Pescadores Rezan para que el Presidente Recapacite en el Diésel Marino

0
73

*Ricardo Michel reza en la Puntilla

*Quirino no ha hecho nada por la pesca

Ricardo Michel Luna, de los veteranos Armadores, le rezó esta mañana a la Virgen de la Puntilla y le pidió que ilumine al Presidente de la República para que “recapacite” en el subsidio al dísel marino. Antes, en la entrevista señaló que el gobernador Quirino Ordaz Coppel ha ayudado de manera mínima a los pescadores, porque mil 300 pesos “no resuelve el problema”. Dijo que los gobernadores de Campeche y Oaxaca van ayudar a los pescadores con el combustible.

En lo que respecta al presidente López Obrador, Michel Luna, también regidor del PRI en Cabildo de Mazatlán, dijo que el recurso para el dísel siempre llegaba y si el Presidente de la República habla de corrupción o “huachicoleo” que se investigue y castigue, pero que la corrupción no sea pretexto para afectar a todos los pescadores del país.

El armador se quejó que “no nos dejan hablar con el Presidente; si hay corruptos en la pesca que los metan al bote”. En breve se levantará la veda camaronera del Pacífico Mexicano.

“Necesitamos que los gobernantes volteen a ver al sector de la pesca y así como el gobernador se pone la camiseta por los agricultores, también se ponga la camiseta de los pescadores, por qué no lo ha hecho…porque no quiere enfrentarse al Presidente de la República; ha hablado con el Presidente, pero a medias tintas”, enfatizó.

Michel Luna dijo que el gobernador Ordaz Coppel llevó a Leovigildo Carranaza, dueño de PINSA, a platica r con el Presidente de la República, pero “no llevó a un pescador; el Presidente no ha escuchado a los pescadores de cómo realmente están las cosas; el Presidente está mal asesorado”.

Pidió que se hagan estudios sobre el combustible y que se entregue el subsidio a quien lo necesite.

En la entrevista, reconoció que tal vez los pescadores hagan un primer viaje en la busca del camarón, pero no un segundo por los altos costos del combustible. En Mazatlán son poco más de 500 barcos de donde se benefician unas cuatro mil familias de manera directa y unas mil 500 mujeres, empacadoras, en forma indirecta.