EN LA GRILLA

*Se deshace la firmeza frente a Uber

*Osorio Chong sigue haciendo la lucha

*No se apaga la inseguridad en Mazatlán

FRANCISCO CHIQUETE

SERVICIO SOCIAL: Alguien que le avise al gobernador Mario López Valdez que esta mañana se lleva a cabo un encuentro entre Uber, los taxistas y la autoridad. Será en las oficinas de la secretaría general de gobierno y seguramente con la conducción del titular de la dependencia, Gerardo Octavio Vargas Landeros.

Si considero necesario que alguien le avise al gobernador, es porque de acuerdo con la versión de Uber, ha habido varios encuentros entre ellos y Vargas Landeros, para ver lo concerniente a sus proyectos para operar el servicio de transporte de pasajeros en las principales ciudades del estado.

Sin embargo, el gobernador López Valdez sostuvo públicamente que él no sabía nada del asunto, es decir, cuando lo supimos todos los ciudadanos comunes y corrientes, que a través de los medios de comunicación conocimos el proyecto y hasta las muy inmediatas fechas de operación de la empresa.

A Malova le ha ido muy mal con este tema. Primero hizo ver que en su gobierno ocurren cosas importantes sin que él se entere. Después asume una actitud de firmeza, riñonuda, en la que advierte que no va a permitir la aplicación del servicio Uber en la entidad, y sólo obtiene un reto desacomedido de los representantes, quienes dicen que sí van a operar. Más aún: hay una versión en la que los representantes en el Distrito Federal advierten que como en la política, operarán a partir de octubre, con el gobernador, a pesar del gobernador, e incluso contra el gobernador.

Por supuesto, ya no existe la firmeza que llevó a Malova a decir que se pondría del lado de los concesionarios sinaloenses del transporte. Hoy lo que se menciona es que se actuará conforme a lo que diga la ley, lo que también es difícil, porque la ley establece muy claros requisitos para prestar el servicio de transporte público, y la estructura de Uber está hecha precisamente para evadir la ley, no sólo de Sinaloa, sino de todos los países donde opera, además que las condiciones sociales no son muy propicias como para que se dé una persecución policíaca contra los vehículos que le entren a esa tarea. El desprestigio del gobierno y el de los transportistas tradicionales, haría que la gente se echara encima

Por lo pronto hay una reunión y es muy previsible que la posición del secretario general de gobierno sea la de un neutro “pónganse de acuerdo” como si las disposiciones legales pudiesen ser onbjeto de negociaciones de algún tipo. Los particulares deben cumplirlas y los funcionarios deben hacerlas cumplir.

Por lo pronto el gobierno sinaloense tendrá que revisar el tema, pues los taxistas verdes de Mazatlán tienen ya una aplicación tipo Uber; los rojos están esperando que les llegue la suya y en Culiacán anuncia su arranque de operaciones una más, llamada Priver, lo que quiere decir que esa modalidad del servicio de taxis se queda y se generaliza. Por cierto ¿ñe informarían ya al gobernador del asunto Priver?

A propósito de Uber: uno de los formatos más populares de memes es el de “como yo lo veo” y “como es en realidad”. En el imaginario colectivo, Uber significa carros nuevos y lujosos, tarifas por debajo del suelo y una derrama económica más justa, que burla a los caciques y monopólicos taxistas tradicionales.

La verdad es que los carros son buenos, pero no necesariamente nuevos, ni mucho menos lujosos. Se trata de vehículos en muy buen estado, recientes, equipados con aire y con música (al gusto del chofer, por supuesto), pero no lo que piensa la gente. Las tarifas son más bajas de lo que cobran los taxistas, sobre todo en trayectos como viajes a los aeropuertos, donde ahora los locales se ponen las botas. Los que trabajan para ellos terminan desertando porque sólo

Uber tiene garantizada la sobrevivencia económica. Ellos ganan su porcentaje sin invertir en vehículos.

Por otra parte, ofrecen con generosidad ayudar a que se impulse el turismo porque ellos traen acá la misma aplicación que funciona en Nueva York, en París y en todas las grandes ciudades del mundo. ¿Cree usted que un día los parisinos despierten pensando “Ya hay Uber en Mazatlán, ya podemos ir para allá”? ¿O los neoyorkinos, o los tumbuktuenses?

INAUGURACIÓN Y

POSICIONAMIENTO

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, inauguró la sala de juicios orales correspondiente a la zona centro, con lo que se completa el proyecto para el estado de Sinaloa. Por supuesto, en las intervenciones se ponderaron los avances que los oradores encuentran en materia de seguridad tanto en Sinaloa como a nivel nacional.

Pero eso no fue sino un mero asunto protocolario.

Osorio Chong se reunió después con jóvenes, a quienes dejó una serie de consejos y excitativas para que participen directamente en la actividad política. Los maledicentes piensan que el secretario está buscando hacer crecer su posicionamiento rumbo a la definición de las ccandidaturas presidenciales del 2018, y seguramente tienen razón. Entre eso y algunos otros encuentros privados, debe haber buscado dejar una impresión que le ayude a mejorar las calificciones que ahora le dan las encuestas, en las que se encuentra a la cabeza de los aspirantes internos, pero con mucho qué hacer frente a los posibles competidores externos.

LOS QUE NO DUERMEN

Por lo pronto en Mazatlán se siguen sucediendo los hechos de alto impacto. Por la mañana se encontró el cadáver de una persona que había sido levantada el domingo en un negocio del Infonavit Alarcón (antes del levantado fantasma al que salvaron los municipales ese mismo día); por la tarde hubo una persona asesinada en el Infonavit Playas y se habló de un enésimo levantado. Más lo que se acumulase en el transcurso de la noche, porque ya estamos de nuevo en esa situación de incertidumbre y pesimismo. Tanto, que ya el alcalde Carlos Felton no quiere ni tocar el tema. Como que ya se le acabaron las justificaciones, explicaciones, argumentos para minimizar, como había hecho durante meses.

AHORA SÍ INVESTIGAN AL

GOBERNADOR DE VERACRUZ

Los veracruzanos entraron en un mundo de especulaciones ayer, cuando se confirmó oficialmente que la Procuraduría General de la República atrajo una investigación contra el gobernador Javier Duarte, por peculado y enriquecimiento ilegal.

Por la mañana elñ gobierno veracruzano dijo que efectivamente había una investigación por parte del gobierno federal, pero que era contra el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, contra quien también hay acusaciones similares. Al final quedó claro que el investigado es Javier Duarte, el todavía gobernador, y que su secretario general de gobierno pasó de testigo a indiciado.

Lo mzaravilloso de este asunto es que ninguno de olos dos delitos es considerado grave, de modo que todos los involucrados podrán tranquilamente enfrentar los procesos en libertad, y si sus abogados son muy habilidosos, hasta evitar la cárcel definitivamente, aun siendo declarados culpables.Como dice Margue Bermejo: Ay país, país, país.