Sin Línea

0
59

 

*López el cirquero
*Gertz Manero y su declaración
*Lozoya sí, Rosario no

LÓPEZ EL CIRQUERO
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, durante la mañanera de este miércoles fue cauto y no tan desbocado como a veces se expresa y pareció decir que “sí, pero no” ante las acusaciones de soborno de la empresa Odebrecht al ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, quien a su vez señala como los beneficiarios de esos cientos de millones de pesos al ex presidente Enrique Peña Nieto y al ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

“Deberán comparecer ante la Fiscalía General de la República en caso de que el ex funcionario de la paraestatal petrolera presente las pruebas” que dice tener sobre el manejo de fondos públicos en la campaña de Peña Nieto, afirmó el Presidente ahora metido a vocero de la Fiscalía.

Y todavía más, el Primer Mandatario señaló que solamente “si se lo pide el pueblo a través de una encuesta serían llamados a declarar”. Por qué llamar al pueblo… qué no hay leyes, un Estado de legalidad y una justicia para llevar a presuntos delincuentes a un proceso judicial en donde se pueda probar la inocencia o la culpabilidad de un delito?

Por eso, creemos que el Presidente de la República y la Fiscalía Especializada de la República, buscan montar un circo mediático con miras a probar que nadie está exento de ser “castigado” por corrupción, bandera de campaña electoral, pero que ahora se extiende esa persecución con miras a los comicios federales intermedios del año próximo en que se renueva la Cámara de Diputados como parte del Congreso de la Unión y en donde al Presidente no le conviene perder la mayoría legislativa.

También el Presidente con el espantajo político de Lozoya Austin amenaza a ex funcionarios y a ex legisladores y actuales senadores de la República que tuvieron que ver con el pasado sexenio, pero sobre todo con la aprobación de las llamadas reformas estructurales, en particular la energética, al decir que existe la posibilidad de que testigos colaboradores con la justicia mexicana participen en el combate a la corrupción.

Además dijo el Jefe del Ejecutivo que el ex presidente Felipe de Jesús Calderón debe ser llamado a declarar ya que Lozoya afirma que Calderón en su administración otorgó beneficios económicos a Odebrecht, mediante la planta petroquímica Etileno XXI, que opera en Veracruz.

GERTZ MANERO Y SU DECLARACIÓN
En sus declaraciones de ayer, el fiscal general, Gertz Manero confirmó durante la “administración anterior de Calderón y en ese caso específico él (Lozoya) dice que también hubo una serie de beneficios de carácter económico a favor de esa empresa que también está vinculada con una compañía mexicana, que es socia de Odebrecht y a la que también se les dieron una serie de privilegios en los precios de los insumos en los que el gobierno federal tuvo pérdidas muy graves”.

Lozoya Austin se encuentra ahora con privilegios en arresto domiciliario y pretende buscar una reducción en su pena por los delitos de fraude y malversación de fondos que cometió como titular de Pemex.

El propio fiscal general, Alejandro Gertz Manero, dijo ayer que se han cateado propiedades de Lozoya Austin en México y en el extranjero y que se han encontrado” recursos” que pueden amparar la reparación del daño; en otras palabras, como que el “abogado de la nación” ya está dando pauta para un castigo menor al “testigo colaborador” y preso, pese a todo, “Emilio L”.

LOZAYA SÍ, ROSARIO NO
Y hablando de privilegios, desde la extradición a México desde España hasta uno de los más caros hospitales privados de la ciudad de México, a Lozoya lo han privilegiado pues hasta el momento sigue sin pisar la cárcel a pesar de ser un “presunto delincuente”, sin embargo a Rosario Robles Berlanga, ex secretaria de Desarrollo Social con el ex presidente Peña Nieto, detenida desde hace un año en un penal capitalino, se le ha negado una y otra vez seguir su juicio desde el arraigo domiciliario.

Ayer, el fiscal general Gertz Manero, concedió una conferencia de prensa para tratar de aclarar que no hay ningún trato privilegiado para Lozoya Austin.

“Emilio Lozoya no tiene trato preferencial en el proceso penal que se le sigue por la trama de corrupción en el caso Odebrecht y el de Agronitrogenados, simplemente la justicia en México está aprovechando esta oportunidad para llegar al fondo de un caso que ha causado mucho daño al patrimonio del país y con base en las pruebas y videos que este señor ha presentado, tenemos que revisarlas y analizarlas con base en testimonios e investigación para corroborar que estas evidencias sean contundentes respecto a las denuncias presentadas”, dijo el abogado de la nación.

Esta precisión era necesaria para el fiscal general ante la ola de críticas y cuestionamientos a la justicia que sorprende que Rosario Robles, acusada también de desvío de recursos públicos, sigue presa y se le ha negado la posibilidad de la reclusión domiciliaria, como se concediera a su ex compañero del gobierno peñista.