Sin Línea

0
310

 

 

*Benítez Torres, ¡al colmo del ego!

*Otra de polis

*Mazatlán y el fantasma del rebrote

 

BENÍTEZ TORRES, AL COLMO DEL EGO!

Hay cosas y personajes que no cambian, el químico Benítez Torres es uno de ellos. Siempre ha estado su autoritarismo y egocentrismo presentes en su vida política, pese a que por años pretendió manejarse con humildad y respeto hacia los demás, pero al final resurge la piel del lobo.

 

Así ha sucedido en el último mes en que arreció su campaña, incluso con recursos públicos del municipio, para ir en busca de la candidatura a la gubernatura de Sinaloa, aunque sabe que sólo se quedará en el camino de la consolación a través de ir por la reelección de la silla porteña.

 

El colmo del autoritarismo y el ego del llamado químico llego la noche del viernes pasado ante la presencia del gobernador Quirino Ordaz Coppel y tres secretarios de su gabinete: Efrén Encinas de Salud, Oscar Pérez Barros de Turismo y Javier Lizárraga de Economía. Esa noche el pretexto fue la entrega oficial de la rehabilitada avenida Rafael Buelna.

 

También ante todo el equipo de gobierno de Benítez Torres y de su esposa, Gaby Peña Chico, presidenta del DIF municipal. Una noche de fiesta y para sublimar el egocentrismo de nuestro flamante alcalde.

 

No hubo fiesta ese viernes 20 de noviembre ni reconocimiento a los héroes que nos dieron patria con la Revolución Mexicana y trajeron, hasta hoy, un México de instituciones. Ni siquiera se recordó a Madero de quien el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, lo tiene en un nicho y fuente de inspiración en su gobierno de la 4T.

 

Benítez Torres como alcalde y primera autoridad de este municipio no se acordó ni por la mañana ni por la noche de los personajes revolucionarios, pero si organizó una fiesta para festejar sus dizque 255 obras y de pasada pedirle a todos los directores de su gabinete que le mandarán una carta, firmada claro, en donde con las palabras más melosas lo exaltaron como el “prócer” de Mazatlán y el mejor alcalde que ha dado el país.

 

Sólo faltó que rubricarán la misiva, que fue leída esa noche y formó parte de la agenda protocolaria, con un grito al unísono de ¡Benítez para gobernador!. Fue un exceso del químico, como muchos otros, mientras el gobernador miraba hacia otro lado con un delicado meneo de cabeza.

 

El Presidente de la República no dejó pasar la fecha del 20 de noviembre y aunque no hubo desfile cívico-militar por la plancha del Zócalo capitalino, frente a Palacio Nacional, si se recordó el 110 Aniversario de la Revolución Mexicana, encabezada por López Obrador, y con personal médico y de enfermería que se ha destacado por su entrega al enfrentar la pandemia de Covid-19 y quienes por cierto recibieron la Condecoración Miguel Hidalgo en Grado Cruz.

Benítez Torres en su ego también gastó recursos públicos para hacer un “mini informe” ante los ojos del gobernador y presentar, a través de un video, las principales obras de esas 255 que prometió para este año y que, dos meses antes, otra vez cumplió por “adelantado”.

 

El químico cerró la noche de fiesta con más de cinco minutos de pirotecnia y el ofrecimiento de bocadillos rápidos.

 

Algunos entendieron que fue una fiesta de despedida como alcalde de Mazatlán porque en tres semanas el químico pide licencia para buscar la candidatura a la gubernatura y si no, ya de perdis, la reelección, aunque antes se advierten severos escollos de legibilidad en el camino.

 

Al final de la fiesta, se anticipa, una fuerte cruda de autoritarismo, egolatría y excentricidad. Al tiempo.

 

OTRA DE POLIS

Y siguiendo con el alcalde, el pasado fin de semana se manejo mucho en las redes sociales los abusos de un par de agentes municipales donde los acusaban de bajadores.

Tanto fue el escándalo que se hizo que llegó a los oídos del alcalde en donde está mañana tomó cartas en el asunto y les aplicó la ley.

Hay que recordar que hace un par de semanas también se denunció a otros policías por abusar de sus labores.

 

MAZATLÁN Y EL FANTASMA DEL REBROTE

En Mazatlán las autoridades, los empresarios, restauranteros, hoteleros y comerciantes en general, pero sobre todo la sociedad civil, deben ponerse las pilas porque el Covid y la pandemia seguirá en todo el 2021 con su secuela de muertes y contagios, pero lo que más preocupa es que no se toman las medidas de salud para que la economía no se cierre y se “encuarentenen” las ciudades.

 

La ciudad de México es un ejemplo de lo que puede suceder en Mazatlán, guardando las proporciones de que allá son unos 10 millones de habitantes y las concentraciones de cientos de personas son naturales, acá, en el puerto, somos unos 600 mil pero muchos miles de desbocados al no usar “cubrebocas” y no guardar las mínimas medidas de distancia.

 

Incluso, este fin de semana en la ciudad de México la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) se comprometió a que sus integrantes cumplan con las nuevas restricciones, así como el seguimiento a las medidas del gobierno capitalino, ante la emergencia sanitaria, como la aplicación del código QR.

 

Francisco Hernández Alonso, presidente nacional de Canirac, indicó que regresar a semáforo rojo sería un golpe del cual muchos restaurantes no podrían recuperarse. “En nuestra industria estamos sufriendo estragos, pérdidas y cierres de lugares de forma permanente. Esto afecta a miles de familias que dependen de nuestros restaurantes como son nuestros colaboradores y todas las personas que hay detrás de la cadena productiva de cada mesa servida. Debemos evitar un nuevo cierre de la economía o más medidas restrictivas que condenen a los restaurantes de todos tamaños a cerrar sus puertas definitivamente”, enfatizó.

 

Mientras Nathan Poplawsky, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) CDMX, indicó que la pandemia de Covid-19 se ha extendido más de lo que se esperaba y los negocios de la capital acumulan deudas, por lo que es vital evitar mayores medidas restrictivas. “Todos quienes tenemos un negocio tenemos la obligación de cumplir y hacer cumplir las medidas de protección sanitaria en nuestros establecimientos”, comentó.

 

Por su lado, el dirigente de Coparmex ciudad de México, Armando Zúñiga Salinas, indicó que a raíz de la crisis de la pandemia se pueden cerrar 35 mil negocios, de unos 450 mil establecimientos en total. Aquí en Mazatlán, cientos de negocios no han podido reabrir a partir del inicio de la emergencia sanitaria que comenzó en marzo de este año.

 

En la gran ciudad ya se perdieron 198 mil empleos, según el INEGI. Aquí, en Mazatlán, son varios cientos las personas que se quedaron sin trabajo dice la Canaco local, por lo qAue hay que poner las barbas a remojar.