Sin Línea

0
62

 

*Morena, fuego amigo

*En Mazatlán también se cuecen habas

*La gran ciudad en rojo?

 

 

MORENA, FUEGO AMIGO

Tal vez por ser ahora el partido dominante, Morena es el instituto político en donde hay más pleitos y disputas internas por los cargos de elección popular rumbo a los comicios del 6 de junio del 2021 el “fuego amigo y enemigo” está en toda su crudeza y que pinta a los prospectos a gobernadores tal como son y, a veces culpados de actos no comprobados, pero que sirven para ensuciarlos.

 

Dicen que en la guerra y en el amor todo se vale y aquí se trata solamente de una guerra sucia que salpica a varios y de la que posiblemente se arrepientan después, ya que podrá ser usada por sus verdaderos adversarios.

 

Hay de todo, acusaciones de malversación de fondos, de irregularidades en el desempeño de su trabajo, abuso sexual, agresión de género y hasta de nexos con el narcotráfico.

 

El partido dominante es el que más fuego amigo tiene, ya que se considera que en una docena de estados saldrá como favorito para obtener la victoria en el gobierno de la entidad.

 

El que concentra mayor acoso contra los interesados en la candidatura es Chihuahua, donde los tres principales aspirantes tienen denuncias en su contra. La Senadora Mónica Fernández Balboa, de Morena, acusó al panista Gustavo Madero de violencia de género en su contra. El gobernador de Chihuahua, Javier Corral, acusó al Senador de Morena Cruz Pérez Cuéllar y a la panista María Eugenia Campos, alcaldesa de la capital, de contubernio con el anterior gobernador el priista Javier Duarte.

 

Guerrero presenta un panorama terrible con un aspirante acusado de abuso sexual, Félix Salgado y otro más de usar recursos gubernamentales para fomentar su campaña, Pablo Amílcar Sandoval.

 

Baja California tiene un escenario en el que el alcalde de Tijuana, Arturo González, es satanizado y acusado de todo por el gobernador Jaime Bonilla.

 

EN MAZATLÁN TAMBIÉN SE CUECEN HABAS

Por el mismo rumbo andan los “morenos” en las demás entidades de la República que tendrán elecciones y en Sinaloa, por supuesto, también se cuecen habas y el Senador Rubén Rocha Moya desde meses dijo que iría por la gubernatura y eso generó malestar en el alcalde porteño, Luis Guillermo Benítez Torres, quien siempre lo ha acusado de arribista y oportunista y de que no es fundador de Morena en el estado. Igual afirma de Imelda Castro, Senadora morenista.

 

No se diga de Gerardo Vargas Landeros, quien fuera secretario de Gobierno de MALOVA, de quien afirma el químico que nunca ha dejado de ser priista.

 

Hasta la Síndico Procuradora porteña, Elsa Bojórquez Mascareño, con actitud enérgica ha logrado respeto a sus funciones y eso ha provocado que el alcalde Benítez se le señale de acoso laboral y de violencia política, lo que al químico le puede costar hasta la inhabilitación para competir en los comicios próximos.

 

También al conocerse algunos nombres que aspiran a la alcaldía mazatleca las descalificaciones han estado a la orden del día, principalmente en las redes sociales, como fue el caso del ex director de Desarrollo Económico y Turismo, David González Torrentera.

LA GRAN CIUDAD AL ROJO?

La Ciudad de México rebasó esta semana el límite de hospitalizaciones por Covid-19 que estableció el gobierno capitalino para regresar al semáforo rojo, por lo que autoridades deberán emitir nuevas medidas sanitarias, en la que la participación ciudadana es determinante para contener contagios.

 

La cifra fijada por autoridades era de 5 mil 127 camas ocupadas y para finales de noviembre el número llegó a las 5 mil 174, cifra que continuó aumentando en los últimos días.

 

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, comentó el pasado 24 de julio que, de acuerdo con el Semáforo Epidemiológico de la Secretaría de Salud, si la ocupación en la Zona Metropolitana del Valle de México crecía hasta llegar a más 5 mil 127 camas, es decir, 54 por ciento de las 9 mil 667 que hay en la ZMVM, se tendría que regresar al semáforo rojo y permanecer así varias semanas.

 

Al respecto, la Coparmex lanzó un SOS a la ciudadanía a no bajar la guardia ante el aumento de hospitalizaciones registradas en los últimos días.

 

Coparmex ciudad de México recordó que hace apenas siete meses la CDMX vivió el semáforo en rojo y se cerraron miles de negocios y se perdieron cientos de miles de empleos, lo que significó un duro golpe a la salud y a la economía de las familias capitalinas.

 

Este paro de actividades le costó a la Ciudad de México que más de 200 mil establecimientos pausarán sus actividades y más de dos millones y medio de trabajadores pararan, lo que provocó una caída del PIB capitalino de más del 10 por ciento y miles de comercios cerrados sin capacidad financiera para abrir. Cerrar otra vez sería la muerte económica para la gran ciudad.