EL PRIMOR: UN ROMANCE QUE PUEDE TERMINAR EN VIOLACIÓN (I)

0
110

ELIO EDGARDO MILLÁN VALDEZ.

La Cámara de Diputados no alcanzó las dos terceras partes para elegir a la nueva Mesa Directiva. La votación de de ayer en la tarde quedó de la siguiente manera: 278 a favor, 64 abstenciones y 112 en contra, por lo tanto este calamitoso trámite se zanjará poco antes del 5 de septiembre como contempla la Ley. Ya podemos imaginar a López Obrador, a Mario Delgado y Monreal correteando a los diputados que no apoyaron su decisión para “convercerles” de que hay que hacerle la “chica” al PRI para que reine en la Cámara baja, sin mayúscula.

De los 278 diputados que Morena en la cámara de diputados, por lo menos 178 votaron a favor de que que el PRI encabezara mesa directiva en la cámara de referencia. Las abstenciones fueron también del partido de AMLO y asimismo fueron de ese partido los que votaron en contra del arreglo que hizo la “JUPOCO” para impulsar al PRI a la dirección de esa cámara, dejando a sus medios hermanos del PT mordiendo el polvo.

POR QUÉ LOS DIPUTADOS MORENOS ANDAN ARRASTRANDO LA COBIJA.

La dispersión del voto de Morena el día de ayer mostró a la luz pública un diferendo que va más allá de apoyar al PRI para dirija la cámara baja. En efecto, Morena y el PRI según mi parecer, a partir de filtraciones y análisis parciales de allá y acá, van a un acuerdo mayor: está en ciernes una alianza que favorece a ambos partidos. En el caso del PRI este concordato le evitaría su pulverización y su posible pérdida de registro, pues la acusación de Lozoya, además manejada inescrupulosamente por el poder, tanto en el aspecto judicial como en su manejo político, lo dejaría manos vacías.

A AMLO le favorecerá este acuerdo porque si él llegaría a las elecciones del 2021, según proyecciones de algunos analistas, sin el vestido que le arropa su popularidad el rey llegaría desnudo, pues la crisis sanitaria, la económica, la de seguridad, la institucional y la que usted quiera agregar, le abollarían su ya maltrecho proyecto de “transformación”, y más aún si logran, como ya se prefigura, unirse la diversidad de frentes que han sido humillados y ofendidos por el presidente. Pero junto a ello, el Secretario de Hacienda ya pronosticó que el año próximo será peor o igual que este año. La política de AMLO se está convirtiendo en un valle de lágrimas.

EL PROBELMA AHORA ES CÓMO RECULAR SIN PERDER LA ZALEA.

Pero este casorio tiene problemas que también pueden tener altos costos políticos. Al principio de este texto se señaló cómo votaron los diputados de Morena para que el PRI estuviera a la cabeza de la mesa directiva. Entre los diputados de Morena que votaron en contra y los que se abstuvieron son casi la mitad de los que votaron a favor del PRI. Tanto ha ido López el cántaro al agua en las mañaneras que los diputados que votaron “sesgado” traen un chip integrado integrado a sus genes que les dicta que el PRI es su enemigo principal y que por tanto la gloria de la 4T es destruir al PRI y todo lo creado por ese partido.

Desfacer este entuerto se complica más aún por el caso de Lozoya, pues los diputados inconformes además que creían haber encontrado la punta de la madeja para para condenar al PRI per secula Seculorum, ahora resulta que tendrían “soportar” un simulacro de justicia en el que Gertz Manero tendría que conformarse con encarcelar ciertos “chivos expiatorios” que lo les sirven al PRI y menos aún a Morena, pero este ardid -eh, aquí un gran problema- tendría que un gatazo más o menos creíble para que el graderío se quedará más o menos contento. Este gatazo pudiera que se consideraran que las pruebas de Lozoya no sirvieran para maldita la cosa y este ladrón fuera a dar a la cárcel.

En fin, mañana se abordará cómo podría conformarse el primer acuerdo que nos podría devolver al estadío en el que Luis Echeverría Álvarez y José López Portillo reinaban; claro, adaptando estos modelos a lo que han mal llamado nueva normalidad.