Sin Línea

0
42

 

*López, “encabritado”

*Químico, manotazo a medias

*¡89 años! a Videgaray

 

LÓPEZ, “ENCABRITADO”

Ahora sí en la “mañanera” de ayer se vio al Presidente de la República enmuinado, molesto e irritado y dice a los que ahora llamó “gobernadores disidentes”, que le faltan el respeto a la investidura presidencial al decir que “les estamos quitando sus participaciones y no es así…que cada quien actúe de conformidad con lo que establece la Constitución y las leyes, que no actuemos con exabruptos, que haya respeto y también libertad de expresión, manifestación de las ideas”.

 

El Jefe del Ejecutivo se refirió a los gobernadores de la Alianza Federalista que en las últimas semanas han arreciado sus presiones en contra del Presidente para que los reciba y hablar largo y tendido sobre un nuevo Pacto Federal y el tema de los recursos federales para los estados de la República.

 

El Primer Mandatario dijo textual: “Yo no les estoy diciendo que ellos no hablen, no, que se expresen, que se manifiesten, porque también yo voy a ejercer ese derecho”.

 

Aclaró que él ya envió a la Cámara de Diputados el Proyecto de Ley de Ingresos y el de Egresos y que ahora es facultad exclusiva de los diputados de resolverlo. Así que pedirle revisar el presupuesto ya no es con él, sino con los diputados. “Ya no depende de nosotros, es el Poder Legislativo el que aprueba la Ley de Ingresos y el Presupuesto”, añadió el Presidente, Andrés Manuel López Obrador.

 

Pese al evidente enojo, el Ejecutivo Federal dio a conocer los montos de las participaciones entregadas a todos los gobernadores hasta septiembre pasado:

 

Aguascalientes, 7 mil 117 millones; Baja California, 20 mil 196 millones; Baja California Sur, 4 mil 867 millones; Campeche, 6 mil 534 millones; 926 millones; Colima, 4 mil 737 millones de pesos y es el estado que tiene los más bajos recursos federales, mientras que el estado de México es la entidad que recibe las mayores aportaciones: 88 mil 100 millones de pesos… A Sinaloa le corresponden 15 mil 964 millones de pesos.

 

Sin embargo, hay que decir que el Presidente de la República regresa 20 centavos a cada uno de las 32 entidades del país por cada peso que le envía cada uno de los estados.

 

Más calmado, el Presidente les dijo: “Lo que deben tener en cuenta los gobernadores disidentes, gobernadores opositores a nuestro gobierno, es de que los vamos a respetar a ellos como representantes de sus pueblos, porque son representantes de estados libres y soberanos.

 

“Sobre todo, vamos a garantizar a los pueblos que representan los apoyos que por justicia les corresponden. No se va a escatimar, no se va a limitar ningún apoyo a los habitantes de Chihuahua, de Jalisco, de Nuevo León, de Coahuila, de Colima, de donde son los gobernadores que están en contra nuestra; las participaciones federales, lo que les enviamos, se les va a seguir entregando”.

 

QUÍMICO, MANOTAZO A MEDIAS

El que también anduvo “encabritado” y de “mírame y no me toques” fue nuestro flamante alcalde porteño, Luis Guillermo Benítez Torres, quien incluso ayer al mediodía dijo que era cuestión de horas para correr a los funcionarios y empleados que fallaron en los operativos de sana distancia el fin de semana en donde, en algunos antros, se vieron aglomeraciones de jóvenes y hasta hubo sanciones y clausuras para conocidos empresarios.

Esta mañana de miércoles dio a conocer que la “nuera” política, Karina Torres Ruelas dejaba la coordinación del “Operativo Redes” para colocarla en otra área de la administración. Pero a otros cuatro funcionarios o empleados les costó la chamba y se fueron a la calle; trabajaban en Oficialía Mayor y Protección Civil.

Y es que el enojo, que trajo dos días al munícipe marismeño, no era para menos pues mucho ha presumido que Mazatlán es el mejor destino de playa del país y que el turismo nos ha privilegiado por encima de Cancún, la Riviera Maya, Puerto Vallarta, Los Cabos y hasta de Acapulco con toda y su violencia en las franjas turísticas.

También porque “todos los operativos” implementados en Mazatlán son “únicos” y “ejemplos para el país” que mantienen a la pandemia -dice Benítez Torres-, “bajo control” y con el “semáforo Covid” muy por debajo de la escala de contagios.

El alcalde y sus colaboradores han puesto en marcha la MZT Tourist para mantener informados a los locales y turistas sobre los “semáforos playeros” y nocturnos, mismos con excelentes resultados, incluso con un premio de la Secretaría de Gobernación.

Por cierto, CAPTA (Centro de Atención y Protección al Turista) es otra de las instancias de gobierno que han dado muy buenos resultados y que tienen al químico, entre otros “ejemplares programas”, entre los “mejores alcaldes del país”. ¡Claro!, Benítez Torres no rebela los porcentajes de sus encuestas “patito”.

Pero en fin… el primer edil anduvo muy “encabritado” porque todos sus esfuerzos que se encaminan a que volteen a ver la transformación de Mazatlán y de paso que lo encaramen a la ola que lo lleve hasta el puerto de la candidatura por Sinaloa, se pueden ir por el drenaje en menos de un parpadeo.

En los exabruptos de los últimos días, Benítez Torres hasta dudo de si están coludidos sus funcionarios y empleados con los dueños de los antros violadores de los protocolos de salud. Estaremos pendientes de este novelón porteño.

¡89 AÑOS! A VIDEGARAY

No lo detienen todavía, acusado de cinco delitos, pero ya los excesos de algunos consideran que al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, deben darle 89 años de cárcel.

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, acusó a Videgaray de la distribución de los sobornos de Odebrecht a la campaña presidencial y de pagar a legisladores para que aprobaran reformas estructurales y, si lo llevan a juicio por los delitos que le imputa, la Fiscalía General de la República le podría dar muchos años de cárcel.

Mientras los delitos por los que Lozoya fue vinculado a proceso contemplan una pena de prisión de hasta 59 años en dos investigaciones -la de Odebrecht y AgroNitrogenados-, con sólo una carpeta de investigación, Videgaray tiene en su contra cinco acusaciones que establecen en sus penas máximas un acumulado de 89 años de cárcel.

De cinco delitos, en tres (cohecho, traición a la patria y asociación delictuosa), la FGR señala al exsecretario de Relaciones Exteriores como autor material, además de haberlos cometido con dolo, ya que en los otros dos (cohecho y delito electoral) se le acusa de ser partícipe.

El delito de traición a la patria es el que contempla una pena mayor, de cinco a 40 años de cárcel a quien realice actos contra la independencia, soberanía o integridad de la nación mexicana con la finalidad de someterla a persona, grupo o gobierno extranjero.