#selinforma

Zona Mixta Rachas, rachas, rachas.

Mar, 02/20/2018 - 00:11 -- Admin

Por: Alberto Camacho Sarabia

Lo hemos dicho infinidad de veces a tal punto de que es inútil repetirlo, pero en este caso, debemos hacer este apunte para desarrollar la idea que traemos: el fútbol mexicano es tan benévolo, tan impredecible, que una racha de tres victorias al hilo te catapulta a la parte alta de la tabla general, y eso es algo que Dorados de Sinaloa ha podido constatar en esta última semana.

Fueron siete días con tres encuentros importantísimos para “El Gran Pez”, se jugaban nueve puntos en una fase del torneo donde se definía si Dorados se mantendría en la pelea o de plano era mejor dar por terminado el torneo y pensar en el futuro del Ascenso; y, contra todo pronóstico, sobre todo si tomamos en cuenta el desempeño general del equipo durante el Clausura 2018.

Nueve puntos de nueve posibles, que llevaron a Sinaloa del doceavo lugar, a ser el tercer mejor equipo del Ascenso MX, de haber tenido ocho puntos, Dorados ostenta 17 unidades, solamente uno por debajo de Mineros de Zacatecas, actual líder del circuito de plata del fútbol mexicano.

Se ganaron tres duelos importantes, sí, pero la tropa de Francisco Ramírez sigue apelando al ámbito 100% resultadista, donde abogan por conseguir el triunfo “como sea”, sacrificando las formas y el convencimiento de su afición con las actuaciones dentro de la cancha; goles sumamente accidentados, anotaciones que vienen por parte de los defensores, una alta dosis de fortuna, en fin, todo esto ha permitido cubrir un poco la realidad, donde la falta de orden táctico, idea futbolística y poco compromiso de algunos jugadores ha sido el pan de cada día para el entrenador y directiva.

El calendario sigue siendo benéfico para el equipo, este viernes se meterán en el Estadio Centenario, donde se medirán con los Murciélagos de Los Mochis, equipo que atraviesa una crisis muy lamentable, donde el propio dueño del equipo ha

declarado abiertamente que no tiene pensado en pagarle a sus jugadores un solo peso, situación que tiene muy molesta a los demás clubes del Ascenso, quienes han mostrado unidad y apoyo a los futbolistas del equipo mochiteco.

La situación en el circuito de plata ya está alcanzando niveles críticos, es un completo caos, y todo indica que Dorados necesita ganar este campeonato y conseguir su Ascenso a Primera División este torneo, ya se convirtió en tema de urgencia el salir cuanto antes de la segunda categoría del fútbol mexicano.

Pendientes.

=0=

 

Pasando a otros temas, particularmente hablando del béisbol, esta temporada muerta ha sido hasta cierto punto “floja”, en cuanto a movimiento de peloteros, salvo los saqueos a los dos equipos de Florida, donde Mantarrayas y Marlines prácticamente se quedaron sin jugadores, negociándolos con otros clubes y que auguran un 2018 muy malo para el béisbol de la península.

Entre los movimientos que más llamaron la atención, encontramos la partida del pelotero inicialista Eric Hosmer, a uno de los equipos más intrascendentes de la Gran Carpa, así es, el ex primera base de los Reales de Kansas City, vestirá la franela de los Padres de San Diego por ocho temporadas a cambio de 144 millones de dólares.

Quién diría que los frailes tendrían tanto poder adquisitivo para contratar al mejor inicialista de las Grandes Ligas, Hosmer reúne las herramientas de todo primera base de respeto: tiene flexibilidad, rango de fildeo, sabe dónde posicionarse de acuerdo a cada bateador, excelentes reflejos, y, además, es un excelente bateador zurdo, capaz de batear a banda contraria o hacer el swing de poder cuando se necesita.

Una adquisición interesante la que presentan los Padres, no sabemos si con Hosmer sea suficiente para competir en una División Oeste que se ha vuelto la más

fuerte de las Grandes Ligas, pero lo que sí podemos asegurar, es que San Diego atraerá a muchos aficionados al Petco Park la próxima campaña.

Varios jugadores siguen esperando acomodo, y quizás es una estrategia de los equipos en MLB, hacía bastante que tantos peloteros de élite no se convertían en agentes libres al mismo tiempo, por ende, es probable que los grandes compradores del mejor béisbol estén esperando a que se acerque la temporada, con el fin de bajar las pretensiones de estos jugadores, toda vez que sientan la necesidad de jugar por encima de las estratosféricas cantidades de dinero que solicitan.

Veremos.

=0=

 

Así nos despedimos por hoy, les deseamos una excelente semana.

Hasta la próxima.