Sin Línea

0
142

* El Alcalde y la relación con la prensa
* Sin tantita pena
* Haciendo turismo con los Diputados

 

EL ALCALDE Y LA RELACIÓN CON LA PRENSA

La relación oficial entre prensa y gobierno siempre es transparente, pero hay otra, como ocurre con todos los grupos de poder, afectada por las filias y fobias de los presidentes de la República a nivel nacional o el gobernador y/o alcalde en lo local. De esos diálogos no se rinden cuentas, porque obedece a intereses políticos y a las descritas como razones de Estado y, en ese marco, los medios publican lo que dice el gobernante en turno, aunque siempre hay la investigación propia y el análisis de los editores, columnistas y en sus casos los reporteros.

El interés es mutuo, aunque las ambiciones diferentes. Hay quien cede ante las promesas de riqueza, otros negocian con las primicias informativas, o se inclinan por los negocios que nada tienen que ver con la libertad de expresión, pero establecen complicidades.También existen los que nunca capitulan en su integridad y en el servicio a los lectores, aunque así procedan por las razones equivocadas, por sentirse engañados o por la necesidad de una confrontación permanente.

La independencia conlleva riesgos, pero en términos reales genera mayores y más plenas satisfacciones que las complicidades y la corrupción. El periodista navega por el mundo profesional acompañado de tres valores: honradez, honestidad y credibilidad, lo que le confiere un nivel moral que pocos logran. Se convierte en responsabilidad para con los lectores que lo siguen, aunque el destino a veces sea como el de Javier Valdez y muchos otros periodistas que han sido asesinados por no plegarse al gobierno en turno o al grupo faccioso.

La confrontación que la 4T, con el presidente Andrés Manuel López Obrador o el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez Torres, con el acoso de su Dirección de Comunicación Social, motiva esa estigmatización de “periodistas fifís” y el México bueno y sabio, en la puerta de entrada para que eventualmente se cometan excesos de toda índole y hasta homicidios de informadores.

¡Cuidado con la terrible polarización del encono y el odio, el de estás conmigo o contra mí!

SIN TANTITA PENA

El que gritó casi a los cuatro vientos sin que le diera algo de pena o remordimiento, es más, ni siquiera la pensó para contestar a la pregunta que le hizo una colega de conocido periódico, que si tenía a sus hijos trabajando en la administración contestando con un sí, fue Jorge Olegario Contreras Núñez.

El ahora director de Comunicación Social del Ayuntamiento de Mazatlán, donde el día de hoy tomó protesta para importante cargo, que “dejó” la maestra Martha Mendivil.

Pero regresando al caso de nepotismo, perdón, a los hijos de funcionarios trabajando en el mismo techo, o sea la administración, Jorge Contreras aceptó que sus dos bendiciones fueron contratados en las áreas de Acuario Mazatlán y otro más en la Jumapam.

Se le cuestionó que su caso integra a la lista que estableció la Síndica Procuradora, ante el Órgano de Control Interno, respondiendo que continúen con las investigaciones asegurando mantener su postura de orden y respeto a la información que se genere. ¿Cómo la ven?

EL QUÍMICO HACIENDO TURISMO CON LOS DIPUTADOS

Después que López Obrador abrogó la comisión que promueve el turismo en el mundo y además remitió  los impuestos que pagan los viajeros que vienen a gozar de nuestros paraísos, para destinarlos a la construcción del Tren Maya, al químico se le ocurrió -usted no lo va a creer- hacer promoción turística en la Cámara de Diputados; sí, en la Cámara de Diputados; por Dios, en la Cámara de Diputados, que por cierto muchos de ellos le hicieron a los camarones porque son aún chupapiedras.

Dicho de otro modo: nos hemos quedado a nivel federal sin dinero para promocionar el turismo a los largo y ancho del mundo, y todavía el químico se va a gastar el nuestro dinero a un lugar que genera leyes buenas, malas y peores y, que además, por su investidura tienen la obligación de ver cómo le hacen para crear una bolsa que permita difundir nuestras bellezas naturales y culturales, porque ahora que el prócer de Macuspana se le ocurrió dejarnos sin recursos para hacer esa ingente tarea.

Pero viéndola bien, creo que el químico no fue a hacer turismo a la Cámara; creo más bien que fue a quedar bien con los Diputados, como lo hacían y los siguen haciendo los políticos provincianos que les llevan regalos a los políticos de alcurnia para escalar a otro peldaño en su carrera, como antes le llevaba a López Obrador sabrosos camarones para ganar su voluntad. La diferencia es que antes lo hacía con su dinero y ahora lo hace con el nuestro. Y quizá para hacer esta pirueta le sirvió de cortina de humo el homenaje que los legisladores le hicieron a nuestra querida Banda El Recodo. Vaya usted a saber…