Juan Martínez, Bombero, sus “Heridas de Guerra”

*Es comandante de los heroicos

*A punto de la muerte

Juan Martínez, es comandante de los Bomberos de Insurgentes, y por su actuaciones de valentía ha temido percances y accidentes que le han marcado su cuerpo, pero no su alma, voluntad y deseo de servir a la comunidad.

Arriba de los 50 años de edad, Juan dice que si volviera a nacer sería bombero de nuevo y de sus embates al fuego, en sus “heridas de guerra”, tiene las manos quemadas, parte del cuerpo y su cara.

Dice que después de una acumulación de gas en la colonia Independencia, como oficial de la Estación Central acudió al siniestro, pero que a la llegada una chispa detonó una explosión y las llamas lo abrazaron casi de manera trágica, pues estuvo una semana en “coma inducido” por la gravedad de las heridas. Apuntó que tardó más de año y medio en rehabilitarse.

Comento que otros dos bomberos también salieron lastimados. Dijo que siniestro fue en el 2019; a varios años de la tragedia, hoy dice que tiene mucho más cuidados y que no ha bajado su ritmo de apoyo y ayuda a la sociedad civil.

Juan Martínez afirmó que esa fue su experiencia más amarga, pero que ha tenido muchas muy bonitas cuando se ayuda a la gente y está te da las gracias con una sonrisa.

“Creo que después de aquella explosión le debo la vida a Dios, aunque claro los médicos hicieron su parte”, concluye con humildad y una sonrisa abierta el comandante Martínez.