NO TIENE LA CULPA SALGADO MACEDONIO, SINO EL QUE LO HACE COMPADRE.

0
163

 

 

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

 

En una de la acepciones del nombre Macedonia, significa hombre alto y no sólo por su gran estatura y complexión, si no por su grandeza como pueblo que, como todos los pueblos, se inventan en todas las materias un pasado luminoso y un futuro fulgurante. Salgado, por otra parte, significa, según su origen etimológico,”Salga por do saliere”(con las “armas” en la mano). Salgado Macedonio, además se llama Felix, cuya etimología es “fértil, fecundo, feliz”.

 

Si bien ese personaje de “armas tomar (y guardar en cuerpos ajenos), no tiene la culpa que sus papás le hayan puesto Felix Salgado Macedonio, pero por las razones de las leyes inescrutables del azar, su nombre coincide con su fullero pasado y presente de violín violento y, sin equivocarme, también será el violoncello su instrumento preferido, porque su calentura verbal es igual o peor que su calentura hormonal.

 

PERO MÁS ALLÁ DEL AZAR, DARWIN NOS EXPLICA EL PORQUÉ EL CASÍ GOBER…

 

Dijo Darwin que nosotros no fuimos creados el sexto día, como afirman los católicos y evangelistas. Afirmó que fuimos criaturas que fuimos evolucionando a través de miles y miles de años, a través diversas “emergencias” -Edgar Morin- hasta conformamos en homos sapiens y de ahí p’al real fuimos “mutando! Como especie física y culturalmente hasta ser los hombre y mujeres que ahora somos, aunque hay algunos, como el vulgarcito Macedodio, que se han quedado a la mitad de nuestra evolución, aún no se han convertido en macedonio, van en la cola de la larga línea de la evolución como “acedonios”

 

Resumiendo a Darwin: “Los hombres cabalgamos a un animal que nos cabalga”. De ahí que Lukacs, Morin y un ciento de autores han disertado sobre la dualidad del hombre, por decir los menos, por eso Freud en el Malestar de la Cultura afirmó que los hombres en general les molestan los cánones culturales; pero hay algunos, como Macedonio, el presunto exsenador mañoso, que desafían los usos y costumbres, y no precisamente para mejorar sus atavismos, sino para regresarse al paleolítico, Sí, esa era en que los “subhumanos” arrastraban a las mujeres de los cabellos a las cuevas para saciar sus ardores sexuales quisiera o no la mujer, pues era obligada por la fuerza a ayuntarse con ellos. Nada más que los cavernícolas contemporáneos están frente a unas leyes que pueden juzgarlos, pero…

 

PERO LA CULPA NO LA TIENE MACEDONIO, SINO EL QUE LO HACE COMPADRE.

 

Pero qué culpa tiene el cavernícola Salgado acedonio de llevar cinco violaciones que todos sabemos que cometió y, por supuesto, lleva también en su haber a decenas de mujeres que que no se atreven a acusar a ese barbaján porque en ello se les va la vida, porque en esta cultura machista el violador es un chingón y la mujer es una casquivana que no tiene honor ni dignidad. Por fortuna algunas mujeres ya están poniendo los puntos sobre las íes. Y esas mujeres en su trabajo y en la calle le han reclamado el presidente su silencio ante los abusos que se cometen contra ellas, pero el presidente López no las ve ni las oye…

 

Pero volviendo al cavernícola, acedonio no tiene la culpa de esa rampante impunidad que lo cobija, sino su dueño y Señor. Unos dc estos días dijo protector: “En estos momentos electorales surgen acusaciones para descalificar a los que mejor están posicionados políticamente…”. Según el presidente las mujeres violadas mienten, sólo quieren desprestigiar a ese prohombre al que casi lo pinta como un angelito. Pero lo peor de lo peor es que Andrés Manuel se ha convertido en el alcahuete de Feliz Salgado Macedonio, y esto es madrazo para todas las mujeres, sobre todo para aquellas que han tenido los arrestos para denunciarlo. Eso que ni qué…