SIN LÍNEA

0
71

 

*Sinaloa Para Morena?

*El Temor de López

*Ecos de la Visita a EU

 

SINALOA PARA MORENA?

Sin duda que una de la estrategias que usará el Presidente de la República a través de su partido, Morena, será el romper cualquier intento de alianza nacional o estatal, entre el PAN, PRI, MC y otros “minipartidos” nacionales o estatales con miras a los comicios del año 2021 en que estaría en riesgo para López Obrador perder la mayoría parlamentaria en la Cámara de Diputados.

 

De allí podemos pensar que la detención de César Duarte, ex gobernador de Chihuahua, sea gratuita a un año de esas elecciones y en donde se tratará de hacer ver la corrupción de un partido, el PRI, que no merece seguir gobernando y restarle al tricolor credibilidad e imagen ante la posibilidad de alianzas con el PAN a nivel nacional o con el PAS, el partido de Héctor Melesio Cuén, en Sinaloa.

 

En Sinaloa, algunos críticos mal intencionados hablan de que el Morena ya negoció la posibilidad de que la gubernatura la gane el Senador Rubén Rocha Moya, lo cual es una falta de respeto para los votantes señalar un triunfo anticipado cuando no hay candidatos oficiales, partidos y alianzas en contienda y lo que es peor ni un voto en las urnas.

 

También dicen que Alejandro Moreno, “Alito”, presidente nacional del priismo está muy calladito y poco o nada hace para ser una verdadera oposición al gobierno del presidente López Obrador, o dar feroces batallas parlamentarias en el Congreso de la Unión.

 

Aquí, Sinaloa, sigue siendo priista, a pesar de ver también un tricolor bocabajeado, sin arrastre y giras de trabajo sin relevancia del líder local, Jesús Valdez. Tan es así, que no ha sido capaz el dirigente de calmar los ánimos anticipados del “suspirante” mu, pero muy anticipado, en los zapatos del secretario de Pesca, Sergio Torres, por más alcalde que haya sido de “culichilandia”.

 

El único que puede llamar al orden es el gobernador Quirino Ordaz Coppel como primer priista del estado y porque además él le dio chamba al “Morro” Torres para que trabaje por la gente no para que se sirva del cargo y ande por todo el estado en “campaña” madrugadora.

 

EL TEMOR DE LÓPEZ

Y siguiendo con la fiebre preelectoral, en el ámbito nacional de acuerdo a las encuestas sobre las preferencias en los comicios del 2021, asegurarían a los candidatos de Morena el triunfo en 13 de las 15 gubernaturas en disputa, entre ellas Sinaloa.

 

Pero, los mismos sondeos de opinión señalan que en el Congreso federal ese panorama no es nada halagador para obtener una mayoría calificada del 75 por ciento en la Cámara de Diputados. Y eso, sin duda, es una preocupación para el Presidente de la República.

 

Morena, que enfrenta también un cambio de dirigencia, bajo el mando de Alfonso Ramírez Cuéllar, quien tiene muchos problemas con los propios morenos de gran peso político como Yeidckol Polevsky y Martí Batres, no se puede dar ningún lujo de las rupturas internas, de palomear malos candidatos y de perder espacios de poder.

 

Para el Presidente de la República y Morena asegurar los comicios del año próximo es la clave y debilitar cualquier alianza opositora les daría un margen superior de triunfo para los otros tres años que le restarían al político tabasqueño.

 

ECOS DE LA VISITA A EU

El extraño comportamiento tan amistoso de Donal Trump dejó a medio mundo boquiabierto, pues algunos analistas e internacionalistas esperaban un trato seco y hasta beligerante del mandatario norteamericano, pero fue todo lo contrario.

 

Es público el agradecimiento de Trump al Presidente de la República por haber destacado 25 mil agentes de la Guardia Nacional en la frontera de México con Centroamérica, lo que ha logrado abatir casi a cero el flujo de migrantes de la región hacia Estados Unidos.

 

Sin embargo, un tema por resolver entre ambos es la política de abrazos no balazos y no captura ni extradición de jefes del narco que aplica López Obrador. Parece que los insultos de Trump a México quedaron atrás, incluida la construcción del muro a lo largo de la frontera estadunidense.

 

Aunque también Trump ya adelantó que en cualquier momento él puede cambiar esa estrategia al declarar a los cárteles de la droga en México como terroristas, lo que le permitiría actuar directamente contra éstos en territorio mexicano.

 

Hoy, las declaraciones en contrario vertidas por los dos presidentes en el pasado, hablaron de un respeto mutuo y el trabajo que ambos realizan para impulsar la creación de empleos, fortalecer la economía y mejorar las condiciones laborales, que son, entre otros, objetivos del esquema del T-MEC.

 

El mandatario norteamericano reconoció el apoyo del Presidente de México para poner orden en la frontera con EU a través también del despliegue de agentes de la Guardia Nacional, al tiempo de reconocer ahora “la gran labor de los migrantes mexicanos en Estados Unidos como grandes negociantes y seres honorables.

 

¡Vaya, vaya con el “Trumpudo”!… un Presidente muy diferente al de hace meses; ojalá y así sea en lo futuro, lo cual parece imposible. Al tiempo.