Sin línea

0
36

 

*Lozoya, resultó vulgar ladrón
*Sigue el enojo tricolor
*Cubrebocas, obligatorio

LOZAYA, RESULTÓ VULGAR Y LARÓN
De las últimas informaciones sobre el caso Emilio Lozoya Austin, ahora “Emilio L”, que lo etiqueta como delincuente y reo, tendrá que reembolsar 200 millones de dólares -¡no de pesos!- para que el ex director de Pemex de momento no pise la cárcel y siga su proceso en libertad domiciliaria, así sea un lujoso hospital y declarando ante un juez de manera virtual a través de la tecnología del Internet.

El seguir en libertad es parte del pacto de impunidad para declarar en contra de terceros sobre el mar de corrupción que significó Pemex durante muchas décadas, en particular en el sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto.

El Presidente de la República, López Obrador, se atrevió a lo que no hicieron y no pudieron por esos “pactos de impunidad”, los ahora ex mandatarios Vicente Fox y Felipe Calderón.

Ahora se sabe, por las filtraciones del propio aparato judicial, que “Emilio L” pasó de delincuente de “cuello blanco” a vulgar ladrón que no le importó usar a su esposa y hasta la madre para robar.

Se le acusa de saqueo de los recursos de la nación, aunque se dice “presionado e intimidado para torcer la ley”, pero parece estar dispuesto a buscar y obtener 200 millones de dólares que, en colaboración con su familia, utilizó para la adquisición de residencias en la capital del país y del extranjero y que esos recursos ilegales le sirvan para seguir en libertad.

¿Dónde está la legalidad cuando se usa el dinero robado para pagar un buen abogado y de paso comprar la libertad, incluyendo el convertirse en soplón para eventualmente ir por los eventuales cómplices que podrían ser el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray; el ex secretario de Energía, y hasta el propio ex presidente Peña Nieto?

Lo mismo de siempre: el uso del aparato administrativo del Estado mexicano para realizar colosales negocios al amparo del poder y de la política, y del cual se sale bien librado mediante la entrega de una parte del botín y con los consiguientes privilegios: sólo se llega hasta las puertas del reclusorio y se da marcha atrás para internarlo en un hospital de lujo en la ciudad de México.

De esa manera, la ley y el poder siguen estando en el mismo grupo: para encubrirse unos a los otros, a condición de que haya reparto de los bienes ilícitos, de lo contrario, tendrán el mismo destino que otros perseguidos políticos: la prisión como escarmiento de que sólo los que están en el poder pueden disponer de recursos lícitos o ilícitos, los que no compartan, ya saben su destino.

SIGUE EL ENOJO TRICOLOR
En las palabras de la diputada local del PRI, Mónica López Hernández, se refleja que los tricolor siguen enchilados contra los legisladores morenos por el rechazo a las cuentas públicas de varios municipios del año 2018.
La parlamentaria priista arremete contra el grupo mayoritario de Morena en el Congreso de Sinaloa y afirma que intenta imponer su control político a través de la revisión de las cuentas públicas, aun cuando para ello recurra a la falacia, la ilegalidad, el desconocimiento del marco institucional y las más burdas maniobras y retorcidas interpretaciones de la ley.
“Lo que quieren algunos integrantes de esta Legislatura, es tener todo bajo control, que nada se haga sin su consentimiento. Quieren una subordinación total, porque esa es su cultura. Así se han formado en la cultura de la línea, en actitud acrítica, para los que la legalidad es una cosa que estorba y hay que violentarla cuantas veces sea necesario”.
López Hernández remata su ácida crítica a los morenos para decir que “no aceptan ni toleran una Auditoría que ha hecho del rigor técnico su aliado (la ASE), que actúa de manera imparcial y en el marco de la legalidad. No hay ninguna otra razón que explique ese desprecio absurdo por sus resoluciones y determinaciones técnicas, más que la de hacer valer su fuerza y el revanchismo que orienta todas sus acciones”.
CUBREBOCAS, OBLIGATORIO
El Consejo Estatal de Seguridad en Salud en su sesión acordó intensificar una campaña sobre el uso de cubre bocas en todo el Estado de Sinaloa, esto con el fin de prevenir el COVID-19.
El Dr. Efrén Encinas Torres, Secretario de Salud, dijo que es necesario e indispensable entre la población y pidió una campaña de concientización hacia la sociedad del uso masivo de cubre bocas, porque como lo marca la Organización Mundial de la Salud, esto permitiría que baje el número de contagios en la entidad.