Sin Línea 01-07-2022

0
36

Mazatlán, Crimen de Medicamentos
Cuarto Año, Nada que Festejar
Transición Inacabada

Mazatlán, Crimen de Medicamentos
Primero fueron el medio millón de vacunas anticovid que el alcalde marismeño Luis Guillermo Benítez Torres estuvo presumiendo durante meses y que se habrían conseguido gracias a sus buenos oficios con funcionarios y alcaldes de la Unión Americana, que se “perdieron” porque nunca se liberó el permiso de parte de las autoridades mexicanas, principalmente de la Cancillería donde manda el moreno Marcelo Ebrard.

Y, ahora el regidor Jesús Osuna Lamarque, de los más fieles regidores del munícipe, destapa lo que parece otro “crimen” de medicamentos y “denuncia” y le pide información pública al contralor interno, Rafael Padilla, que está pasando en el hospital “Margarita Maza de Juárez” donde han caducado diferentes medicinas. Ello en el marco de la comparecencia del Padilla este jueves ante regidores porteños y la presencia del secretario del Ayuntamiento, Edgar Augusto González Zataraín.

 

Este viernes en la entrevista, luego de una reunión de seguridad pública en el mismo salón de Cabildo Mazatleco, el dirigente local de la Canaco-Servytur. Roberto Lem González, pidió a la autoridad correspondiente investigar e informar sobre el por qué no se usó y sí caducó mucho medicamento en el “Hospitalito” de la Juárez.

El líder del comercio organizado mazatleco agregó que si se solicitaron esos medicamentos es porque eran necesarios; si no se usaron y se perdieron se debe fincar responsabilidad ante quien permitió este hecho.

Lem González puntualizó que la salud de la gente es primordial; “sin salud no hay bienestar”.

Lo menos que podemos exigir es que el alcalde marismeño rinda un informe completo del por qué se desperdician las medicinas anticovid o para las enfermedades que sean, sobre todo cuando la salud de cientos de personas está de por medio.

 

Cuarto Año, Nada que Festejar

El Presidente de la República nada que presumir a su llegada, hoy primero de julio, al cuarto año de haber ganado la “silla del águila” tras una contundente victoria en las urnas. Ni siquiera el anuncio de la presunta terminación de la refinería de Dos Bocas, en Veracruz, obra inconclusa y con problemas.

Varios sectores sociales, para no decir todos, se sienten agredidos, ofendidos, traicionados y lastimados por el “peleador callejero” que resultó el Primer Mandatario y por citar un solo ejemplo en la tragedia que se vive con la violencia del crimen organizado el Presidente persiste obcecado en su estrategia de “abrazos y no balazos” y eso hace que la comunidad católica del mundo y de México cuestionen al político tabasqueño a raíz del asesinatos de dos sacerdotes jesuitas.

Pero también sin venir al caso arremete sin darse cuenta contra la comunidad judía al señalar el Presidente al publicista Carlos Alazraki como “hilteriano” por sus cuestionamientos en las redes sociales.

La jerarquía de la Iglesia católica le pidió al jefe del Ejecutivo federal modificar su estrategia para disminuir la violencia y ofrecer más seguridad a la sociedad.

“Es tiempo de escuchar a los académicos e investigadores, a las denuncias de los medios de comunicación, a todas las fuerzas políticas, a la sociedad civil y a las asociaciones religiosas. Creemos que no es útil negar la realidad y tampoco culpar a tiempos pasados de lo que nos toca resolver ahora. Escucharnos no hace débil a nadie, al contrario, nos fortalece como Nación”, dice un documento del Episcopado Mexicano.

El Presidente al modo calificó de oligarca e hipócrita a la Iglesia católica al criticar su estrategia de seguridad y sumarse a los gobiernos pasados.

Luego se lanzó contra el publicista y analista político Carlos Alazraki, al que incluyó entre sus opositores y lo acusó de “judío hitleriano”, quien respondió de inmediato: “Judío a mucha honra”, apuntó.

La comunidad judía reclamó el término de “hitleriano”, algo que consideraron “lamentable e inaceptable. La comunidad judía de México rechaza el uso del término hitleriano para referirse a cualquier persona”, dice un comunicado del Comité Central de la Comunidad Judía y Tribuna Israelita en México.

Así las cosas, a dos años que deje el poder, El Presidenta ya no cambió.

Transición Inacabada

Pese a que ya lo sentaron al lado de las “corcholatas” presidenciables, el líder senatorial Ricardo Monreal es el único dentro de Morena que hace crítica del Presidente de la República y ahora se refiere a que la transición política que vive el país “está inacabada; nosotros la diseñamos como un cambio de régimen, pero para mí no se va a cumplir en los seis años, que le tocan de responsabilidad al presidente López Obrador”.

Y agrega: “Nosotros pensamos que Morena requiere discutir las políticas públicas más importantes que tenemos en este momento: seguridad pública, el agua, reactivación económica, la relación con el sector productiva y salud pública”, entre otros temas nacionales, enfatiza.

“Soy un hombre de leyes; me formé en el Derecho y en el principio de legalidad; creo que no debemos alejarnos, como Morena, de la clase media; de las asociaciones religiosas, de los comunicadores, de los sectores productivos, intelectual, del académico, de los universitarios que gran parte de ellos, nos apoyaron en el 18; y Morena no se puede dar el lujo de alejarse, de separarse ni menos de confrontarse con esos sectores que son indispensables para este proceso de transición política”, puntualiza.

Anticipa que la contienda presidencial será cerrada entre dos polos de fuerza política, por lo que no hay necesidad de que la lucha al interior de Morena sea de facciones o fratricida, pensando en que la lucha es sólo interna y de que el que gane adentro, eliminando y liquidando a los otros, ya va a ser el próximo Presidente.

“No es así y por eso el llamado a la tolerancia, a la no exclusión, a no ejercer el dogmatismo como una práctica política o la intolerancia como una actitud política cotidiana. Yo estoy en contra de todo eso…”