EN LA GRILLA

0
269

FRANCISCO CHIQUETE

*Los diputados morenos “independientes”

*Nuevos Chuchos se apropian ahora del PRI

*Químico Benítez: homenaje a Fidel Velázquez

Por lo pronto los diputados disidentes de Morena se tomaron la frase de Juan Pablo II: “me voy, pero me quedo”.

Contra todas las especulaciones, los rumores y los adelantos de expertos, ni renunciaron a Morena, ni conforman un bloque independiente. Simplemente ya no van a hace team back para no sentir los desprecios ni incomodar a los fundamentalistas, pero eso sí: van a mantener su línea independiente.

Con ello, los legisladores incómodos de Morena dan un respiro a la burbuja conductora. Si se mantiene la fracción completa, con mayoría formal, no es necesario compartir el poder administrativo con alguna otra de las fracciones, especialmente con el PRI, al que ya le escamotearon la Presidencia de la Cámara por el primer año legislativo (y seguramente también lo harán para el segundo).

Los disidentes advierten que por lo pronto son cinco, probablemente seis, pero que hay varios elementos más, dispuestos a dar ese paso.

La actitud mesurada de este grupo abriría, en condiciones normales, la posibilidad de una conciliación, tras negociaciones en que unos y otros expongan sus insatisfacciones y trabajen en las respuestas, pero la reacción de la burbuja y sus seguidores ha sido todo, menos conciliadora.

Por el contrario, todavía corren las hordas de Charles Sanson con las guillotinas en las manos, insistiendo en qué hay que cortarles la cabeza. Por cierto hubo un analista político más “tolerante” que propuso someter a los ya célebres legisladores, a cursos de constitucionalismo y derechos humanos, por no haber votado a favor del matrimonio igualitario, que siendo tan justo como se quiera, todavía no aparece en la Constitución.

En lo sucesivo doña Graciela Domínguez la sufrirá para alcanzar consensos en su propio grupo y para concretar proyectos políticos de largo aliento. Una mala noticia para el senador Rubén Rocha Moya, cuya principal e indiscutida arma camino a la gubernatura, es o era el Congreso del Estado, precisamente.

¿Y AHORA CÓMO LA

VAN A COMPONER?

La elección de dirigente nacional en el PRI está para dar risa (creo que ya nadie derramará una lágrima por este caso). La candidata “independiente” Ivonne Ortega salió ayer a avalar la elección utilizando a su vez el aval del INE al nuevo y reducido padrón del tricolor.

La bronca está en que el aspirante casi seguro, Alejandro Moreno, ya fue caracterizado como el favorito del presidente Andrés Manuel López Obrador (por eso ya no le dicen Alito, su sobrenombre original, sino “Amlito”) y todavía más: es a todas luces el candidato del peñismo, con todo el desprestigio que ello conlleva.

El tricolor está metido en una situación idéntica a la del PRD: en el pleito interno ganaron siempre los Chuchos, que se quedaron con la estructura y el nombre, pero vacíos de ideología, programa y sobre todo militantes y de votos.

¿A quién le sirve el cascarón? Parece que todavía hay algunos postores.

OTRA SUERTE

DESGRACIADA

El Partido Acción Nacional corre también por malas carreteras.

Siendo en México el partido que por votos y representación legislativa puede encabezar y organizar a la oposición, en los estados hay grupos que se disputan los despojos como si ya estuviera firmada él acta de defunción.

Aquí en Sinaloa Adolfo Rojo Montoya va por la dirigencia estatal, como si nadie recordara los resultados de estos diez años en que él ha sido el dirigente o el poder tras el trono. El PAN pasó de ser fuerza viable para obtener el poder, a una mísera fracción de dos diputados.

Y si en las urnas le fue mal, en la composición interna no ganó nadie, ni siquiera los que alguna vez socios de Rojo Montoya. Pregunten al ingeniero Francisco Solano, a Alejandro Higuera, a Carlos Felton, entre otros.

UN NUEVO FIDEL VELÁZQUEZ

Circulan en las redes un documento del alcalde Luis Guillermo Benítez Torres desmintiendo que hubiese dicho que el abogado David Álvarez fuese acusado de extorsionador y de trabajar para un grupo empresarial. No dijo el nombre, pero los antecedentes de la acusación existen formalmente y los mencionó.No hay que ser adivino. Pegado al oficio, circula un video en que el alcalde aborda explícitamente el caso.

En sus últimos años, el veterano dirigente cetemista Fidel Velázquez.solía hacer declaraciones tronantes que luego le generaban tironeos con el gobierno y se veía obligado a desmentirse. -Yo no dije eso, solía aclarar. -Don Fidel, pero si está grabado… -¡pues mienten las grabadoras!

Ni más ni menos.