Sin Línea

0
34

 

*López quiere más dinero

*Los efectos de la pandemia

*Lo que no se dijo en el informe

 

LÓPEZ QUIERE MÁS DINERO

Sin duda que el Presidente de la República tiene en el zacatecano Ricardo Monreal Ávila, presidente del Senado de la República, a su principal alfil y a la vez caballito de batalla para todo lo legislativo en el Congreso de la Unión y ahora, como hace días, insistió en la necesidad de que el Primer Mandatario tenga más recursos para sus programas de gobierno federal y de la 4T.

 

Pero lo que preocupa es que lo quieran hacer a través de nuevos impuestos con lo que el Presidente rompería una de sus grandes promesas de campaña: aumentar los ingresos a costa del “pueblo bueno y sabio”. No se recupera la economía del “parón” de cuatro meses y el Presidente ya quiere sangrar a la nación, aunque la gran empresa tendría que aportar más impuestos.

 

Monreal Ávila luego de rechazar que Morena vaya a impulsar en este período legislativo el gravar herencias y refrescos como se ha dicho en los medios de prensa, indicó que esas propuestas forman parte de 453 alternativas planteadas en forma individual que deberán ser discutidas por los 60 senadores de la fracción de Morena para sacar adelante no más de 10 o 15 en la agenda global.

 

Lo de gravar herencias y refrescos no tienen el aval del grupo parlamentario, aclaró. “Lo que sí existe, es la terca realidad que hace impostergable una política fiscal progresiva. Creo que no hay forma de evitarlo”.

 

LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

 

Y vuelve a retomar también el pretexto de las consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19 que ha afectado gravemente los ingresos fiscales y la economía general de México. Eso, sin hablar del contexto de crisis internacional.

 

Lo que corresponde en este momento, dijo, es esperar a ver qué propone la Ley de Ingresos que llegará en las próximas semanas a la Cámara de Diputados y que pasará luego al Senado.

 

Aquí, el Senador Monreal Ávila, se hace como el “Tío Lolo”, porque si viene filtrando en los medios de prensa la “terca necesidad de una nueva política fiscal” es porque ya el Presidente de la República le dio línea y empiece, como líder senatorial, a sondear entre los coordinadores parlamentarios de todos los partidos la posibilidad de más impuestos.

 

Dulce María Sauri Riancho, del PRI, no llegó de gratis a la presidencia de la Cámara de Diputados. Hubo “línea” también y por eso dejaron chiflando en la loma al “porro de la política” Gerardo Fernández Noroña.

 

LO QUE NO SE DIJO EN EL INFORME

De los datos que no estuvieron en el II Informe destacan el impacto de la crisis sanitaria y el confinamiento. No sólo ha disminuido el número de personas con un trabajo, sino también las remuneraciones de quienes lo conservan. Sus ingresos no alcanzan a ellos y sus familias para subsistir; entre abril y mayo esta proporción subió de tres a cinco de cada 10 trabajadores. Un máximo histórico y las mujeres son las más afectadas.

 

Al 55 por ciento de la clase trabajadora no le alcanza para comprar la canasta básica.

 

Las previsiones estiman que el PIB podrá caer a finales de año entre el 10 y el 14 por ciento, lo que repercutirá en una pérdida, aún más severa, de empleo y el bienestar económico de todos los mexicanos. Aunque hay señales que se frenó el desplome, los analistas económicos dicen que tardará entre 3 y 5 años lograr recuperar los niveles de 2019.

 

En lo político el partido en el poder, Morena, se comporta de la misma manera, o peor que el PRI, y eso se ve todos los días en el Congreso de la Unión. La mayoría de las promesas de campaña no se han cumplido los dos años de gob ierno. López es más de lo mismo.