LA CONFUSIÓN SOBRE CUÁNTOS MUERTOS HA DEJADO EL COVID (1 de 3)

0
57

 

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ

Es una de las preguntas más repetidas en México desde la llegada del coronavirus: ¿son realmente las muertes por covid-19 muchas más de las reportadas oficialmente? El gobierno ha recibido duras y repetidas acusaciones de querer ocultar la magnitud real de la pandemia. Las autoridades lo niegan e insisten en que sus cifras oficiales “solo” reflejan las víctimas diagnosticadas con un test de la enfermedad. Por lo tanto reconocen que por fuera se quedan todas las que fallecieron sin habérseles hecho la prueba.

Estas discrepancias entre el número total de muertes registradas en pandemia y las atribuidas oficialmente al coronavirus no son un fenómeno exclusivo de México. Pero las críticas de quienes no creían en el balance oficial —32, 014 muertos hasta la madrugada del miércoles— en un país de más de 125 millones habitantes exigieron al gobierno a encargar la revisión de miles de defunciones sospechosas. La BBC de Londres nos presenta cincos pistas para afirmar que existe un subregistro de mexicanos fallecidos por el Covid, que esta columna los expondrá brevemente.

LAS PISTAS CONTRA EL DESPISTE.

1.- LAS MUERTES SIN DIAGNÓSTICO DE COVID-19. Al igual que muchos países, México sólo contabiliza oficialmente las muertes por coronavirus que fueron confirmadas con pruebas de laboratorio. Ello deja fuera del balance a miles que fallecieron antes de que se les tomara la muestra, ya sea porque llegaron muy graves al hospital o porque su empeoramiento fue muy rápido.
Eso ocurrió porque al principio no se creía necesario aplicar pruebas a los muertos, muchos hospitales carecían de laboratorios o simplemente carecían de insumos para hacer los test. La metralla de la crítica ayudó a que cambiara de estrategia: empezaron a realizar pruebas PCR a todos los pacientes de covid-19, incluso después de fallecer, siempre en el marco de las posibilidades de los hospitales.
MUERTES EN CASA.
2.- LAS MUERTES EN CASA. Otro de los desafíos para tener diagnósticos de Covid-19 confirmados oficialmente se da en el caso de las personas que mueren mientras son llevadas al hospital o que fallecieron en su propia casa. “A veces sus familiares sólo te saben decir que por la mañana empezó a arrojar muchas flemas y al mediodía ya había muerto en casa. Se vuelve difícil el diagnóstico, le dice López Gatell a BBC Mundo.

Ocurre también cuando el Médico a la casa del fallecidos, puede sospechae de una posible muerte por covid, debe pedir a la jurisdicción que vaya a recoger la muestra. Pero ésta se debe tomada poco después del fallecimiento y no horas después para que sirva para llevar control, subraya O’Shea, quien también resultó contagiado con el virus hace unas semanas.

EXCESO DE MUERTES
3.- El exceso de muertes es el número de fallecimientos ocurridos en esta pandemia por encima del promedio de muertes registradas en el mismo período de años anteriores. Es en base a este cálculo que López-Gatell reconoció la semana pasada al diario The Washington Post que la cifra general de muertos en Ciudad de México podría haber sido el triple de lo habitual, lo que después dijo que podría ocurrir también en todo el país.

Equipos de epidemiólogos revisan este alto número de neumonías para concluir si fueron o no debidas al covid. Pero, basado en la positividad de casos vista en la evolución de esta pandemia, el secretario de Salud mexiquense calcula que “seguramente el 50% (de los 7.924) serán casos de covid”. Estos se sumarían entonces a las más de 4.600 muertes confirmadas hasta ahora en el estado. Es decir, que la cifra actual de fallecidos por coronavirus en el Estado de México casi se duplicaría.
LA DEMORA Y SUS TRUCOS.

4.- La demora en los resultados de los tests. En este punto de la pandemia, el doctor López de la UNAM cree que el actual “cuello de botella” a la hora de tener mayor claridad sobre los casos es el rezago en la obtención de los resultados de las pruebas de laboratorio. Así, en los datos que el gobierno publica diariamente, se observa cómo gran número de las nuevas muertes no ocurrieron realmente en las pasadas 24 horas, sino semanas o incluso meses antes y no en pocas ocasiones esas pruebas quedan “archivadas”.
.
CONTABILIZAR TODAS LAS MUERTES
Al igual que las autoridades federales, el secretario de Salud del Estado de México niega tajantemente tener interés en ocultar las muertes reales por covid-19 y atribuye las discrepancias en los datos a los factores ya mencionados. “Yo no veo el fin o la utilidad de que yo, como doctor, pudiera querer esconder o no informar de los casos. No veo que estemos luchando por tener un último o segundo lugar, de eso no se trata”, dice O’Shea. Al contrario, estaré muy feliz el día en que tenga la letalidad definitiva en mi Estado, para ver cómo afectó a los mexiquenses”. El índice de muertos que deje la pandemia es muy importante saberlo, el registro es vital para saber el comportamiento de este virus”.
Pero López-Gatell insistió en los últimos días en que no es necesario tener una contabilidad completa de indicadores como las muertes para reconocer los patrones de ocurrencia de la enfermedad y poder así actuar frente a su propagación. Además el subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, reconoció la semana pasada que las muertes totales durante el brote podrían haber sido hasta el triple del balance habitual en años anteriores. Mañana haremos una revisión sobre la gestión del coronavirus en nuestro país. Dijo: no soy cuentamuertos!