LOS SENADORES Y LOS DIPUTADOS APROBARON UNA LEY QUE NOS LESIONA.

0
137

LOS SENADORES Y LOS DIPUTADOS APROBARON UNA LEY QUE NOS LESIONA.

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

La renegociación del Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y México, el T-MEC, entró en vigor el pasado 1° de julio de 2020. Este pacto terminó su redacción en los últimos días de Junio, toda vez que los norteamericanos agregaron de última hora “cláusulas que buscan fortalecer la protección de derechos de autor y combate a la piratería. Por esta razón, México tuvo que adaptar su legislación en estas materias de manera rápida y furiosa.

R3D, y por lo menos dos decenas de organismos similares, suscribieron un manifiesto que describe cómo “sacaron” los legisladores los acuerdos. “De manera apresurada y sin discusión, las Cámaras de Senadores y Diputados aprobaron diversas reformas a la Ley Federal del Derecho de Autor y al Código Penal Federal derivadas de la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (TMEC) que entro en vigor el primero de julio.

VAMOS AL CENTRO DEL ALEGATO.

Las reformas a probadas por el Congreso a la Ley Federal de El Derecho de Autor y el Código Penal Federal, contemplan sanciones por 1o menos 10 años de cárcel por eludir los “candados digitales”, sin la excepción, es decir, no tendremos derecho a reparar nuestros dispositivos digitales, para hacerlo se necesitan eludir candados digitales para poder ofrecer sus servicios, fomentar la competencia. Y de esta forma evitar monopolios de refacción y reparación por parte de los fabricantes.
En efecto, consumidores, agricultores, y otros usuarios de tecnología dependen de la elusión de candados digitales para poder reparar sus automóviles, tractores, computadoras, impresoras, teléfonos y cualquier dispositivo de su propiedad, por sí mismos o mediante negocios; usuarios de tecnología necesitan eludir candados digitales para desarrollar y consumir tecnología que garantice compatibilidad e interoperabilidad, con fines de innovación, preservación o para evitar la obsolescencia programada y para conocer el funcionamiento de los aparatos y sistemas de su propiedad y poder inhabilitar la recolección de sus datos personales.
LAS CONSECUENCIAS

Imaginemos a los más de 50 millones de mexicanos -pobres del país- que poseen un teléfono en está época en que México se integra a la era digital como usuario, el costo que implicaría para este segmento de la sociedad tener que arreglar su teléfono en una compañía que representara la marca del móvil, que sin lugar a dudas les costaría un ojo de la cara. Seguramente la mitad de ellos perderían su teléfono y con él la posibilidad de comunicarse para mantenerse informado, particularmente en lo que respecta a las posibles fuentes de trabajo a las que puede recurrir.

Pero imaginemos como afectaría a los niños y jóvenes la carencia de dispositivos tecnológicos por no poderlos reparar, justo ahora que la educación virtual ha sustituido a la educación presencial, por la emergencia del coronavirus. En fin, creo que esta ley tal y como quedó, es muy lesiva para millones de mexicanos de todas las edades, porque además los disposItivos tecnolóGicos lo hemos comprado, son nuestros y por tan podemos arreglarlos donde queramos. Otra cosa sería que se establecieran las compaÑías a lo largo y a lo ancho México y compitieran los mecánicos digitales de nuestro país.