Sin Línea

0
57

 

*Se estaban tardando
*Inseguridad, la Otra Catástrofe
*¡El Avión…el Avión…el Avión!

SE ESTABAN TARDANDO
Ahora sí van aplicar las medidas de restricción en los bares, antros y centros nocturnos ante el gran número de asistentes que se registran los fines de semana y que las autoridades no ven o no quieren ver.
Y es que en las últimos semanas los infectados o casos de coronavirus en Mazatlán van poco a poco hacia arriba y la sociedad le vale un cacahuate que se estén presentando más contagios, mientras que otras personas se estén cuidando.
Es por eso que Protección Civil municipal les va aplicar un Semáforo de vida nocturna que indique el aforo de asistencia en el lugar para poner un freno al ingreso de personas y así evitar un lleno total y con ello contagios de covid.
Si el bar, antro, centro nocturno, restaurante cuenta con un 70 por ciento de capacidad de clientela, ya no se permitirá más ingresos de personas.
Así que ahora a estos giros los van a traer en corto, porque no han respetado las medidas de seguridad y podría ser que ahí se esté presentando el incremento de contagios de coronavirus en el puerto.

INSEGURIDAD, LA OTRA CATÁSTROFE
A los mexicanos no se le acaban los problemas que lo agobian por distintas razones y a más de la interminable tragedia que se vive con la pandemia y el desempleo, la inseguridad que prometió erradicar el Presidente de la República no termina y ni siquiera bajan los índices de las muertes y violencia.

A menudo Alfonso Durazo Montaño, secretario federal de Seguridad Pública, muestra datos alegres que son prácticamente desmentidos por la realidad y las cifras de instituciones responsables en el manejo de datos como el INEGI y la organización Semáforo Delictivo, incluso en julio pasado indican que delitos como homicidio, extorsión, violencia familiar, feminicidio, narcomenudeo y violación se mantienen en rojo. Los hechos relacionados al crimen organizado no han bajado y se mantienen en altos niveles con todas las muertes y ejecuciones que trae consigo esta situación en el país.

El último reporte de Semáforo Delictivo afirma que la señal de alerta se mantiene en rojo al medir seis delitos de alto impacto “que no  han cedido  ni siquiera con la crisis sanitaria de Covid en México”. Entre ellas, destaca el feminicidio que, según cifras de esta organización, se ha incrementado seis por ciento  durante 2020. Este caso extremo de Violencia Familiar se ubica en rojo en julio y en la mayoría de los meses del año.

Los estados que reportan las tasas más altas en el año son: Morelos, Colima, Nuevo León, San Luis Potosí, Baja California, Nayarit, Puebla y Veracruz.

Santiago Roel, director del Semáforo Delictivo, dice que “el estrés social va en aumento por la pandemia, por el confinamiento y por la crisis económica. Hay mucho descontento, temor y ansiedad en la población. Nos preocupa la población vulnerable, sobre todo, los menores de edad. Debemos estar atentos al lenguaje corporal de los niños y reforzar las campañas preventivas y los programas de atención”.

De acuerdo al informe del Semáforo Delictivo Nacional, se reportan 2,457 carpetas de investigación de Homicidio en julio, con 2,980 víctimas, por arriba del promedio mensual de los últimos 3 años. En el acumulado del año, el total de víctimas es de 20,494, superior en 1.6 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.

Los estados con mayores tasas de homicidio son: Colima, Baja California, Chihuahua, Guanajuato, Zacatecas, Sonora, Michoacán, Morelos y Quintana Roo. Por el contrario, los estados con menores tasas son: Aguascalientes, Coahuila, Baja California Sur y Yucatán.

En materia de extorsión, el Semáforo Delictivo marca rojo en todo lo que va de 2020. Gran parte de estas extorsiones son chantajes o fraudes telefónicos, pero también se trata del llamado “derecho de piso”, es decir, se extorsiona con violencia a personas y negocios. Los estados con mayores tasas son Zacatecas, Colima, Quintana Roo, México, Querétaro, Baja California Sur, Jalisco y Veracruz.

Los delitos patrimoniales como robo de vehículo, a casa, a negocio y las lesiones dolosas en riñas se ubican en verde o amarillo, pero todos muestran tendencia ascendente en julio a medida que se va liberando el confinamiento.

¡EL AVIÓN…EL AVIÓN…El AVIÓN!
Así comenzaba allá por los años setentas una telecomedia estadunidense totalmente blanca y acá en el pleno inicio del siglo XXI parece escucharse de nuevo ¡el avión…el avión!, pero este “churrote”, ahora mexicano, es el que nos presenta a un Presidente de la República con la rifa-venta, que en realidad no se sabe si es una cosa u otra, pero el mitote es que el Primer Mandatario va “rifar” el avión presidencial la noche del 15 de septiembre.

A pesar de haber dicho que nunca subiría al avión de la corrupción del ex presidente Enrique Peña Nieto, lo cierto es que ayer en un video de apenas 1 minuto aparece López Obrador arriba del avión presidencial “José María Morelos” que tantos memes le han generado por la malograda venta.

El Jefe del Ejecutivo como si no tuviera cosas más importantes que hacer, en ese video promociona en las redes sociales la venta de casi 4 de 6 millones de cachitos para la rifa del 15 de septiembre.

El problema es que hasta el momento y a menos de tres semanas de la rifa, sólo se han vendido 2 millones 24 mil cachitos, una tercera parte de lo programado.

Eso a pesar de que durante buena parte de sus mañaneras en lo que va del año ha hablado del avión presidencial como pretexto para sus ataques contra la corrupción de gobiernos pasados.

“Habiendo tanta pobreza esto es un insulto, este avión lo vamos a rifar el 15 de septiembre y lo que se obtenga se va a utilizar para comprar equipo médico y atender al pueblo, compra tu cachito, hagamos historia”, dice sonriente el Presidente en este “culebrón” promocional.