LA LEY COMBUSTÓLEO Y LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO.

0
58

 

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ.

El diez de marzo los legisladores de Morena aprobaron la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), sin quitarle ni una “coma”. Dos jueces consideraron, en un estudio preliminar, que esa que esa Reforma era inconstitucional porque favorecía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sobre las empresas privadas. Primero suspendieron, provisiolmente la Reforma ordenada por el presidente López Obrador y después le cortaron las alas definitivamente. Las razones de los jueces:

1.- La LIE afecta severamente las reglas de la libre competencia y concurrencia en la generación de electricidad, ya que esta reforma impone barreras para ingresar al mercado eléctrico mayorista, al otorgarle ventajas de agente preponderante a la CFE, generando incertidumbre en los inversionistas que ya cuentan con permiso para realizar alguna actividad regulada; por lo demás esta ley modifica de manera repentina las reglas bajo las cuales venía operando el sector y, peor aún, desincentiva la inversión en el sector eléctrico, especialmente a los inversionistas que generan energías limpias.

2.- En materia ambiental porque México tiene los muchos compromisos y tratados internacionales asumidos, entre ellos el de generar 43 por ciento de su energía de fuentes renovables para 2030. Si las normas reclamadas fomentan la operación de centrales convencionales y desplazan a las fuentes de energías limpias, es posible concluir, preliminarmente, que la ejecución de dichas disposiciones podría a afectar el medio ambiente y el cumplimiento de los compromisos internacionales. (Cfr. Reforma. Redacción. 18/03 2021)

SE ABRIERON LOS CIELOS Y UN OLOR A AZUFRE INCENDIO LA PRADERA.

“Sin prejuzgar sobre la legalidad, constitucionalidad o convencionalidad de los actos reclamados, es menos grave que la autoridad responsable continúe aplicando la legislación anterior, que permitir la implementación de la nueva regulación que podría generar una afectación al medio ambiente y a la salud de las personas, ante la probable prevalencia de generación de energía con base en combustibles fósiles”, consideró De la Peza señaló que el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) daba prioridad en el despacho a las plantas de la CFE, al carbón, al combustóleo y al gas natural, afectando los productores privados, tanto de energías renovables como convencionales (Reforma. Redacción.18/03 2021)..

Ante la sentencia de los jueces, Andrés Manuel López Obrador desde el púlpito presidencial, echó rayos y centellas contra el juez Juan Pablo Gómez Fierro, por haberle suspendido “temporalmente” su Ley de la Industria Eléctrica. Dijo a los mexicanos de todos los rincones del país: “Sí, yo estoy seguro que la Reforma no es inconstitucional, pero si así lo determinan jueces, magistrados, ministros (…) enviaré una Reforma a la Constitución, porque no puedo ser cómplice del robo, el atraco, y que se afecte la economía popular y sobre todo la de los más pobres. (Los neoliberales) se dedicaron a saquear, a robar, en el caso de la industria eléctrica y petrolera no tengo duda, pero no sólo eso, también en reclusorios, hospitales, en todo”, comentó López Obrador. (Forbes. Redacción. 18/03/ 2021)

Y para rematar sus dichos se autodefinió como el hombre que no piede la figura por más fuertes soplen los vientos: “Nosotros somos muy perseverantes? ¿Qué va a pasar si declaran inconstitucional la Ley? Va la reforma a la Constitución. ¿Qué necesitamos dos terceras partes para aprobar una reforma constitucional? Pero que lo decida el pueblo; además, qué bien que vienen elecciones, porque por eso ellos están apostando a que no tengamos mayoría en la Cámara de Diputados, para seguir manteniendo privilegios”, sostuvo en la mañanera el mandatario. (Idem). Inmediatamente despues surgió el vocerío a favor y en contra de la Reforma Eléctrica lopezobradorista, que luego subió de tono por la posterior cancelación definitiva de los jueces Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Pesa …, pero en esta reyerta verbal hasta los abogados se han sumado a favor y en contra, lo que es mucho decir, ya no digamos los empresarios. Seguramente la polarización que nos distingue y nos desmadra ha aumentado en estos días de fin del mes de febrero.

MIENTRAS ESCUCHABA ESTÁS NOTICIAS, MÄS LEÍA LA CATÁSTROFE AMBIENTAL QUE CORROE AL MUNDO

Como me había enseñado Francisco Chiquete: mientras escuchaba en la televisión la reyerta que se había generado alrededor de la controversial LIE, con mis ojos de alfiler leía la catástrofe que está produciendo el deshielo del glaciar Thwaites -llamado también glacial del juicio final- en la Antártida, cuya extensión es del tamaño de Inglaterra, deshielo que a su vez generaría un “efecto mariposa” en el deshielo de otros glaciares, esta destrucción, que es hija del calentamiento de los mares, especialmente del mar Antártico que circunda a ese continente que, con el curso del tiempo, aumentaría 65 centímetros el nivel del mar, circunstancia que podría desparecer un sinnúmero de ciudades costeras del planeta. (Cfr. BBC News)*.

El fenómeno que ocurre en el Ártico, por otra parte, es más antiguo que el del Ántártico: hasta este año ha perdido el 30% de sus glaciares y de su hielo, pero además ha empezado a ralentizarse la circulación del agua que fluye del trópico a Groenlandia y viceversa. Esta perdida de velocidad obedece al cambio del clima, el cual reduce la densidad del agua en la superficie marina y cuando retornan del polo sur al trópico descienden al fondo del mar; colabora también a la creación de este fenómeno la fusión del hielo** en Groenlancia, pues contribuye a mermar aún más su densidad del agua salá. Simulaciones de futuro por científicos muestran el potencial colapso de la circulación de los mares, cuyo resultado, al no “arrastrar” los nutrientes que conducen sus corrientes, sería el principio del fin de la vida marina, pero sería asimismo el desarraigo de millones de humanos en las zonas costeras del mundo.

Aunque se ha hablado del Ártico y el Antártico y de la influencia del calentamiento global producto de los gases de efecto invernadero, son creados por el carbón y los recursos fósiles que son usados como energéticos desde el inicio de la Revolución Industrial. Simulaciones hechas por científicos sobre el futuro, aseveran que ya tenemos inmensas muestras en la tierra de esta amenaza calórica: tsunamis, desertificación, mucho frío en los polos y un inmenso calor en los trópicos, epidemias y largo etcétera a lo largo y a lo ancho del planeta, si la creciente producción del mundo tiene como base el carbono y los combustibles fósiles.

TENEMOS QUE HACERLE FRENTE A LOS GASES DE EFECTO INVERNADERO.

Ya podemos imaginar la catástrofe que se avecina sino se toman en serio los Acuerdos de París. A los Acuerdos de esa Convención de las Naciones Unidas se inscribieron 195 de los 197 que asistieron. Por fortuna actualmente suman 189. Los Acuerdos de París orbitan alrededor del cambio climático, vale decir que fueron considerados como el mayor logro en materia ambiental de la historia el 12 de diciembre de 2015. El quid pro quo de los acuerdos de Paris es limitar el aumento global de la temperatura en este siglo a 2 grados Celsius, al tiempo que se buscarán medios de limitar la subida a 1,5 grados.

Pero como siempre, signar acuerdos como el de París no implica necesariamente cumplirlos. China sigue siendo un país que consume carbón a lo bestia, asimismo Rusia; además el gobierno de EEUU mando al diablo los acuerdos de esa convención en el mandato Donald Trump; Biden acaba de retomarlos, al parecer con toda seriedad. Un comité de científicos de categoría mundial de la ONU advirtieron que la mayor parte de los objetivos de reducción de emisiones de carbono y energías fósiles para 2030, a los que se comprometieron 184 países en el marco del Acuerdo de París, son insuficientes para mantener el calentamiento global por debajo de 2 grados Celsius; sobre todos porque la mayoría de los países no cumplieron con las cuotas a las que se comprometieron en la materia para evitar la inercia del calentamiento global.

En el contexto mundial de una catástrofe ambiental anunciada y con la incapacidad que han mostrado la mayoría de los países para cumplir los compromisos que se signaron hace seis años, aunque usted no lo crea, en México ha lanzado la ley más retrógrada que ha aprobado en su mandato: a través de su Cámara de Diputados, a la cual este poder no le quitó ni una coma, impuso la Ley de la Industria Eléctrica -llamada también la ley combustóleo-, con la que manda al diablo las energías renovables, para que se use preferentemente carbono y energías fósiles, que crean dos tercios de los gases de efecto invernadero. (Y para este “valle” de sorpresas, hoy tan mexicano, ya viene en fast Track la Reforma a la Ley de hidrocarburos). López Obrador no sólo incumple los Acuerdo de París el lo oscurito, lo hace por a la vista de todos crea leyes que van en contra de la “salud” del planeta, y ya no se diga de los mexicanos.

________

*El debate sobre el nombre del mar que circunda el antártico, denominado mar Antártico, aún es una incógnita, pues también denominado océano Meridional u océano Austral (en inglés Southern Ocean), océano Glacial polar Antártico o mar Glacial Antártico, es una parte del océano atlántico.

** El permafrost (suelo congelado durante todo el año) se está descongelando en todo el Ártico. La descomposición microbiana de los restos de plantas y animales contenidos en un suelo cada vez más caliente libera a la atmósfera dióxido de carbono y metano. La vasta región de permafrost del hemisferio norte contiene cerca de 1,45 billones de toneladas métricas de carbono orgánico, casi el doble del carbono existente en la atmósfera terrestre. Los datos procedentes de numerosos sensores indican que entre el 5 y el 15 por ciento de ese carbono podría liberarse durante este siglo. La emisión del 10 por ciento representaría la incorporación a la atmósfera de entre 130.000 y 160.000 millones de toneladas de dióxido de carbono y metano, con la consiguiente aceleración del calentamiento global. El mejor modo de evitar que aumente la temperatura del permafrost es reducir el calentamiento general del planeta.