Sin Línea

0
31

De nuevo los pescadores
*López Obrador, México dividido
*Peligra la Libertad de Expresión

 

DE NUEVO LOS PESCADORES
De nueva cuenta los pescadores locales realizaron una marcha protesta, una marcha para que san escuchadas sus demandas y para que las autoridades de los tres niveles de gobierno miren hacia ese sector, el más jodido de todos.
A pero para algunos políticos en campaña lo agarran como banderín político para decir que ahora sí ha llegado la hora del sector pesquero y que si les dan el voto la pesca ya no va estar como siempre lo ha estado, por los suelos.
Y es que todo político que participa en las elecciones, ya sea para Presidente del País, senador, diputado, gobernador y hasta alcalde municipal, cuando se acercan a los pescadores les promete llevarlos hasta la luna, pero una vez que están en el poder, los mandan a freír espárragos.
No se vale, creo que ya es hora de que la autoridad máxima de este país les de la cara y les cumpla lo que les prometió, la temporada de pesca está a la vuelta de la esquina y el precio del diésel está por las nubes al igual que los insumos que utilizan en los viajes.
Hay no más les recordamos a los que están en el poder que para el próximo año habrá elecciones y después van andar pidiendo el voto, así que aún es tiempo de sacar del pozo al sector pesquero.

LÓPEZ OBRADOR, MÉXICO DIVIDIDO
Para el Presidente de la República el que el país enfrente problemas de desunión es un motivo de fiesta; “estamos viviendo un momento estelar. Eso que para algunos es motivo de preocupación, para mí es motivo de mucha satisfacción, porque no hay inmovilismo, hay debate, hay pluralidad, se garantiza el derecho a disentir, se garantizan las libertades”.

El Presidente de la República se auto engaña y dice: “Estamos hablando de la Cuarta Transformación y las tres transformaciones anteriores se hicieron con las armas y hubo muchísima violencia”.

Dice que para entender lo que es “polarización, porque se exagera en eso, en una sociedad democrática hay polémica, confrontación política, nada más escuchen los discursos de campaña en Estados Unidos, en cualquier país. Nosotros estamos llevando a cabo una transformación profunda, sin violencia, por eso hablo de que es un momento estelar”.

El Primer Mandatario se justifica y afirma que tiene que haber diferencias. “¿Cómo no van a estar molestos nuestros adversarios si pertenecían a un régimen, para mí, de privilegios, un régimen antipopular? Pues es normal que existan estas diferencias.

“Afortunadamente no ha pasado a mayores porque la gente es muy responsable. Puede ser que haya en las élites de la llamada clase política o de la sociedad política llamados a la violencia, pero la gente en México no quiere eso, quiere la paz, quiere vivir en paz”.

Y finalmente nos advierte que seguiremos como vamos y “hay que respetarnos, pero no quedarnos callados. Ya nos afectó mucho el sometimiento de los gobiernos neoliberales. Ahí pongo una parte del escrito, imagínense cuánto daño nos hizo el tener silenciada a la prensa, con honrosas excepciones, todo lo que se ocultó, todo lo que no se le dijo al pueblo, todo esto que se está dando a conocer”.

PELIGRA LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN
Ayer mismo, un grupo de 650 personajes entre académicos, intelectuales y periodistas confirmaron que el Presidente de la República no sólo mantiene un México dividido sino que consideraron que López Obrador tiene a la libertad de expresión y a la democracia “bajo asedio”.

En un desplegado y firmado, los intelectuales firman que el Primer Mandatario, estigmatiza y difama a quienes califica como sus adversarios; degrada el lenguaje público y rebaja la tribuna presidencial desechando así un discurso tolerante.

“El Presidente prefiere juicios y propaga falsedades que sembrar odio y división en la sociedad mexicana. Sus palabras son órdenes: tras ellas han llegado la censura, las sanciones administrativas y los amagos judiciales a los medios y publicaciones independientes que han criticado a su gobierno. Y la advertencia de que la opción para los críticos es callarse o dejar el país”.

Dicen los firmantes que en este contexto “López Obrador ha despreciado la lucha de las mujeres y el feminismo, así como el dolor de las víctimas por la violencia; ha ignorado los reclamos ambientalistas, ha lesionado presupuestalmente a los organismos autónomos, ha humillado al Poder Judicial, ha golpeado a las instituciones culturales, científicas y académicas, y ahora pretende socavar la libertad de expresión”.

Algunos de esos académicos, también hay escritores como Ángeles Mastretta, Héctor Aguilar Camín, Enrique Krauze, Arnoldo Kraus, Roger Bartra, Arturo Ripstein, Agustín Basave, y Francisco Valdés Ugalde, de entre otros 650 intelectuales mexicanos, quienes por primera vez tantos personajes se suman a cuestionar la actuación política de un Presidente de la República.