Sin Línea

0
53

 

*Inhabilitan a el químico

*AMLO y Monreal estiran la liga

*Acusa embestida contra López

INHABILITAN A EL QUÍMICO

Luis Guillermo Benítez Torres ya no siente lo duro sino lo tupido y le sigue lloviendo sobre mojado, pero sigue sin frenar su soberbia, arrogancia y ambiciones de poder que no se da cuenta que lo que siembra cosecha y ahora se dice ofendido y que hay una “embestida jurídica” en su contra para que no sea el candidato a la gubernatura de Sinaloa.

¡Qué es lo que no entiendes Benítez!, parece decirle el líder nacional de Morena, Mario Delgado, cuando le restriega a él y a otros inconformes en otros estados de la República que se sintieron ser los “candidatos” a las respectivas gubernaturas de las 15 entidades que estarán en juego en este año, de que las ambiciones políticas personales en nada ayudan a los postulados de la 4T”.

En el caso del químico Benítez Torres el expediente de todas las quejas y denuncias en su contra, principalmente de la “fiscal de hierro” y Síndico Procuradora, Elsa Isela Bojórquez Mascareño, quien llevó sus casos al Tribunal Estatal Electoral, es muy abultado y esas pruebas, si sigue el alcalde por el camino de la ilegalidad, se le pueden convertir hasta en “juicio político”.

El Congreso del Estado tiene copias de todos los excesos de gobierno del munícipe porteño. Parece que el secretario del Ayuntamiento y reputado abogado en Derecho, “Pepe Chuy” Flores Segura, no le ha servido para nada y tal vez para hundir más al ahora rijoso alcalde de Morena que no le hace favor alguno a su partido, a pesar de que diga que es uno de los “seis mejores alcaldes de México”.

Benítez Torres mientras más se mueve o patalea más se hunde en el fango de sus autoritarismos, incluso en la carta de respuesta al fallo de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia que le suspende temporalmente sus derechos de militante y que se interpreta que lo inhabilitan para cualquier cargo de elección popular, el munícipe insiste en sus críticas a Mario Delgado de una dirigencia con “crisis de credibilidad y de paso machuca también a la Comisión Nacional de Elecciones.

La carta del químico no dice nada que no sepamos, salvo que ahora se hace la víctima y se acoge a las instancias que lo han sentenciado: el Tribunal Estatal Electoral, que en dictámenes pasados le han exigido que se disculpe públicamente por afectar y violentar los derechos laborales y de equidad de género de la Síndica Procuradora Bojórquez Mascareño, y ahora también se sujeta a la Comisión de Honestidad para que le “definan su situación jurídica”.

Pues las respuestas ya las tiene el químico: el Tribunal Electoral ya falló en su contra y la Comisión de Honestidad también al suspenderle su militancia. No se puede defender lo indefendible.

Qué pena para un personaje que antes de ser alcalde tenía el respeto y el cariño de la gente, ahora se gana el repudio hasta de sus propios líderes, como el Presidente de la República que lo llevó a la alcaldía de Mazatlán.

Al alcalde le quedan 9 meses para volver a ser el reconocido y humilde político y recomponer como gobernante el rumbo del barco de la 4T mazatleca.

AMLO Y MONREAL ESTIRAN LA LIGA

Al inicio de esta semana comentábamos con preocupación de las semejanzas entre los presidentes de EU, Donald Trump, y de México, Andrés Manuel López Obrador, y palabras más expresiones menos dijimos que ambos no quieren perder el poder.

Allá, en Washington DC, donde está el Capitolio (digamos el equivalente a la sede del Congreso de la Unión, integrado por diputados y senadores en nuestro país) y la Casa Blanca (Palacio Nacional, residencia oficial del Presidente), ya vimos en lo que terminó, sobre todo en el Capitolio, una escalada de violencia que está por costarle al cargo a Trump.

Aquí, el Presidente de la República ha embestido una y otra vez a las instituciones (no olvidamos cuando ya las “mandó al diablo”) y ha desaparecido dependencias, secretarias, fideicomisos y ahora pretende eliminar los organismos autónomos como el INAI, IFT e INE y que reflejan, en mucho, una nación democrática con instituciones. Incluso, el Presidente quiere ahora, eliminar la Secretaría de Turismo y que esta dependencia sea absorbida por la Secretaría de Economía.

El Mandatario ha ido contra la población misma, en los empresarios, los partidos opositores, los gobernadores, las mujeres y hasta con el gremio de periodistas al tratarlos parejos de corruptos y “chayoteros”.

El Presidente de la República quiere concentrar el poder y no perderlo y hará, por supuesto, todo lo que sea necesario para ganar las elecciones federales y locales de este año con la renovación de gobernadores en 15 entidades y los 500 diputados federales en el Congreso de la Unión para no perder el control mayoritario entre los legisladores de la Cámara Baja que aprueban cada año las Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, entre otros grandes temas nacionales.

Sólo esperemos que el Presidente de la República no incite a la violencia en los comicios del 6 de junio, aunque ya estamos viendo a un gobernante -que se debe dedicar a gobernar-, en campaña a favor de su partido, Morena.

Esperamos que cuando eventualmente pierda en algún estado del país o en distritos federales para diputados no violente el Estado de Derecho y de paso a los votantes.

ACUSAN EMBESTIDA CONTRA LÓPEZ

Ayer, vía twitt el líder del Senado de la República y coordinador de los legisladores de Morena, Ricardo Monreal Ávila, ya hizo una advertencia donde acusó a los partidos de la oposición de orquestar una “embestida frontal” contra el presidente López Obrador.

 

Pero hay que decirle al senador que ha sido el Primer Mandatario quien, desde que llegó al poder, ha estado en un ataque contra todos y en particular contra las instituciones que han dado un país democrático.

 

Una embestida, insiste Monreal, que “viene directamente de los extremos políticos y económicos que en el pasado se mantuvieron distanciados y que ahora se unen contra un solo objetivo: atacar al Presidente”. Y subraya que nunca se había dado esta embestida en los niveles de hoy contra ningún otro mandatario.

 

Pero hay que recordarle a Monreal Ávila que nunca antes un Mandatario había atacado a México, a sus instituciones y a su población en los sectores productivos de la manera en que lo hace López Obrador.

 

Todo esto ocurre, añade Monreal, cuando la pandemia, la crisis económica y social nos debiera llevar a caminar unidos para enfrentar y superar todo eso, sin lucrar ni perseguir beneficios electorales, cuando su partido, Morena y su líder nacional, Mario Delgado, ya manipulan las vacunas y a la población con miras a las elecciones de este año.

 

Sin duda, que el Presidente de la República y Monreal Ávila estiran la liga y escupen al cielo.