Millennial, ¿estás listo para independizarte? Descúbrelo aquí

0
22

Vivir bajo tus propias reglas sin que nadie te moleste es el sueño dorado, pero ¿qué se necesita realmente para lograr esa meta?  Liliana Olivares, creadora de Adulting, una plataforma de asesoría financiera para millennials, para conocer la respuesta a esa duda. Quédate hasta el final para saber en dónde estás parado y hacia dónde tienes que ir para llegar a tu objetivo.

Antes de todo responde lo siguiente: ¿tienes un nivel de endeudamiento bajo, ¿cuentas con un colchón de ahorro? Y, en caso de vivir en casa de tus papás y no pagar renta, ¿estás ahorrando por lo menos 30% de lo ganas?

Si tus respuestas fueron “no”, quizá todavía no estás lo suficientemente preparado, pero esta es la ruta que se aconseja seguir para conseguir la meta de independizarte.

“Si alguien quiere independizarse en este momento, pero ya con sus gastos actuales está utilizando su máximo presupuesto, ¿cómo va a integrar el pago de la renta y los servicios fijos? Esa es una falla que se omite a menudo, queremos independizamos sin validar estas cosas antes, no tenemos dinero ahorrado, nuestras finanzas no tienen espacio disponible para pagar la renta y por eso terminamos más endeudados”, señala Liliana Olivares.

Para irte a vivir solo no basta el deseo, hay que tener expectativas claras y paciencia, lo cual no siempre es fácil.

Hacer el “sacrificio” de esperarte y prepararte adecuadamente evitará que tomes una decisión por impulso que después te salga más cara. Además, en caso de que se presente algún contratiempo, no vas a poder sostener la vida que elegiste.

La creadora de Adulting por experiencia propia sabe que descubrir sobre la marcha los gastos de la vida adulta independiente puede ser la receta perfecta para el desastre. Lo ideal es preparar tu salida por la puerta grande y crecer a partir de esa decisión, no lo contrario.

Bájale a tus deudas

¿Qué tan endeudado está hoy? ¿Mucho, poco? Haz un plan para pagar las compras a meses sin intereses que tienes y reduce las compras que no sean indispensables en los próximos meses. La idea es que liberes tus tarjetas y no tengas más deudas de las que va a implicar tu mudanza: la compra de muebles y accesorios van a requerir una buena inversión.

Empieza a ahorrar desde ahora

Otro de los primeros pasos para lograr tu cometido es empezar a ahorrar de 30 a 40% de tus ingresos actuales. En realidad, ese es el número mágico, ya que incluso cuando vas a comprar una casa, lo recomendable es no destinar más de eso al pago de tu vivienda o el resto de los aspectos de tu vida podrían verse muy afectados.

Si actualmente vives en casa de tus padres y no pagas el costo total de una renta y todos los servicios básicos, trata de ahorrar el equivalente a eso. De esa forma, generarás el hábito de apartar lo correspondiente a tu renta y pagos fijos de tu nueva casa.

Asimismo, es ideal que practiques sobre números concretos: averigua cuál es el costo de la renta en la zona donde quieres vivir y ahorra esa cantidad al doble. Una parte será la primera renta y, la otra, el depósito en garantía que te solicitarán. Primero define el presupuesto que podrás destinar a la renta y sobre eso empieza a buscar depa, no al revés.

“Si es un esfuerzo difícil y no puedes ahorrar el 30% de tus ingresos sin haberte independizado, esa es una alerta roja. Baja tus gastos, revisa qué cosas puedes dejar de hacer o hacerlas en un lugar más barato o en menor frecuencia”, recomienda la creadora de Adulting.

Arma tu colchón de ahorro

En este proceso de pagar la mayoría de tus deudas y reunir tus primeros costos de la renta, ya tendrás adquirido el hábito del ahorro, por lo que será más sencillo destinar el dinero que antes era para cubrir deudas a generar un colchón de ahorro.

De acuerdo con Liliana Olivares, ese colchoncito deberá equivaler a tres meses de tu sueldo si eres trabajador asalariado, o bien, tres meses de tus gastos fijos si eres trabajador independiente. Reunir esa cantidad normalmente toma un año, no sucederá de la noche a la mañana, así que necesitarás disciplina y paciencia. ¿Te parece un imposible pedirte eso? La verdad es que todo dependerá de cuánto deseas irte a vivir por tu cuenta.

¡Pero no me alcanza!

Revisar el parámetro de las rentas para ver si te alcanza y determinar qué necesitas hacer para reunir la cantidad necesaria es necesario para no experimentar un nivel de frustración constante. Un recién egresado o un millennial en su primer empleo quizá necesite año y medio o dos ahorrar todo lo que necesita, debes darte el tiempo que necesites para preparar tus finanzas e independizarte.

“El sueldo promedio de los millennials en México es de $13,000 pesos y con tantos gastos es fácil pensar que es algo imposible. Mi consejo es tener paciencia y enfocarte en tus metas. ¿Quieres ser una persona independiente? ¡Está perfecto! Vamos a ver cuánto necesitas ganar para esa vida y cuánto tiempo te toma llegar ahí. Pero no te desanimes, tener los pies bien puestos en la tierra es lo mejor que puedes hacer, además, conforme vas creciendo personal y profesionalmente tus ingresos también”, concluye la especialista.