vez que concluyó la larga espera, la autoridad municipal no quiso dar la información, porque nuevamente se hizo otra reunión de la misma forma.

Después de un gran tiempo esperando, los reporteros al fin se enteraron quien era el elegido, siendo Ismael Tiznado Ontiveros quien rindió protesta como gerente de la Jumapam, sustituyendo a Quel Galván.

Así las cosas, al químico ya le renunció uno y está por irse otro en Implan en los próximos días, apenas van un poco más de 72 días del gobierno de Benítez Torres y algunos ya están tirando la toalla.

ENOJO GENERAL EN EVENTO DEL DIF

En plena conferencia de prensa, al sistema DIF municipal le brincaron inconformes. Y es que pese a que se anunciaba el programa para otorgar distintivos a las personas con alguna discapacidad a la hora de conducir, un grupo de ciudadanos (que serían beneficiados) les castigó con intervenciones. Les hacían ver a las autoridades que pese la falta de distintivos en meses pasados no les era otorgado el perdón en la multa que adquirieron. Esta situación creemos que le deja una lección a este tipo de eventos, que en este caso el hecho de tener al público no los dejó bien parados.

Ya lo habíamos informado por medio de esta columna la semana pasada, cuando elementos de la Policía de Tránsito se habían metido a los estacionamientos de tiendas particulares a infraccionar a todo vehículo que estaba en área azul, sin saber que el propietario tenía una deficiencia en su físico, o si la persona era una adulta mayor o simplemente una mujer embarazada.

Pero en fin, así es es la ley municipal, primero aplica y después investiga.

INFRACCIONES AL PAREJO

Y ya que estamos comentando de los elementos de la Policía de Tránsito, la pregunta es, ¿porque no se ponen tan estrictos con los operadores de camiones repartidores? se estacionan en doble fila, en rallas amarillas, es esquinas de las calles, sin que ninguna autoridad les llame la atención, ¿o no se amerita una boleta de infracción?

Hay se lo dejamos de tarea a los agentes viales, porque vamos a estar muy atentos si van a poner en orden a este tipo de unidades que causan problemas en la circulación vial y no les aplican nada.

CARTILLA MORAL QUE NOS RECETÓ AMLO

“La moral de los pueblos civilizados está toda contenida en el cristianismo”, dice la Cartilla Moral que nos recetó AMLO. Más adelante señala: “La apreciación del bien, objeto de la moral, supone el acatamiento de una serie de actitudes que equivalen a los mandamientos de la religión…Y el libreto sigue, sigue y sigue… Este sermón que nos recuerda al Siglo de la Inquisición.

Y qué acaso no éramos una sociedad laica desde que el prócer Benito Juárez le quitó a la iglesia el patrimonio del Pensamiento Único? ¿Debe un gobierno dar lecciones de moral a la sociedad que gobierna? Definitivamente, no. Que cada quien haga de sus partes un papalote y, si no afecta a otros, dejemos que haga lo que mejor le venga en gana, si no comete un delito. Nadie tiene la obligación de ser feliz, ni de ser bueno, ni de recibir lecciones de bondad”.  (Milenio. Gil Gamés. 2/15/2019).

Resulta que esta Cartilla de marras es una copia infumable que escribió en 1944 Alfonso Reyes –¿Lo ha leído usted?-. Pero, entre lo malo siempre hay una pizca de bueno, como bien dice Gil Gamés: “Agreguen a la Cartilla Moral el ensayo ‘Ciencia y Deber Social’ y lo que tendrá el Presidente será un poderoso anestésico que provocará una estampida. Nunca más robaremos un peso, pero por piedad, no nos obliguen a leer esas páginas aterradoras”

De veras, ese recetario es un somnífero de lesa pluralidad, y es tan potente que ningún insomne se quedará con los ojos pelones a partir de las siete de la noche. Le recomiendo a AMLO que la cartilla la envíe de inmediato a los hospitales para que nadie pase la noche en vela, porque todos debemos dormir como Dios manda!. Pero entre lo malo siempre hay una pizca de bueno.