Sin Línea

0
39

 

*Benítez, Alcalde Antidemocrático

*Urzúa, Otro Nefasto Sexenio

*Porfirio Ochentón y Acosador

 

BENÍTEZ, ALCALDE ANTIDEMOCRÁTICO

Para propios y extraños se consumó, en una primera etapa, lo que se veía venir en el Ayuntamiento de Mazatlán: la imposición contra viento y marea de un contralor interno, Rafael Padilla, que ha sido tapadera de múltiples irregularidades y de corrupción en los asuntos del gobierno municipal de la 4T.

 

El químico y alcalde Luis Guillermo Benítez Torres pierde su poca simpatía como munícipe, echa para abajo las presumibles encuestas de ser “uno de los mejores ediles del país” y se coloca, ahora, como el alcalde más antidemocrático no sólo de Morena sino de todo el país.

 

¡Claro! para lo que le importa dentro de su soberbia, pero la gente está pendiente en las redes sociales y la sesión extraordinaria, que inició ayer y terminó hoy, la vio mucha gente y observaron las fauces del autoritarismo al desechar un proceso legal con la Síndico Procuradora, Elsa Bojórquez para dar paso al “golpismo” y la política chicharronera del munícipe marismeño, mal asesorado por el secretario del Ayuntamiento, “Pepe Chuy” Flores Segura.

 

Esto, por supuesto, apenas comienza y puede, ahora sí, la espuria sesión extraordinaria con la falsa protesta de un funcionario, la punta de lanza para juicios mayores en contra del pequeño “Napoleón” mazatleco y las demandas no sólo llegar, como ya dijo Bojórquez Mascareño, al Tribunal estatal Electoral, sino hasta el Congreso del Estado de Sinaloa y más allá para solicitar el “juicio político” a un personaje que no respeta los postulados de la 4T y de López Obrador, sobre todo del “no robar, no mentir y no traicionar”.

 

Incluso, el propio químico acepta que lo de Rafael Padilla es parte de una lucha de poderes internos dentro de Morena en donde –acusa-, de un lado están los arribistas y oportunistas con el senador Rubén Rocha Moya y del otro los “salvadores” de la 4T y del país con él y por supuesto con el Presidente de la República.

 

Esta pelea apenas comienza, haga sus quinielas.

 

URZÚA, OTRO NEFASTO SEXENIO

El ex secretario de Hacienda del Presidente de la República, Carlos Urzúa, de los más prestigiados economistas del país, parece estar decidido a ser el biógrafo del Primer Mandatario en la administración de la 4T. Semana a semana escribe su colaboración para el periódico nacional El Universal, y ahora dice que “este sexenio pasará a la historia de México como uno de los más aciagos”.

 

Urzúa, fue de los primeros Secretarios de Estado, que le renunciaron al Presidente de la República por no estar de acuerdo en las políticas económicas y por el rumbo político de la nación. Quizás no quiso pasar a la historia como parte de ese grupo que llegó al poder para destruir a México.

 

Al menos así lo deja entrever el doctor en Economía en sus reflexiones de esta semana al afirmar que en México se da una “preocupante involución política”, que no es otra cosa que detención y retroceso del país.

 

La semana pasada dijo que no todo es culpa del Presidente porque México vive en medio de una crisis global, pero no puede eludir ser responsable de “los palos de ciego” que da en materia económica.

 

“¿Qué nos espera a los mexicanos en los siguientes cuatro años, los que aún restan para poder concluir este complicado sexenio?”, pregunta Urzúa, para responderse de inmediato: “hay ya varios indicadores muy preocupantes. Por ejemplo, la situación de pobreza extrema en México se incrementó en lo que va del año en un 50 por ciento; de 22 millones de mexicanos que estaban en situación de pobreza extrema a principios del año, ahora llegan a 33 millones”.

 

Urzúa no es el único analista y economista que ha dicho la verdad de lo que sucede en México con un Mandatario terco, necio y obcecado que “tiene otros datos”, desde el exterior los grandes foros como el BID y el FMI o diarios especializados del mundo han hablado largo y profuso sobre la realidad de la caída económica del país y el único que no entiende el político tabasqueño sentado en la silla del Águila.

 

PORFIRIO OCHENTÓN Y ACOSADOR

En lo que parece una burda maniobra, grupos feministas “toman” las instalaciones del partido nacional Morena en la ciudad de México acusando al diputado federal Porfirio Muñoz Ledo de “acosador sexual” a sus casi 80 años, aunque los propios morenos indican que esa fue una estrategia del también diputado federal Mario Delgado para que el longevo legislador no tome protesta cono nuevo “presidente legítimo” del Movimiento de Regeneración Nacional.

 

Sin embargo, reunidas las “autoridades” políticas y morales del propio Morena y con la venia del gran gurú nacional, López Obrador, Porfirio puede protestar en una sede alterna y dar paso a la legalidad ausente en este partido desde hace tres años cuando el actual Presidente de la República lanza su candidatura por la silla de Palacio Nacional.

 

Aun con todo, incluida la vejez de Porfirio, el más viejo de los tribunos del país sigue haciendo historia y está por convertirse en el primer mexicano que ha sido presidente de tres partidos diferentes a lo largo de la historia política: Primero del PRI, después del PRD y ahora de Morena.

 

Mario Delgado no quiere dejar el poder que significaría ser diputado federal, coordinador de la bancada de Morena y líder nacional de un partido que habrá de organizar las elecciones federales más importantes y más grandes en la historia moderna de México con el relevo de los 500 diputados en la Cámara Baja y 15 gubernaturas, además de cientos de candidatos a diputaciones locales, alcaldías y regidurías.

 

Pero y lo más importante es ser factor principal cuando venga la decisión presidencial de escoger o seleccionar al candidato presidencial en el 2024. Mario Delgado es de los incondicionales del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, de quien ha dicho Muñoz Ledo, que de llegar a la presidencia de Morena, “lo echaría del partido”.

 

Esto es lo que está en juego en Morena y, como lo quiera ver, es finalmente la ambición por el poder, además de poder meter las manos en las millonarias prerrogativas de Morena durante los próximos tres años.

 

Muchos pensarían que es muy jugoso el botín político y económico y por eso la descarnada lucha de Porfirio y Mario que se pegan hasta con la cubeta y de paso exhiben lo peor de la política del partido que formó el Presidente de la República.