#selinforma

Le Dicen “Gallina”, pero es Pescador

Lun, 01/23/2017 - 18:16 -- Admin

*No todos somos borrachos

*Más de 25 años en el mar

 

 

La vida del pescador es muy difícil; hay escasez de especies y algunos empresarios, como Leovigildo Carranza, acaparan la pesca con sus grandes barcos y tecnología; también hay mucha competencia de gente que llega del sur, dice Héctor Tiznado Bastidas, alias el “Gallina”.

Sin pelos en la lengua afirma que de niño le dicen “Gallina”, porque hablaba mucho y era escandaloso “como gallina clueca”. Dice que hay mucho desorden en la pesca y que en estos meses muchos pescadores sobreviven de los apoyos del gobierno: gasolinas, motores, Propesca y artes de pesca.

Afirma que una salida al mar en busca de escamas cuesta entre 3,500 a 4,500 pesos y que a veces “no salen las cuentas, por lo que tenemos que quedarnos en tierra y hacer otras chambas o realizar paseos con turistas en las islas”.

Dice que hay “barcos-fábrica, como los del dueño de Pinsa, que se acaban la fauna marina, sobre todo de sardina y no dejan que el pescado se acerque a las costas, como el tiburón que nada más llega hasta las barras y acá, nada”.

Sobre los chismes de que los pescadores son buenos bebedores, dijo que “es como todo: hay muchos que son muy mujeriegos o drogadictos, pero también los hay muy ahorrativos, responsables y sensibles con su familia”.

Sobre su vida y buenas oportunidades de pescador, dijo que hace años tuvo unos 15 días de sacar hasta una tonelada diaria del pez dorado y el peor día fue cuando lo multó la Conapesca hasta con 60 mil pesos por traer dorado, que es equivalente a que si atraparan a un barco atunero lleno de producto. Dice que por suerte, el Poder Judicial de la Federación lo apoyó y le retiraron la multa.

LE DICEN “GALLINA”, PERO ES PESCADOR