Sin Línea

0
66

Sin línea

 

*Villalobos, como el Policía Chino

*Salgado, su último volado

*Covid, la vida no vale nada

 

 

VILLALOBOS, COMO EL POLICÍA CHINO

El alcalde provisional de Mazatlán, José Manuel Villalobos, sufrió esta mañana el acoso de los reporteros por saber quién realmente manda en el gobierno de Mazatlán, sí él que es un alcalde sustituto o Luis Guillermo Benítez Torres, en su calidad de presidente municipal con licencia, sigue dando órdenes y hasta entrega, dicen, gafetes condicionados a los grupos de banda a cambio de las simpatías electorales.

 

Esta mañana, al término de un acto en el Acuario Mazatlán se le preguntó sobre la veracidad de un video donde se presume que el munícipe con licencia ofreció trato especial a los “banderos” que se reunieron el sábado con los candidatos al gobierno de Sinaloa, Rubén Rocha Moya, y con el propio Benítez Torres y hasta se rifó una tarola.

 

Va permitir que le metan goles alcalde?, se le preguntó a Villalobos y contestó medio molesto: “Jamás voy a permitir eso; nosotros estamos trabajando…” y luego dijo que no ha visto el supuesto video, pero aun así señaló que ya le pidió al secretario del Ayuntamiento, “Pepe Chuy” Flores Segura que haga una investigación, que, de antemano, sabemos que no va a prosperar y que se va exonerar al químico Benítez.

 

Una y otra vez, Villalobos salió por la puerta falsa y dijo que “no tiene nada que comentar sobre ese tema, porque no ha visto el video”. Sólo argumentó que el funcionario que quiera andar en política que “renuncie al cargo”.

 

Entonces quién manda ahorita en el Ayuntamiento usted o el alcalde con licencia?, insistió otro reportero.

 

-“Le voy a decir la verdad, soy el presidente municipal interino por tanto estamos trabajando…” y salió del recinto asediado por las interrogantes de los periodistas.

 

Ahora nadie sabe de esos gafetes: ni “Pepe Chuy”, ni el Oficial Mayor, Javier Lira González, tampoco la Síndico Procuradora a modo, Nayla Velarde, que está también de adorno en esa oficina de Mariano Escobedo, muchos menos el alcalde que se confirma que sólo es un monigote que lo mueve a su antojo el químico Benítez Torres.

 

Es algo que no merecen los mazatlecos, pero el día de las urnas no está muy lejos y ahí se pueden expresar los porteños como les plazca.

 

SALGADO, SU ÚLTIMO VOLADO

Félix Salgado Macedonio, candidato de Morena al gobierno de Guerrero, cruza los dedos para que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se pronuncia a su favor, sobre todo porque se dice que los ministros de este órgano colegiado son “pejistas”.

 

Por lo pronto ayer lunes, por unanimidad los siete consejeros del Instituto Electoral de Participación Ciudadana del estado de Guerrero ratificaron el acuerdo del Instituto Nacional Electoral de cancelar la candidatura Salgado Macedonio, luego de varias acusaciones por acoso y violación sexual.

 

Ayer, durante una sesión de la Cámara de Diputados, los representantes del PAN, Silvio Rodríguez García, y del PRD, Daniel Meza convocaron a Morena a no provocar la ingobernabilidad de Guerrero con marchas cierres de carreteras y actos de defensa para Salgado Macedonio.

 

“No le apostemos a la ingobernabilidad en el estado, deben de recurrir a las instituciones e impugnar y que sea el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación si le regresan o no la candidatura”, dijo Rodríguez.

 

Mientras, Carlos Arturo Villalpando, representante de Morena, indicó que la cancelación de la candidatura de Salgado por parte del INE es un intento de bajar las preferencias ciudadanas del morenista.

 

“Al inicio del proceso electoral, nuestro candidato tenía a su favor más de 20 puntos porcentuales arriba del candidato más cercano (Mario Moreno Arcos, candidato de la coalición PRI-PRD), motivo por el cual al no disminuir dicho porcentaje a su favor se optó que a través del órgano administrativo electoral se le hiciera el trabajo en su resolución a fin de disminuir la diferencia de nuestro candidato”, afirmó.

 

Además, Morena en Guerrero deberá pagar 6 millones 573 mil 300 pesos de multa. Ese dinero irá al instituto de la promoción, fomento y desarrollo de la ciencia, tecnología e innovación.

 

COVID, LA VIDA NO VALE NADA

La pandemia de Covid-19 ha dejado más de 300 mil muertos en un año, según el informe “Exceso de Mortalidad”, de la Secretaría de Salud. Sin embargo, cifras extraoficiales apuntan que en realidad son más de 500 mil vidas perdidas por las pésimas políticas de salud del gobierno federal, mientras las vacunas llegan a cuentagotas y el proceso de vacunación ha sido muy tardado.

 

La estrategia para atender la pandemia de Covid-19 en México fracasa en tanto el gobierno de la 4T y su partido, Morena, parecen lucrar con miras a las elecciones del 6 de junio. Hay spots en donde Morena señala que la mitad de “su presupuesto” fue utilizado para comprar vacunas cuando el gobierno del presidente López Obrador tiene el control de la adquisición y no permite que los gobiernos de las 32 entidades de la República puedan adquirirlas en venta de naciones extranjeras, tampoco la iniciativa privada.

 

Mientras, México tiene la mayor letalidad por Covid-19 entre las 20 naciones más afectadas. De acuerdo con la Universidad Johns Hopkins registró una tasa de 8.7 muertes por cada 100 pacientes contagiados, lo que lo coloca en el primer lugar mundial en este indicador.

 

Es el país que la Organización Panamericana de la Salud ubica como primer lugar en fallecimientos por Covid-19 entre el personal médico. Hasta el 8 de febrero México contabilizó 2,996 decesos. El primer lugar dentro de una lista de 18 naciones.

 

El gobierno federal, la Secretaría de Salud, el IMSS, el ISSSTE y los Centros de Salud mandaron a los médicos y enfermeras, principalmente, a la guerra sin protección, sin medicamentos y sin vacunas. Hasta ahora se estima que uno de cada cuatro médicos en el país no ha sido vacunado, siendo los privados y de farmacias los más afectados.

 

El personal de salud y millones de mexicanos siguen a merced de las políticas mal aplicadas de este gobierno y las mentiras de Hugo López-Gatell. El Plan Nacional de Vacunación pretendía inocular a todos los adultos mayores, unos15 millones, y todo el personal de salud -alrededor de 850 mil)- antes del 15 de abril. Sin embargo, sólo ha aplicado cerca de 6.2 millones de dosis. En México, la vida no vale nada.