Sin Línea

0
83

 

 

*Un alcalde poco caballeroso

*López-Conago, encontronazo?

*Morena se “pederrizó”

UN ALCALDE POCO CABALLEROSO

Que tanto le puede costar al alcalde Luis Guillermo Benítez Torres en otorgarle una disculpa pública a la Síndico Procurador, Elsa Borjórquez que desde hace tiempo se la pidió el Tribunal Estatal Electoral y que la semana pasada se la volvió a recordar que tiene un plazo no más de tres días para hacerlo.

Esta mañana el químico fue cuestionado por los representantes de los medios de comunicación sobre lo que le recordó nuevamente el TEE poniéndole una facha para que lo haga, y esta fue su contestación: “Con mucho gusto le dará disculpas; desde antes lo hubiera hecho, aunque no quería reconocer algo que nunca he hecho y por eso me estoy defendiendo en otro Tribunal; tengo dos instancias más, pero si con eso ya queda satisfecha la síndico…”

Desconocemos los motivos del Primer Edil, según él no tiene por qué darlas y que ya está defendiendo en otra instancia, vamos a esperar a ver quién tiene la razón, por lo pronto la Síndica ya lleva dos a favor y el químico ninguno.

LÓPEZ-CONAGO, ENCONTRONAZO?

El próximo miércoles en San Luis Potosí se espera la primera reunión de los 32 integrantes de la Confederación Nacional de Gobernadores (CONAGO), con el Presidente de la República y algunos analistas no dejan de pensar en que podría darse un encontronazo con el Primer Mandatario en la que se esperan reclamos de algunos gobernantes locales, sobre todo del PAN, por la falta de verdaderos apoyos para combatir las pandemia y los recortes a los programas federales para los estados del país. También por la ausencia de un verdadero Federalismo y que solo se queda en el beneficio del Ejecutivo Nacional y no para las entidades de la República.

 

Seguramente estarán en la mesa los temas de los grandes problemas nacionales como la caída de la economía, el desempleo, la inseguridad, la violencia ligada al narcotráfico y las elecciones del año próximo en 15 estados de la República para renovar los gobernadores, los alcaldes y los diputados de los respectivos Congresos locales.

 

Algunos mandatarios locales traen muchas quejas, no se sabe con certeza si las vayan a externar más aún que observan que Morena y el Presidente de la República mantienen el poder de manera de manera rígida.

 

Al menos los nueve gobernadores que forman un bloque opositor que busca cambios tanto en el reparto de los presupuestos, como en la salida del subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, presionan al gobierno federal como una forma de frenar el avance de Morena en el país.

 

En ese grupo se localizan personajes como Enrique Alfaro de Movimiento Ciudadano, Miguel Riquelme del PRI, Javier Corral del PAN y el independiente Jaime Rodríguez Calderón, como representativos del clan que pretende modificaciones que beneficien a sus entidades en las que habrá elecciones el año próximo.

 

La pandemia ha dejado saldos fuertes en cada una de esas entidades, ya que la equivocación de los gobernantes en sus decisiones no ha sido ajena a los saldos dejados. Hasta el momento, los errores han sido tanto en lo federal como en lo estatal por lo que la pandemia ha dejado resultados inesperados, con una presencia más allá de lo presupuestado, razón por la que se decidió el regreso a la “nueva normalidad”, sin que ello arroje resultados positivos sobre todo en la disminución de fallecidos que ya anda por arriba de los 56 mil mexicanos.

 

De otra parte, la lucha electoral se encuentra en pleno y eso que faltan10 meses para la celebración de los comicios y menos de un mes para el inicio el año electoral que puede significar el regreso de los partidos minoritarios, aunque la mayoría advierte el mantenimiento del partido en el poder.

 

Por todo este coctel es por lo que se prevé un encontronazo el miércoles con la Conago, con la participación de los gobernadores de las 32 entidades del país, y el Presidente de la República.

 

MORENA, SE “PERREDIZÓ”

Parece que Morena se “Perredizó”, no se ha quitado el color amarillo, pero sobre todo los vicios de las “tribus” perredistas que dieron al traste con esa parte de la izquierda mexicana.

 

Ahora, después de varios intentos y en medio de pugnas internas entre los cuadros que encabezan los aspirantes visibles a dirigir a Morena, además con el impedimento para realizar eventos masivos o que aglutinen a más de 50 personas, según lo dictan los protocolos contra Covid-19, Morena se acerca a la fecha fatal del 31 de agosto y todo parece indicar que no habrá acuerdos entre los aspirantes, porque al parecer no hay interés de su dirigencia interina con Alfonso Ramírez Cuéllar para generar condiciones que los lleve a evitar el desacato judicial.

 

No cumplir con el mandato judicial les adicionaría un riesgo innecesario a la ya de por si complicada cita con las urnas en julio del 2021.

 

En ese contexto, el debate adicional que hoy se da entre la militancia morenista es que su partido no ha sido capaz de poner temas en la agenda nacional y lo único que han procesado son los temas del Ejecutivo federal; se quejan militantes y simpatizantes de que las reglas o el método para renovar dirigencia son imprecisas; no quieren que se judicialice el proceso; argumentan que la encuesta debe ser abierta y no sólo a la militancia porque el padrón no es confiable, sobre todo porque hasta el momento la afiliación está cerrada y el último padrón data de 20 de noviembre de 2017.

 

Inconformidades de la militancia y simpatizantes de Morena hay muchas; la principal es la existencia de grupitos (el estilo tribus) que impiden los acuerdos y si en eso no hay capacidad, será difícil aspirar a una votación que ronde los 30 millones de votos en las elecciones intermedias, cantidad que dieron el triunfo al hoy Presidente de la República y en ese escenario de desacuerdos, pugnas internas, luchitas de poder y fuego amigo, lo más que podrán aspiran son alrededor de 6 millones de sufragios y si eso pasa sería una debacle del partido en el poder.